Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

88. JUGANDO AL ESCONDITE

Java, mi hermana pequeña, la única que tengo, se asusta cuando me ve aparecer con la máscara. Entonces, mi madre me la quita y la esconde, pero suelo localizarla rápido; conozco bien el laberinto, incluso a oscuras puedo recuperarla. Tiene un pequeño orificio y ya no sirve para nada, sin embargo es mi trofeo. Cubría la cara del hombre con casco que se abalanzó sobre Noa, mi hermana mayor, la que ya no tengo. Eso ocurrió hace un año, el mismo día, que al darme cuenta de que las niñas se habían quedado rezagadas, sin temor a los gases ,salí del refugio y apreté el gatillo de un fusil, mientras seguían sonando las sirenas.

17 Respuestas

  1. Un relato grande en tan pequeño tiempo. Parece algo inocente al principio, pero vas leyendo y es como una bola de nieve que se hace grande. Y al final es toda una historia negra.
    Me ha gustado mucho, felicidades.

  2. Paloma Casado

    Qué historia tan dura contada desde la inocencia. Al principio pensé en una máscara como las que estamos usando este mes, pero luego he visto de qué máscara hablabas y me ha gustado la diferencia.

  3. Rafa Heredero

    Mira que hay máscaras, pero nunca se me habría ocurrido utilizar una como esta. No me extraña que le diera miedo a su hermana, con lo feas que son. Está bien narrada la historia. Nos cuentas un fragmento de un drama familiar, pero por debajo intuyo ese fin de la inocencia que provoca el desastre de cualquier guerra.

  4. Salvador Esteve

    Begoña, la oscuridad y el laberinto hacen pensar que la contienda aún no ha terminado, y hay acciones que marcan tu vida para bien o para mal. Me ha gustado mucho. Abrazos.

  5. Begoña Heredia

    Chicos y chicas , gracias por comentar. Ni yo misma lo hubiera explicado también , me alegra que por una vez mi relato se haya entendido, que el no ser comprensible no suele se culpa del lector, si no del que escribe sabiendo lo que quiere contar pero no lo transmite bien, efectivamente hay un poco de todo lo que apuntáis, un final de la inocencia aunque resistiéndose a ello, una contienda que no ha acabado y un alejarse de las mascaras propias de un carnaval. Abrazos a todos, ya desde Valladolid.

  6. María Elena Sánchez Álvarez

    Begoña, lo que parece un inocente juego nos lleva a una contienda.
    En realidad las guerras en sí mismas son pura máscara, detrás de ellas se esconden objetivos que luego la historia se encargará de contarnos con apreciaciones distintas según el punto de vista.
    Me ha gustado mucho.
    Abrazos

  7. Amélie

    Distinto relato a los que nos tenías acostumbrados, habla de niñas pero en un contexto mucha más duro y terrible.
    No dejes de lado tu visión tierna de las cosas.
    Un beso, Begoña.

  8. Un relato muy duro, pero por desgracia sucede en este mundo cruel. El relato me parece muy original y está muy bien descrito. Un abrazo, Sotirios.(Mi relato “Memorias de un asesino en serie” fue seleccionado para publicar en un libro que se llama, SABOREA LA LOCURA, si te interesa lo puedes leer en mi blog sotiriosmoutsanas.blogspot.com)

  9. Mel

    Vaya cuantas cosas cuentas en tan poco espacio.Siempre me gusta cuando se construye un escenario simplemente dando detalles que lo enmarcan. Y el lenguaje infantil en el que está narrado, quizás la palabra niñas y rezagadas me choque un poquito en este sentido. Me gusta como cuenta que mató al soldado,si como de pasada, jugando…

Dejar una respuesta