Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUL117. LA VIDA, de Òscar Pareja Bañón

Preferiría no hacerlo pero tampoco tengo otra opción. De hecho me obligan para que ella, mi bebé, tenga una oportunidad en la vida. La que no supe aprovechar y perdieron sus hermanos. Mi cuerpo está sangrando de dolor y mi cabeza vive en la niebla provocada por la epidural. He escuchado su llanto alejarse y convertirse en un simple papel y en una nueva voz que me nombraba y me indicaba dónde firmar.
Y preferiría no hacerlo pero no hay más salida. La vida es jodida cuando tu opción es joderla. Esa es la única que conozco. Ahora me arrepiento, me doy cuenta del dolor de un hijo, pero enseguida me conformaré y cuando se curen mis puntos, ya estaré viviendo lo de siempre, la calle, los bares, las plazas y rondar de un brazo a otro sin saber dónde estará el braguetazo que me salve de mi mierda vida. Y me quejaré de los servicios sociales que me obligan a cosas que preferiría no hacer y de sus putos planes de mejora. No cambiaré nada, preferiría no hacerlo, ya que estoy cómoda así.
Escucho llorar a alguien. Preferiría no darme cuenta que son mis lágrimas las que escucho.

7 Respuestas

  1. Gracias Ana U!!! por tus palabras y tu reflexión. Comparto totalmente tu reflexión y es que cuando las personas (sean mujeres, hombres o hijos) atraviesan la fina línea que separa al sujeto del objeto, la vida y su sentido ya no es el mismo, y sólo dependerá de los bienes que poseas para ser respetado o repudiado.
    Gracias por pasarte por este relato, por permitirte la reflexión y por tus opiniones que siempre son bien acogidas.
    Un abrazo,
    òscar

  2. Ana, chica, no te molestes si te digo que de vez en cuando hay que girar el ángulo de percepción. Yo de psicología sé lo justo para defenderme, no lo cojas por ahí, pero a la vida hay que tomarla por los cuernos y salpimentarla. Y relax y reirse. Esto último lo verifico.
    Un abrazo.

  3. Óscar, triste, como la vida. Yo prefiero que ella, dé su hijo en adopción antes que abortar (tengo dos hijas adoptadas), pero entiendo que hay veces que las soluciones son fáciles, sólo desde la visión de una vida acomodada y resuelta.
    Cada día más, entiendo todas las posturas por muy duras que sean.
    Un abrazo

  4. Lo siento, Ana. No esperaba que este relato te provocara tanto daño. Lo siento y lo sentiré mil veces más. Seguramente esta mal escrito. En el original, hay una pregunta que se plantea la protagonista diciendo que si ella es la culpable de todo. La retiré. La idea es y sigue siendo mostrar una situación límite y enlazarla con el tema del mes. Puedo llegar a comprender la interpretación de frivolidad de la protagonista, pero créeme cuando te digo que he escuchado situaciones peores a la que he intentando describir con el relato. Situaciones donde el sujeto desaparecía por completo a voluntad y se convertía en un simple objeto (y ya no hablo sólo de prostitución)que no le preocupaba nada su salud ni la de sus otros hijos que le recriminaban (con 10 años) lo que estaba haciendo pariendo un nuevo hijo, sabiendo que no le podía dar ningún futuro.
    Lo siento de verdad y me sabe mal no poder escribirte este correo directamente a tí, para decirte lo que te acabo de escribir y el bien que me hacen tus palabras cuando las leo.
    Un abrazo, Ana.
    Òscar

Dejar una respuesta