Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUL32.LADY BARTLEBY, de Paloma Casado Marco

Comenzó a caminar tarde, tanto, que ya sabía hablar casi correctamente. El mundo más allá de lo que alcanzaban sus manitas era grande y ajeno. De nada servía que sus padres le abrieran los brazos animándola: “¡Ven! ¡Anda!”. Sus piernas negligentes se negaban: “Preferiría no hacerlo”.
Fue una niña ensimismada y, de joven, un muchacho se empeñó en prenderle algún rescoldo de su pasión entre visitas y paseos. Cuando le propuso convertirla en su esposa, sus labios indolentes contestaron: “Preferiría no hacerlo”.
Quiso ser escritora para entintar las historias que bullían en su cabeza, y comenzó a frecuentar una cafetería decadente ataviada con ropas bohemias y una boina ladeada, armada de pluma y cuaderno. Allí sentada frente a un té eterno, su mano ociosa fue incapaz de escribir una sola línea: “Preferiría no hacerlo”.
Ahora la muerte, emboscada entre achaques y flaquezas, ha comenzado a abrir sus brazos y llamarla: “¡Ven! ¡Anda!” pero su cuerpo, que aún recibe gozoso los rayos del sol de la tarde, “preferiría no hacerlo”.

http://doslatidos.wordpress.com/

17 Respuestas

  1. Bueno de todo lo que prefirió no hacer, lo último es lo mejor, yo tengo también que planchar, pero sin ninguna duda, preferiría no hacerlo.
    Saludos.
    Asunción.

  2. Qué desperdicio de vida, hay que tomar decisiones y actuar aunque luego nos equivoquemos. Muy bien reflejadas la apatía y la desgana, aunque al final sí que quiere aferrarse a la vida que no ha sabido o querido vivir. Un abrazo.

  3. Tal vez tu Lady tenía que haber sido árbol, algún vegetal vamos; no hablar, no andar, dejarse acariciar por los rayos del sol y respirar aire puro.
    Un abrazo, Paloma.

  4. Hola, Paloma.

    Me encanta esta Lady, sobretodo por su arrojo al enfrentarse a la muerte. Me la imagino resitiéndose a marchar del mundanal ruido.
    Un beso y muchísima suerte.

    Besos

  5. Lástima dejar pasar las oportunidades que nos brinda la vida, sin reparar en ellas y más por culpa de la indecisión.
    El instinto de supervivencia, creo que prevalece en la mayoría de las personas. Así es que, nunca es tarde si la dicha es buena.
    Me gustó, lo cuentas muy bien.
    Un saludo y mucha suerte.
    Elena

  6. Lástima dejar pasar las oportunidades que nos brinda la vida, sin reparar en ellas y más por culpa de la indecisión.
    El instinto de supervivencia, creo que prevalece en la mayoría de las personas. Así es que, nunca es tarde si la dicha es buena.
    Me gustó, lo cuentas muy bien.
    Un saludo y mucha suerte.
    Elena

  7. Un retrato muy curioso el tuyo, Paloma C., porque en definitiva todavía sigo sin saber a qué carta quedarme: ¿es tu lady Bartleby un ser indolente, o por el contrario es una rebelde tan radical que niega incluso la misma muerte? No sé, no sé. Me dejas cavilando…
    Enhorabuena, y mucha suerte.

    1. Solo pretendí crear una versión femenina del personaje Bartleby: indolente, melancólica y ajena al mundo. Eso también entraña un comportamiento radicalmente inconformista. Pero ella finalmente, se agarra a la vida mientras sea amable, porque sabe que es lo único que tiene.

  8. Más que indecisión, en este relato yo veo rebeldía, es un personaje que esta consciente de lo que quiere y puede hacer, y simplemente opta por la opción de no hacerlo e incluso reta la imposición de la muerte. Me gusta, ¡suerte!

    Saludos.

Dejar una respuesta