Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUL71. ENTREGA, de Gloria Arcos Lado

No le importó que yo le dijera una y otra vez: ”preferiría no hacerlo”.
Él continuó impertérrito a lo suyo, empezó sobándome el pecho, intentando arrancarme la blusa, y terminó por echarse encima, buscando con su ávida boca mis labios, que le rehuían como si de la peste se tratara.
Cómo yo seguía resistiéndome a ser dócil, como él pretendía, acabó por amenazarme, con lo que yo más quería: “si tú no haces lo que yo quiero, lo haré con tu hermanita de 13 años, que también está de buen ver”.
Aquello bastó para desarmar toda mi posible resistencia.
El solo hecho de pensar que pudiera él, o cualquiera de los miembros de su banda de mafiosos, tocar un solo pelo de mi dulce Amanda, me transformaron en una muñeca entregada, pero sin alma.
Esperaba que con ese sacrificio se olvidaran de ella, y pudiera hacer lo que le había dicho en un momento de descuido, alejarse todo lo que le permitieran sus delgadas piernas, para que se olvidara de mí para siempre.
Con una esclava sexual en la familia, ya era suficiente…

16 Respuestas

  1. El martirio, Gloria, como dices, vive en nosotros como la solución a todo, y esa esclava parece vivir de su suplicio, como si con eso salvara de veras a la menor. Rebelarse, aunque se pierda, es mejor opción y una lección para Amanda.
    Un beso
    Juan M

  2. El maltrato o la maldad en general es la protagonista de muchos de los relatos que estoy leyendo, sin duda el mundo está muy mal, y por ello los reflejamos.
    Duro relato.
    Un abrazo. Asunción B.

  3. Gracias Violeta. Ya sabes cómo es escribir empiezas las primeras líneas y es el relato el que te va llevando algunas veces por derroteros que no habías imaginado. Gracias por leerme y comentar. Buen verano. Gloria

  4. Tremenda historia, Gloria, que pone de manifiesto la violencia masculina en algunos casos. Lo más dulce ha sido comprobar esa protección que le dispensa la hermana mayor a la menor, realmente enternecedora y comprensible.
    Lo has contado muy bien.
    Un abrazo.

    1. Me alegro que te haya gustado. Es terrible el tema, pero estoy segura de que ha ocurrido en más de una ocasión. El amor fraterno es tan fuerte que ante el miedo a que sufran los hermanos menores, cualquier hermana/o mayor es capaz de sacrificarse.Gracias por leerme.Gloria

Dejar una respuesta