Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUN161. EL HOMBRE DE ESPEJO, de Luz Leira Rivas

El Hombre de Espejo imita a la perfección los gestos de los demás hombres: amanece gruñéndole al despertador, sobrelleva el atasco tamborileando con los dedos, mira inquieto al reloj cuando se aproxima la hora del almuerzo. Puede emular con milimétrica precisión cualquier tipo de movimiento estandarizado, como saludar a la suegra con una sonrisa forzada, levantar los brazos ante el gol de su equipo o hacer el amor con su mujer los días previos a un festivo.

Todo lo copia el Hombre de Espejo. Es tan lograda su mímesis, que suspira al pensar en una playa desierta donde bañarse desnudo. Que se le humedece la mirada recordando aquella casita que se añeja en el pueblo. Que frunce los labios cuando sueña con sacudirle el polvo de monotonía al corazón y regalarle a Natalia ese beso de amor renovado que los consuele del descenso al sepulcro. Tan perfecta su simetría, que algunas noches se desvela, como los demás hombres, cuestionándose por qué malgasta su propia existencia repitiendo la vida de otros. Tan absoluta y consolidada su tendencia a la refracción, que el Hombre de Espejo está leyendo estas líneas y no se ha visto a sí mismo reflejado en el cuento.

suponqueesunacalandria.blogspot.com.es

41 Respuestas

    1. Gracias Juana. Pues debe ser una raza bastante corriente, de hecho yo misma me miro y me encuentro un poco reflectante…
      Creo que JAMS no ha copiado bien el título o a mí se me ha colado una L al escribirlo, no sé. Es “El Hombre de Espejo”, no “del Espejo”. JAMS a ver si me lo puedes corregir, si no te escribo luego!. Abrazos.

  1. Todo un alegato filosófico que invita a la reflexión. Cuántas cosas hacemos día a día sin pensar ni saber el porqué ¿verdad? A veces sólo somos gotas de una marea y repetimos las mismas inercias. Muy logrado y muy original, Luz. Me gusta mucho ver que los escritos también tienen conciencia. Enhorabuena.

    1. Es una sensación con la que lucho a diario, esta de hacer cosas repetidas tan solo porque los demás las hacen. Ojalá todos fuéramos mas libres. Gracias, Rosa, un abrazo grande.

  2. Tremendo poso tiene este relato. Me encantó sobre todo la parte en la que hablas de sus desvelos. Esa eterna cuestión de optar o no por la libertad, ese miedo a ser uno mismo que es el sino de la Humanidad. Un saludo y suerte.

    1. Gracias Miriam. Supongo que esa es una de las grandes elecciones a las que tenemos que enfrentarnos a diario. No es fácil, pero al fin y al cabo está en nuestras manos. Gracias por leerlo, un abrazo grande.

    1. Todos tenemos miedo a hacernos demasiado presentes, creo. Al final vamos repitiendo gestos estereotipados y en el camino perdemos un poco la vida. Hay que perder miedo evidenciarse. Elegir el propio camino. En fin qué fácil decirlo pero la inercia nos puede. Un besazo, gracias, Susana.

  3. Si no se ve reflejado te mando una vacuna como el de mi relato :D, un relato muy intenso, un personaje vacío, sin personalidad que copia a los demás, me ha gustado, lo lees y te hace dudar en si eres tú ese hombre espejo, suerte peque, muchos besitos.

    1. Pero si dudas, ruequita, entonces te planteas, y entonces no eres tan reflectante como te crees en ese momento en que dudas. Como Shakespeare, dudo luego existo : ). Creo que por personas como tú no somos todos pertenecientes a esa raza. Aunque a veces nos parezcamos, no, no es lo mismo, no puede ser lo mismo. Al menos déjame creer que no es lo mismo, que hay una arista, aunque sea un relato, por donde podemos colarnos.

      Un besazo. Dos. Preciosa.

  4. Para ti que seas capaz de dar patadas y plantarte a lo que se puede esperar de ti. Revuélvete. Bueno, para ti y para mí. Revolvámonos. Vamos a hacer lo que nos pida el corazón y el cuerpo, al menos una vez al día. Es un propósito.
    Besazos, guapa!

  5. A veces actuamos de manera mecánica sin pararnos a pensar si lo estamos haciendo bien. El relato me resulta muy chocante porque te diriges al lector directamente y eso le da todavía más fuerza. Para pensar y no quedarnos sólo en la impecable narración.

    Mucha suerte! Besos

    1. Gracias, Beita! Sí, puede que sea una mezcla de mecanicismo, miedo y vagancia. En realidad somos muy absurdos los humanos, jamás nos acostumbramos a la idea de que solo tenemos una vida.
      Un abrazo enorme!

  6. Me parece un pedazo de propuesta, en mi pódium de este mes, aunque siento que no te sirva demasiado, jeje. Me gusta porque tiene dos cosas a valorar: la primera contar una historia ‘sin contarla’, y la segunda que logres pincharnos dentro con esos que se llama universales, porque tiempo y lugar geográfico no importan para eso que cuentas, y que no cuentas pero podría ser parecido. Para la sensación que nos dejas. Felicidades.

    1. Pues la verdad sí que me vale, y de mucho. Da gusto cuando lo que haces le llegó a alguien, me alegro de haberte arañado. Muchas gracias por tu precioso comentario, un abrazo grande, Miguel.

  7. Me parece un relato extraordinario, Luz. Es un sablazo para el lector, pero que entra despacio, tan suavemente que cuando te quieres dar cuenta ya estás sangrando.

    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    1. Si tú me dices que te gusta, a mí ya me gusta el doble. Estaba en mi pretensión esa sensación que describes y la de obligar al final a la relectura desde otra óptica, así que tus palabras me han dejado muy contenta. Un abrazo, Sara, muchísimas gracias.

  8. Hola Luz! Me gustó muchísimo tu relato del mes pasado, en mi opinión merecía estar al menos entre los finalistas, con este relato vuelves a sorprender con la originalidad del enfoque y le añades tu inteligencia captando la forma en la que pasamos los días los humanos, cómo llenamos nuestra vida de gestos repetidos y de conformismo. Mucha suerte, para mí es de lo mejor del mes. Un beso. Mercedes Jiménez.

  9. Muchas gracias por tu apoyo, Mercedes, te lo agradezco de corazón. Y por acordarte de mi relato de la rana, tristemente olvidado en los entresuelos de este concurso. Si te gusta también el de este mes, pues ya son muchos los ánimos que me das y lo vuelvo a intentar el que viene, y el otro.
    Un abrazo enorme, tus palabras me han puesto muy contenta.

    1. Gracias, Sotirios. Tú sí resultas sorprendente, ayer mismo leí un comentario tuyo y acudí a la wiki para conocer tu carrera deportiva. Me tienes admirada, que lo sepas, con todas esas cosas que haces y escribes y has vivido… ¡qué personalidad! Aprecio mucho tus palabras porque si hay alguien en el mundo que pueda no sentirse identificado con mi relato, ese eres tú, que de imitativo no tienes nada. Das la impresión de ser completamente único, enhorabuena a ti, por eso, que es el premio más grande que puedes tener en una vida.
      Abrazos!

  10. Hola Alba, has escrito un micro original y ocurrente, ingredientes imprescindibles para que llegue a un buen puesto a la final. El título, de entrada, ya sorprende.
    Te deseo suerte.
    Un saludo
    Rosy

    1. Gracias, Rosy. Pues ojalá, aunque en mi ánimo siempre pesa más el hecho de hacer algo que sea mejor que lo anterior, dentro de mis límites, claro. Mejorar. Antes cada vez que terminaba un relato, pensaba: vaya, ya nunca más se me ocurrirá una buena idea para escribir otro relato, y me frustraba mucho. Ahora, cuando le pongo el punto final, pienso: No pasa nada aunque no esté perfecto, si no llegué a decir más, seguro que el próximo lo hago mejor. Con esa esperanza, si no llega hoy llegará mañana y si no mañana, el año que viene o más adelante. Quiero hacer cosas lindas, ese es mi principal motor interno. Gracias por recorrer un trocito del camino conmigo. Un abrazo.

  11. Alba, tu relato me lleva a al apelícula Zelig de Woody Allen, un hombre que se mimetizaba con quien tenía al lado, aunque no es exactamente lo mismo,
    Hay dos expresiones que me encantan en tu relato: el descenso al sepulcro y la casita que se añeja en el pueblo.
    Bicos.

    1. No he visto esa… : (. Ey, estás detallista, muchas gracias. Me quedé contenta con la casita que se añeja, sí, y también con lo de “sacudirle el polvo de monotonía al corazón”. Son como mimitos de palabras que me gusta colar de vez en cuando, si es que me da el intelecto. En la contra, alguna palabrita quedó sin ser escrita que ahora grita: ¿por qué no me has escrito si yo estaba estupenda ahí? Como le dije a Rosy: en el próximo, en el próximo estaréis todas las justas y necesarias y ni una sola palabrita más. En el próximo.
      Besazos, Bluesiño, gracias por pasarte!

  12. Un relato para enmarcar, en el que muchos, se libran Sotirios y alguno más, no podemos eludir vernos reflejados. Sé que tu anhelo es mejorar en cada relato, pero te lo estás poniendo muy difícil.
    Un beso.

    1. Gracias, Juanchiño. Tengo una idea linda para este mes, pero dudo de mi capacidad para llevarla a buen puerto en 200. A ver si la voy madurando.
      Un abrazo grande!

    1. Me puse Alba de nick al empezar a escribir por internet (es el nombre de mi hermana, a la que adoro, por hacerle yo homenaje) y luego vi que era un rollo ponerte otro nombre y quise poner el mío, pero claro, como hay gente que me conoce de aquella época no quiero perderlos por confundirlos. Así que ahora convivo con los dos y a veces vuelve a ser otro lío. Quiero creer que es una época de transición : ).
      Bicos pra ti, unha aperta moi forte e graciñas por estar sempre, con mencións ou sen elas.

    1. Lo sé lo sé y me gusta mucho el tuyo. Viste? Me siento con estos últimos comentarios como cuando le dan un goya a una peli y la reponen en los cines y la gente vuelve a verla. Abrazos y gracias!!!

Dejar una respuesta