Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUN37. ENEMIGO, de Javier Sánchez Campos

Torso al aire. Posición defensiva. No hay titubeos. Ambos púgiles se miran con desprecio. Empieza el combate. A los pocos segundos, un gancho no consigue alcanzar el mentón del rival, pero el siguiente golpe, tirado con rabia, alcanza la zona renal. La realidad se tambalea. Retrocede y se frota la mano. Sacude la cabeza y frota sus ojos. El impacto ha sido duro, pero se recompone rápido. Debe afinar los golpes. Hace una finta pero no contraataca. El rival es más ágil de lo que suponía. Siempre mirando los puños del adversario, siempre pensando rápido, ignora la mejor forma de lanzar un ataque certero. Había infravalorado a su contrincante, que parecía esperar el momento exacto para dejarlo KO. Entonces observa una zona desprotegida. El rival no defiende sus pómulos y, al compartir altura, decide lanzar un directo. Si ataca rápido y esconde sus intenciones, lograría vencer. Debía ser efectivo como un cirujano. En caso de alargarse el combate, perdería: el púgil que tenía enfrente no era, como supuso, tan vulnerable. Saturado de odio, ataca. El golpe alcanza el objetivo y su mano comienza a sangrar. Cansado, sonríe. Cree haberlo machacado. Trozos de espejo se amontonan por el suelo.

laideaquetorciolaesquina.blogspot.com

10 Respuestas

  1. Hola Javier, un buen asalto para primera hora de la mañana para el Espejo.
    Me ha gustado, rápido, incisivo, esperado pero no por ello desvelado…
    Suerte y que tu boxer vaya ganando por KOs o puntos.
    Te sigo en tu blog e invitado quedas al mío si te pica la curiosidad.
    Saludos

  2. Hola Javier, siempre un placer leerte.
    Me gusta el título que has elegido, contundente, más que rival, púgil etc … y que refleja perfectamente esa lucha interior. La escena está muy cuidada y nos metes muy bien en los pensamientos del protagonista. Es un texto muy bueno la única pega que le pongo es que como ya sabemos todos el tema del mes, es muy fácil saber desde el principio que lucha contra su propia imagen del espejo, si no fuese por eso, llegarías al final y zas ¡sorpresa! Al lector.
    Empiezo a leer con “enemigo” y me despido de ti con un “saludos, amigo”

    1. La eterne Mel, gracias! Y enhorabuena por lo que ha puesto JAMS de la biblioteca de Madrid.
      Tienes razón con la pega, pero claro, qué hacer… la verdad es que es un de los textos que más he trabajado. Y el título del mérito es compartido… jeje
      Un abrazo.

    2. Oh Javier perdona, no quise decir que estuviese poco trabajado ni que fuese previsible, es evidente que es un relato muy bueno y que si no fuese porque ya de antemano sabía que el tema de fondo es espejo me sorprenderia del todo. O sacas el espejo al principio del micro o si lo dejas para el final es más difícil de descolocar al lector, el mío también se ha ido al final me apetecía lo complicado…
      Lo de Madrid, je je lo que más me ha gustado es que fuese Jams de incógnito y sorpresa y leyese mi cuento y me haya traido el diploma, editor, lector jua jua. Espero poder felicitarte este fin de semana no?

    3. Mel! Tranquila, lo entendí de sobra, jeje. Está claro lo de la previsibilidad… pero eso es una de las características de este concurso.
      La lectura de Jams, todo un honor, claro que sí.
      PD: El relato que mandé no estaba muy trabajado, así que no hará falta que me felicites (al menos por ese… jajaja).
      Saludos!

  3. Yo no pensé en eso que dices Mel, o sea me engañó bien. Solamente un pero y es que empieza hablando de ambos y luego se centra en un solo púgil.Lo correcto hubiera sido empezar con uno, el protagonista. De todas maneras me ha gustado el ritmo, las acciones y para mí si hubo sorpresa y buen final.
    Suerte.

    1. Hola, Antonia! Me satisface haberte engañado, jejeje.
      Respecto a tu apreciación, te diré que el “pero”, es totalmente a consciencia. Lo hago adrede porque hablar de dos es hablar de uno y viceversa. De ahí la ambigüedad del texto. Vamos, esa era mi intención, luego ya se sabe que no es lo mismo decir que hacer…
      Un beso!

    1. Hola, Susana; gracias por comentar. Yo también me alegro de que se hiriera él y no a otrxs. Hace tiempo leí un micro, no recuerdo de dónde, que decía comentaba que primero se asesinó el maltratador y luego no sabía cómo matar a la víctima. Me pareció muy cierto.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta