Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUN44. LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER, de Arantza Portabales Santomé

En el último resquicio de su consciencia, Alicia comprende que se ha sumido en un universo onírico regido por leyes de eterno retorno. Su cuerpo se difumina. Su frágil figura se distorsiona adquiriendo nuevas dimensiones. 
El espejo le escupe la verdad de su nuevo yo. La imagen más temida. Golpea el espejo con fuerza, en un intento vano de destruir a esa Alicia inconmensurable y mayúscula. Miles de fragmentos se disuelven creando una visión caleidoscópica y grotesca. 
Aprieta los puños anhelando la recompensa del dolor. En su lugar, recibe múltiples cicatrices que, caprichosas, entretejen un laberinto en su mano. Sabe que al fondo del mismo está la otra Alicia. La etérea. La leve. Corre hacia ella. Tropieza. Se levanta. Exuda desesperación. 
Busca una escapatoria. Es su propia voluntad la que la absorbe e impulsa a través de los muros del laberinto, que desaparecen, desplomándose con estruendo. Su retina acoge imágenes borrosas. El cuarto de baño. La alfombra. La báscula. La sangre. Su madre. 
Se oyen sirenas y gritos. Es en ese postrero instante de lucidez, cuando comprende que no habrá salida para ella. Arropada por un lecho de cristales, se rinde y descansa. 
Eternamente ingrávida. 
Por fin.

15 Respuestas

  1. Arantza, no sé por qué mi mensaje anterior no aparece, pero yo lo intento. Todo lo más será que salga dos veces. A Jaramillo le ha encantado el momento de fusión en que, al romperse el espejo, se apaga la vida a ambos lados. Él, que tantas veces se ha visto en estas, admira la lírica de la muerte.
    Un beso, editora mía.
    Juan M.

  2. Al comenzar, el título me pareció muy ambicioso, pero luego me has ido ganando poco a poco con tu texto.
    Casualmente, además, resulta que hace un tiempo escribí un relato de un par de páginas que se llamaba “Historia de la falsa tortura” donde a mi Alicia le acontecía lo mismo que a la tuya. Aunque este es mucho más sobrio y redondo.
    Dicho esto, felicidades… y suerte.

    1. Cuando me salió esa frase del eterno retorno, me recordó al comienzo del libro de Kundera. Cuando la historia derivó en la anorexia, el tema de la ingravidez y la levedad me hizo acudir al título de su libro. Pero en ningún momento me propongo ponerme a la altura de él. Sé que debo dejar de acudir a títulos de otros autores o acabaré en un juicio de plagio, aunque yo lo hago como un homenaje al autor….

  3. kistila

    acabo de leer este relato cuando acabo de mandar el mio… y me admiro de que hayamos hablado del mismo tema que expresaste tan bien por esta frase: “Sabe que al fondo del mismo está la otra Alicia. La etérea. La leve. Corre hacia ella. Tropieza. Se levanta”

    la sola diferencia es que en mi relato la del fondo del espejo es la pesimista… la que aconseja la destrucción de uno mismo que supiste tan bien transcribir en esta otra frase:
    “El espejo le escupe la verdad de su nuevo yo. La imagen más temida. Golpea el espejo con fuerza, en un intento vano de destruir a esa Alicia inconmensurable y mayúscula. Miles de fragmentos se disuelven creando una visión caleidoscópica y grotesca.”

    si había leído tu relato antes de escribir y mandar el mio habría reseñado tu influencia sobre lo que iba a escribir…

    1. Increíble como la temática del mes nos lleva a otras temáticas diferentes que aún así adquieren formas tan distintas en manos de cada uno de nosotros. Esa es la grandeza de este sitio. Gracias por detenerte a leer mi historia. En cuanto pueda me pongo a comentar. Ando con mi nena malita y me trae de cabeza.
      Un beso.

  4. Has elegido un tema difícil y relacionado al cien por cien con el espejo, en ese sentido has acertado. La lectura para mi gusto es algo compleja, me gustan más otros registros tuyos, Arantza, con tu permiso. Si no es por la pista “El cuarto de baño. La alfombra. La báscula. La sangre. Su madre” me habría perdido.
    Un abrazo.

  5. Tienes razón Susana. Me ha quedado un poco denso y un poco irreconocible. Como fuera de mi estilo. Pero me quedó así. Y era lo único que me salía y contra eso no se puede luchar.
    Gracias por prestarle tu atención. Un beso.
    PD: Claramente, debería haber hecho una oda al espejo de moda, jajaja

  6. Arantza a mi me parece bien la densidad del relato, es lo que tiene que cada uno de nosotros seamos un poco diferentes. Te sigo en microrrelatos sobre abogados y donde puedo.
    Un beso

    1. Carayyyyyyyyy. Muchas Gracias. Viniendo de alguien tan apreciado en este foro, es un honor. Yo entiendo lo que ha querido decir Susana, y es que está alejado de mi estilo. Yo soy más de pueblo llano, osea de escritura simple. Eres bienvenido a mi blog. Yo visitaba el tuyo de antes de conocerte en ENTC.
      Un saludo

Dejar una respuesta