Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUN80. HELADO DE MARISCO, de María Rojas

Le gustaba travesear por calles con fama de ser transitadas por diversos malandrines. Una noche iba sin prisa, mirando complacida espejear su silueta en los charcos de agua. De repente de un abollado sombrero negro saltó un hombre, apodado el Gato, quien bufando improperios, se le tiró encima y le estampó un apasionado beso con su hocico frío. Alicia se quedó tambaleante y con un inacabable sabor de helado de mariscos en la boca.

11 Respuestas

  1. Los gatos, a diferencia de los peros, son animales muy limpios y exquisitos, que solo comen cosas limpias. La verdad es que respetando a todo el mundo en cuestión de gustos, supongo que el helado de marisco (es que soy imaginativa) debe saber al asqueroso marisco, y el de queso a queso, y el de garbanzo (ya los hacen) a garbanzos, pero no me hagáis demasiado caso. Bon apetit.

    1. Efectivamente,Antonia, los gatos ponen muchos peros y los perros ponen pocos peros. Yo me imagino perfectamente un helado de marisco y me parece una idea exquisita, para el que le guste el marisco, claro. Bona nit.

  2. Sotirios.

    María, este helado de marisco me ha abierto el apetito. Yo soy un amante de la buena comida tengo que mirar en internet a ver si encuentro algo. Mucha suerte, Sotirios.

  3. Si se lee desde la perspectiva de una gatita que sale de paseo por una calle llena de malandrines sospecho que la gata era un poco golfa. Ese abollado sombrero puede ser un cubo de la basura. De los sombreros salen conejos, en nuestro plano, en el suyo pueden salir perfectamente hombres. Luego viene la parte salvaje y el sabor a marisco. Para mi que este relato encierra más de lo que parece, o son cosas mías. ¡Miau!

Dejar una respuesta