Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUN82. NUNCA MÁS, de Javier Palanca

 Creo que fue el niño de los Maldonado el que descubrió, jugando, que pulsando tres veces el seis, el espejo del ascensor se licuaba y podía ser traspasado. Al principio nadie se atrevió a pasar más que la punta de los dedos, pero poco a poco la curiosidad fue yendo a más.

 En una reunión de vecinos, Julio, el de la octava, contó que había estado en la multiplicación de los panes y peces, y que si bien había bastante pan, solo habían tres bacalaos salados que, dados los más de cuarenta grados y la poco agua, dieron de sobra. 
Las reuniones, que eran continuas, se convirtieron en clases de historia espectaculares. 
Pero un día todo fue trastorno. Héctor, el jubilado del sexto, encontró a los hermanos Gutiérrez totalmente deshechos. Con su mantenida lucidez nos llamó a todos los que pudo antes que a la policía. 
Estaban repletos de dentelladas y trazos de garras. Se especuló sobre que algún depredador abría traspasado el espejo antes que ellos, pero yo mismo fui el que les hizo ver que, en la esquina inferior derecha del espejo, el mayor de los hermanos había escrito con su propia sangre un triple seis. 
RELATO FUERA DE CONCURSO POR SER JURADO ESTE MES

13 Respuestas

  1. Inquietante historia, que tampoco habría estado mal que mantuviera la incógnita para seguir con el juego de adivinanzas.
    pero una cosita mínima:será cosa del ascensor mágco, pero ha desaparecido la H de “abría”
    🙂

    1. Javier

      Gracias Arantza. Me has animado y hecho sonreir. Lo tuyo tuvo mucha gracia ¿no lo harías a conciencia?
      Estoy seguro de que intentaré hacerlo bien, no más.
      Abrazos y que siga el peloteo, jaja.

  2. Javier

    Sí, la idea era la bestia a través del espejo para unir los dos asuntos en marcha.
    Hay excesivos “había” con su H incluida. Toda la razón, si lo hubiera revisado seguramente eso y otras cosillas …….

    Gracias y abrazos

  3. Sí que le falta un repaso general al texto, y eso últimamente es peligroso en este blog, pero salvando los errores me parece imaginativo, y una fusión divertida de la bestia y el espejo. Ánimo en lo de hacer de jurado, Javier.

Dejar una respuesta