Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUN86. LOS SUSPIROS EN EL ESPEJO, de Concha Asensio Albaladejo

El gorjeo del agua, el sabor a sal, sus manguitos de princesas. Cuando cierra los ojos puede oler hasta el rumor del mar. 

Está cansada, probablemente dormida. 
Lleva muchas horas delante de los apuntes, los mapas y la mochila que le recuerdan que, inexorablemente, el tiempo pasa y, esta vez, juega en su contra. 
No, no se ha equivocado, sólo ha sido un bache en el camino, ese camino que empezó hace diez minutos, hace un segundo quizá.
 Queda tanto por hacer, tantos abrazos que recibir, tantas sonrisas que gastar, tantas lagrimas que perder que esto no es más que un diminuto escollo. 
Es la primera vez que se enfrenta a una dificultad- si, es cierto, han habido otras y muy difíciles-, pero era tan pequeña, tan pequeña, que solo las recuerdo yo. 
– No pasa nada mi vida, esto te hará más fuerte, más valiente, más mayor… 
Y para sobrellevarlo mejor sonríe, píntate las uñas y sigue mirándote en el espejo.

4 Respuestas

  1. Gracias por tu comentario Ana, es la primera vez que me atrevo a publicar algo escrito por mi.
    Justo, es una forma de empezar a enfrentarse a la vida
    gracias de nuevo

    Concha

    1. Yo conozco a una Concha Asensio Albaladejo, ¿serás tú? Me parece mucha casualidad que coincidan el nombre y los dos apellidos, pero quién sabe.
      En cualquier caso, bienvenida a este blog, en el que te vas a sentir como en casa, y me alegro mucho de que te hayas atrevido a compartir lo que escribes. Un beso.

  2. Jesús Alfonso Redondo Lavín

    Bienvenida pues a esta casa llena de amigos y de franco cariño. Ahora te diré lo mismo que dices en el cuento y que me hicieron a mi cuando madé un relato por primera vez. No te faltan ideas pero hay que limpiar el pincel. Las faltas de ortografía acechan en cada esquina y lejos de sonrojarnos, hay que enfrentarse a ellas y pintarse las uñas.
    Con cariño: Tienes dos “éstos” que deberían llevar acento, lo mismo que lágrimas y el sí de “sí, es cierto”. Se te ha escapado un “han habido” en lugar de “ha habido” y la nueva gramática ha quitado el acento a solo.
    No pasa nada mi vida, esto te hará más fuerte, más valiente, más mayor…
    Y para sobrellevarlo mejor sonríe, píntate las uñas y sigue mirándote en el espejo.
    Bienvenida y a por otro el mes que viene.

Dejar una respuesta