Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

92. La bicicleta de la señora Carmen. (Asunción Buendía)

En cuanto supo que tenía nueva vecina, doña Carmen llamó a mi puerta para presentarse. Era una mujer preciosa, a sus ochenta años largos conservaba un distinguido porte y me sorprendió comprobar cómo congeniamos de inmediato.

Tanto que decidimos adoptarnos. Al fin y al cabo a mí me faltaba una abuela, ya que no había conocido a la mía materna y ella decía no tener hijos y añoraba la compañía de algún nieto.

Sin embargo, mi madre no entendía esta complicidad.

Mi madre era  adusta y desconfiada, quizá porque perdió a la suya cuando era muy niña en traumáticas circunstancias.

Una tarde Carmen me regaló uno de sus mayores y mejor conservados tesoros: su bicicleta. Una reliquia de los años 40, pero tan limpia y dispuesta, como si nunca hubiera dejado de usarse.

Como no me cabía en casa me convenció para que la guardara mi madre. Aunque precisamente ella aborrecía, sin saber exactamente por qué, las bicicletas. Carmen insistió: “Tú dile que venga, que esta le va a gustar”.

Cuando la vio, dudó unos segundos pero pasó su  mano por el lomo metálico, acariciándolo,  como si ya conociera ese tacto. Luego miró a Carmen y temblando dijo: “¿eres tú?”

 

 

16 Respuestas

  1. Hola Asun, qué casualidad, la madre de tu protagonista aborrece las bicis igual que el prota de mi relato, y ninguno de los dos sabe por qué.
    Me gusta la forma tan bonita de encontrarse con su abuela… aunque me dejas con las ganas de conocer que relación tuvo con esa bici.
    Un beso y mucha suerte.

    1. Ya leí tu relato, es verdad que coincidimos en esos secretos alrededor de una bicicleta. En mi caso la madre debió de abandonar a su hija y quizá lo hizo usando esa bici. De ahí su odio a ellas. Luego el destino une a estas tres generaciones de esta familia y el nexo es la bici.
      Un beso y también suerte para ti.

  2. María Jesús Briones

    Una propuesta muy tierna, donde una anciana señora y una anciana bicicleta forman un “tándem”.
    Mis felicitaciones, Asunción

  3. Ángel Saiz Mora

    Una anciana que conserva una belleza digna, al igual que conserva una bicicleta única, que ha sido algo más que un objeto.
    Suerte y un saludo

  4. Isabel

    ¡Vaya historia! Un círculo generacional completo, un poner orden en este sistema familiar roto. Una bicicleta da la posibilidad del reencuentro.
    Buen fin has imaginado para tu bici!
    Besos

  5. Mª Belén Mateos

    El circulo de tres vidas que se cierra con la bicicleta. Un objeto que las une y desvela secretos.
    Magnifico relato Asunción. Suerte.

Dejar una respuesta