Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

11. LA CONCIENCIA (Paloma Casado)

Creíste que no habían quedado huellas. Afuera, la calle se extendía intransitada, desierta. Las joyas y el dinero de la usurera cupieron en una simple bolsa que no hubiera levantado sospechas si te hubieras encontrado con el sereno del barrio, pero tampoco. El que la anciana tuviera el sueño tan liviano resultó ser un daño colateral que no había formado parte de tus planes. Fue todo tan rápido, tan instintivo coger ese atizador al alcance de la mano, tan frágil el viejo cráneo que se partió con un leve crujido… ni siquiera le dio tiempo a reaccionar al encontrarte. Solo un gritito apagado por los cortinajes. Pero ahora, al doblar la esquina la has encontrado cambiando de dirección su cabeza para mirarte. Intuyes que te va a seguir el resto de tus días hasta hacer que cometas algún error, por ejemplo, que vuelvas al escenario del crimen o que intentes vender las alhajas con precipitación. Solo ahora, sabes que sí, que quedaron huellas en tu mano y en esa oscuridad que cubre tu corazón como una pesada capa. Y te preguntas si la conciencia es una sombra de Dios o del Diablo.

15 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡¡¡Es verdad!!! Nuestras cruces, nuestros fardos de Prometeo, nuestras jibas mentales…no podemos desprendernos de ellas jamás. Muy, pero que muy bueno, con la moraleja filosófica que corresponde. Vuelvo a ratificar leyéndote, que no existe nada en La Vida, como llegar cuando cae el velo de La Noche, estar en el lecho y dormir con una pierna para Roma y otra para Santiago(como dice el refrán)
    Recibe Mis Consideraciones Más Admirativas.

    1. J u a n P é r e z

      ¡Excúsame P a l o m a ! : Se me ha colado un gazapito….lo rectifico….donde dice jiba, deseo decir “Giba” . A t e n t a m e n t e ” J “

  2. Ángel Saiz Mora

    La conciencia parece algo externo (siempre nos acordamos de Pepito Grillo) pero como casi todo, lo bueno y lo malo, lo divino y lo diablesco, lo tenemos dentro, y no hay peor enemigo que uno mismo. Las acciones traen consecuencias en cascada, a veces inesperadas: tras un robo, puede venir un crimen.
    Esa sombra que persigue a tu personaje es como la suya propia, que también le seguirá toda la vida. Se siente el tormento del personaje, con una frase final para recordar y citar
    Un abrazo, Paloma. Suerte

  3. Ana Fúster

    Me resulta muy visual este relato, lo “veo” perfectamente en una sucesión de escenas. Y la frase final es para enmarcar. Un abrazo y suerte.

Dejar una respuesta