Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

57. La confesión

La marea se apartó de la costa. Una botella yace inmóvil entre las algas. Los nativos se acercan borrachos de curiosidad. El capataz se adueñó del artefacto transparente y con gesto valiente ha sacado un papel que contiene un mensaje. Presurosos , lo llevan ante los sabios de la aldea, pero nadie tiene idea del idioma en que fue escrito.

Uno por uno lo examinan con gestos de incertidumbre, ni políticos de egos en la cumbre, ni el cura del medioevo, que solo se persigna, consigue aliviar los rumores que caminan entre las esquinas.

Alguien me señala, apuntando con su dedo. De sus miradas soy centro, como si debo saber algo, pues cuando les hablo, me delata el acento.

Atentos y expectantes ponen mi mis manos aquel papel viejo, como si yo fuera un mesías. Pasaron noches que no duermo, pues se hizo piedra mi almohada. Ante el Tribunal del pueblo, he traído el mensaje. Nada que yo inventara.

Les confieso con mi acento, que soy emigrante…que tampoco sé nada.

 

 

9 Respuestas

  1. Martín Zurita

    Hola, Alonso.
    Bienvenido, en tu debut, a esta, en efecto, gran comunidad. Y bien hallado. Me gusta tu texto. Esa conclusión, confesión de no saber es magníficamente humana.
    Qué bien enganchas al lector generándole expectativas, creando tensión narrativa o dramática. El relato contiene afortunadas expresiones: “se hizo de piedra mi almohada”, entre otras varias. Si me permites, poniéndome en plan formalista, escribiría “como si debiera saber algo”, “como si yo fuese un mesías”; nada, tonterías. Enhorabuena. Un abrazote.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Pues bienvenido, Alonso. Me gustan los toques poéticos que viertes adecuadamente sobre tu texto. Enhorabuena y suerte. Un saludo.

  3. Gracias Javier.
    Tengo tendencias a escribir con mucho metaforismo. 😉
    La idea es que un grupo de personas quieren traducir un mensaje,porque no entienden el idioma. Buscan a un extranjero porque creen que él ententederá. Pero tampoco él entiende el lenguage.
    De mi parte, en esto de escribir soy nuevo. “Yo tampoco sé nada”

    Abrazos afectuosos,

Dejar una respuesta