Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

105. LA FOTOGRAFÍA

Vino un verano  para trabajar en los campos  y quiso el destino que nos viéramos solo una vez.

Fue una noche de verbena, el último día de las fiestas grandes del pueblo.

Estuvimos juntos y después se marchó por donde había venido con la promesa de escribirme.

<<Palabras al viento>> pensé al verlo alejarse por el camino mientras me mandaba un beso con la mano.

Pero me equivocaba,  a la semana siguiente recibí sus primeros versos de amor.  Yo,  por supuesto,  le correspondí enviándole una fotografía mía.  Así comenzó nuestra relación e intercambiando cartas y sentimientos fue como  nos enamoramos y convenimos en casarnos.

Pero el inicio de la  guerra nos cogió a todos por sorpresa  truncando nuestros planes cuando lo reclutaron.

A su regreso,  salí a su encuentro corriendo,  pero me quedé paralizada sin reconocer al hombre abatido y con la cabeza vendada que tenía enfrente.

—La guerra nos cambia a todos —dijo sacando mi propia fotografía  desgastada y manchada de sangre  del  bolsillo de su chaqueta  para mostrármela.

La verdadera batalla, la que enfrenta a mi razón contra mi corazón,  comenzó  cuando achacado por el Alzheimer, se empeñó  en que no lo  llamara Ignacio sino Antonio.

 

8 Respuestas

  1. Me ha gustado tu relato. Claro, sencillo, transparente, con una historia inicialmente posible que nos hace prever un cierto desenlace para después sorprendernos con lo equivocado de nuestra previsión. Aunque la historia me recuerda vagamente no sé qué, la has traído aquí de un modo magistral. Disfruté leyéndolo. Saludos.

  2. Triste tu historia. A mis padres no les pilló la guerra. Sí la post. Y también hacían eso de las cartas. Nos has llevado a una época para olvidar hasta dónde amar era complicado. Mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta