Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

15. LA HORA ACIAGA

Cabizbajo y con las manos en la espalda, sus bufidos, salvo los momentos en que acerca la copa a los labios, se pueden escuchar a varios metros de distancia. ¡Necesito otra victoria!, grita una y otra vez.
Desde su confinamiento, al fijar la mirada al Norte sus ojos adquieren un brillo especial al tiempo que esboza una amplia sonrisa. Ya ni recuerda el dantesco espectáculo del campo de batalla cubierto de cuerpos destrozados del quinto Regimiento cuya sangre solo sirvió de elixir para un enjambre de pestilentes moscas verdes.
Tras quitarse la bata de piqué, se mete durante media hora en la bañera. Bien perfumado se viste de militar y plantado ante el espejo con mano temblorosa al pecho, orgulloso exclama: ¡voy a ganar!
Sin embargo su buena estrella se eclipsa una vez más.
– ¡Déjelo, general! ¿No ve que apenas cuenta con un puñado de hombres y la cuarta parte de cañones que yo?
– ¡Jamás! Un corso nunca se rinde, Sr. Welling.
– Señor, mi nombre es Cornet y soy su lugarteniente. Ya son cerca de las doce. Váyase a descansar y mañana continuaremos la partida.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Incluso confinado en su destierro, uno de los mayores estrategas militares que ha dado la Historia no es capaz de desconectar, de rendirse y admitir su derrota, de ahí que siga viendo como posible una victoria que contradice toda lógica, algo loable por un lado, aunque más se aproxima a un gesto de pura cabezonería, letal para sí y muchas personas.
    Suerte y un saludo

  2. Salvador Esteve

    María, asumir la derrota y la nueva realidad siempre es difícil, sobre todo para personas que se han creído dioses. Muy bueno. Abrazos y mucha suerte.

  3. Hay gente que el batallar sencillamente es su forma de vida, y las batallas, en el eje que las hace girar. Le has dado un punto de vista muy interesante con ese personaje que porfía y ese otro que manda a dormir. La partida de la que hablan, creo que podría tener más de una interpretación. Mucha suerte 🙂

  4. María José Escudero

    Decia Borges que una derrota nunca es un fracaso,, que no asumir la derrota es lo que nos lleva al fracaso. ( o algo así ). Pero claro debe ser muy difícil cuando se ha sido todo un personaje. También hay expertos en convertir la derrota en victoria, y eso lo veremos claramente el próximo domingo.
    Me gusta el punto de humor de tu relato.. Con esa especie de tutor que lcoloca en su sitio al,personaje y lo manda a la cama porque su tiempo ya ha pasado. Te deseo mucha suerte. Un beso.

Dejar una respuesta