Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

107. LA LLEGADA

-Mire en esa caja, la que está abierta al lado de la cama.

-Carmen, ya  busqué por toda la habitación y no la encuentro.

-Pero si Alicia me dijo que la había mandado, con todas mis cosas. Tiene que estar por algún sitio. Hay  que encontrarla.  Ayúdeme a levantarme.

-Espere, Carmen.  Aquí  no le va a hacer falta. Después de la siesta, la llevarán, en la silla, al salón,  para que pueda ver  la novela en la tele. Lo va a pasar muy bien, con sus otras compañeras. En la residencia  estará como en su casa, pero con más comodidades. ¡Anímese, mujer!

-Me la había regalado él. Tantos años escuchándola  juntos: los discos dedicados, las noticias;  hasta para dormir la poníamos. Recuerdo que en alguna ocasión llamamos, entre risas, al programa de la tarde…  ¿Qué más da que ya no funcione?

-Escúcheme, Carmen: cuando venga su hija…

-Por favor, no siga. Para ella solo somos otros dos trastos viejos a los que arrumbar.

40 Respuestas

  1. María José Viz Blanco

    Entrañable y tierno reflejo escrito de una realidad tristemente frecuente: el abandono de nuestros mayores, que se aferran a sus queridos recuerdos, representados en ese simbólico transistor apagado. ¡Magnífico, Jesús! Me has emmocionado.

  2. Isabel

    Que bonito Jesús, me encanta tu relato! Y qué bonitos eran los programas de radio de antes, q nos reunían a todos a esa hora determinada para escuchar un relato o una canción dedicada. Es bonito q escribas y nos hagas sentir de nuevo esos momentos a través de tus palabras. Sigue con ésta bonita afición! Un beso, Isabel (de Santiago)

  3. NATALIA DE LA PEÑA CALVO

    Relato de corte realista y nostálgico, que llega al corazón de cuantos lo leen, haciéndoles recordar el valor sentimental de aquellos trastos para unos, tesoros para otros.
    La radio se hace viejecita, y nuestros recuerdos, con ella.
    Enhorabuena Jesús, me ha encantado.

  4. Jesús Garabato Rodríguez

    Gracias por vuestros amables comentarios. Me alegro de haber conseguido emocionar a personas como vosotros con este sencillo, pero sentido texto, por lo menos para mi.

  5. Vizelso

    Gracias Jesús, por hacer con tu escrito que me aflorasen una vez mas los agradables recuerdos de la radio que mis padres tenian en la aldea, que no solo entretenía sino que educaba a los vecinos en nuestra taberna y que hoy acompaña tan bien en los automiviles.

    Tus palabras son claras, concisas y muy bien medidas.
    Excelente.
    No dejes de escribir.

  6. Jesús Garabato Rodriguez

    Muchas gracias, Cristina ,por tu comentario. A pesar de mi falta de experiencia en la escritura, eso es lo que he querido trasladar al lector.

  7. Jesús Garabato Rodríguez

    Muchas gracias, Ton, por tu amable comentario. Tengo encima de la mesa, para comenzar a leerlo, tu libro Láster, el monje negro, que me recomienda mi hermano. Si su lectura resulta tan atractiva como su sinopsis, seguro que la disfrutaré. Enhorabuena, a ti también.

  8. Pablo Núñez

    Que relato más bien hilvanado. Entrañable y muy ingenioso al enlazar la vida del protagonista con la de su inseparable compañera. Me ha gustado, Jesús.
    Un fuerte abrazo.
    Pablo.

  9. Jesús Garabato Rodríguez

    Gracias por tus apreciaciones, Pablo. Tu relato tambíen me ha gustado mucho, con esos toques poéticos, y ese atisbo de esperanza en su final. Un saludo.

  10. Estupendo dominio de los diálogos: una de las cosas mas difíciles de la escritura. Rezuman naturalidad,frescura y credibilidad. El tema elegido muy acertado por su triste vigencia. Y en el fondo el homenaje a la radio consuelo de tantas corazones solitarios…un abrazo!!

  11. Miguel de la Torre

    Es sorprendente que el paso del tiempo nos marque tanto…en tu relato se transmite esa añoranza y la soledad…Esa soledad en la que todos nos encontramos cuando escuchamos la radio, esos momentos en que queremos estar con ese maravilloso aparato… Me ha gustado mucho…

  12. Pilar

    He disfrutado del pequeño relato que has escrito, Jesús, y al contrario que otros comentaristas, he decidido hacer una lectura positivista y tierna. ¡Dichosos nosotros si en la recta final de nuestros días somos capaces de recordar al ser amado y todo aquello que nos regalaba momentos de felicidad!Si ha sido tu primera aportación, solo me queda decirte que has de continuar con el sendero trazado. ¡Suerte y a seguir escribiendo!

  13. Geni

    Claro
    Directo
    Conciso
    Con lo difícil que resulta encontrar las palabras…, y después de leerte, solo decirte, era eso Jesús!!!!, lo que yo quería decir!!!
    Un placer leerte

  14. Patricia Babio Carazo

    La radio estropeada como símbolo de los sentimientos de abandono. No tiene desperdicio, al menos para quien la radio supone un elemento fundamental en la vida. Triste pero acertado relato. Suerte Jesús.

Dejar una respuesta