Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

137. La misión (Juancho)

Muchas noches salíamos a ver las estrellas y me señalaba una, pequeña y oscura, de la que decía que provenía. Me contaba cosas de allí: que el agua era de colores; que había aires de diferentes sabores, pero que él prefería el de sabor a regaliz porque era dulce e intenso, como el beso de una hembra enamorada. Entonces se enredaban nuestras lenguas de aquella manera tan especial, que hasta entonces yo nunca había conocido, paladeaba con los ojos cerrados y decía:

—¡Uhm! Justo así.

Pronunciaba su nombre impronunciable con dulzura. Se le llenaba la boca de aquellas sílabas imposibles cargadas de añoranza.

—¡Xhzk7akw66ox!

Yo también intentaba pronunciarlas sin conseguir darles el tono majestuoso de su dicción.

—¡Satxous!

Y él se reía de mí con la complacencia del triunfador.

—En Xhzk7akw66ox no existe la traición ni la mentira —seguía contándome— ni las guerras ni el hambre. Solo el amor se levanta poderoso por encima de todos los valores.

Y en amor, no podía negarse, era un experto.

Por eso me lo contaba todo y, cuando partía a otras ciudades a seguir difundiendo su embajada, yo fingía la alegría de quien se sabe parte de una gran cruzada.

4 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un extraterrestre con las mejores intenciones, un mesías o enviado con una misión fundamental, nada menos que impartir la experiencia y posibilidad del amor en este planeta nuestro, cuyos habitantes dejan bastante que desear. Le deseamos éxito, aunque no consiga que nadie pronuncie correctamente el nombre de su lugar de origen. Igual esta vez no le crucifican.
    Un abrazo y suerte, Juancho

    1. Muchas gracias Ángel, agradezco tu comentario que, como siempre, está hecho con un gran cariño, pero muy mal lo he debido de hacer, cuando quería escribir sobre un sinvergüenza y parece que he escrito sobre un Mesías…

      Gracias amigo!!! Un fuerte abrazo!!!

Dejar una respuesta