Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

36. LA NOCHE

Javier volvió de sus viajes por el espacio, visitando galaxias, constelaciones, planetas cuya atmósfera nadie podía imaginar, pero volvió a sentirse más sólo que nunca. Al principio la gente, su país, su pequeño universo en la Tierra, le agradeció su heroicidad, ser el primer hombre que visitaba y conquistaba nuevos mundos que colonizar, nuevas estrategias de vida para un mundo en continua decadencia y supervivencia. Pero al lado no había nadie cercano. Todo fue alabanza fría y desapegada. Quizá había sido elegido por aquella condición solitaria y taciturna pero al final, le quedaba un logro muy importante que realizar: tener personas cercanas que le acompañaran en un viaje tan difícil para él como la vida cotidiana.

De madrugada, cuando las luces de las casas estaban apagadas, disfrutaba de salidas a su cerro solitario porque estaba más cerca de las estrellas, antiguas compañeras de viaje que compartían con él los heroicos momentos que nadie vio.

De repente, una tormenta iluminó el cielo y vio varios seres errantes por el camino tortuoso. Les ayudó a sobrevivir y comprendió que la vida seguía en una supervivencia continua. No podía esperar un fin, sino vivir y comprender la aventura interminable hasta el final.

7 Respuestas

  1. Inma Núñez Hervás (Matrioska)

    Estoy con Javier, muchas veces nos planteamos demasiado la vida cuando, al final, lo único que tenemos que hacer es vivirla, solos o acompañados. Me ha gustado mucho, Luis. Un saludo.

  2. Ton Pedraz

    En soledad, o acompañados, la clave está en la meta que nos planteemos alcanzar. Sin objetivos nuestra vida carecería de sentido. Y tu personaje es consciente de ello.
    Me gustó Luís. Mucha suerte.
    Ton.

Dejar una respuesta