Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

10. LA TERMINAL

Nunca habría imaginado combinación tan exótica: ojos rasgados de color azul cielo, piel de leche y preciosa cabellera envuelta en un mar rizado de pelo negro; oriente, occidente, norte y sur representados en la misma persona. Me quedé mirándola hipnotizado y aprovechando el anonimato que me garantizaba la multitud de gente que deambulaba por el aeropuerto, saqué mi libreta y apunté cada detalle de su físico y de su lenguaje corporal: la forma de ahuecarse el pelo; el vaivén sensual de sus caderas al caminar; la manera de coquetear con el empleado de la aerolínea (sonrisa tímida mientras ladea la cabeza hacia la izquierda). No escatimé palabras para reflejar todas y cada una de las peculiaridades de aquella obra cumbre del mestizaje. Sin duda, algún día utilizaría ese perfil, pero, esta vez, necesitaba una chica mucho más común. Cerré la libreta y volví a concentrarme en examinar el catálogo internacional de modelos para tinta y papel recién descubierto gracias al retraso de mi vuelo. Al final, acabé llamando la atención.

El agente no cree que soy un escritor que busca inspiración. Cuando todo esto se aclare y me devuelvan la libreta, lo tendré en cuenta, es el poli duro perfecto.

18 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    La imaginación no siempre es bien aceptada, sobre todo por los más apegados a la ¿realidad? ¿Qué es el mundo real? Tu protagonista, aunque parece estar en problemas, no deja de hacer trabajar a su inventiva. Esperemos que, por su bien, no se meta en más líos. Suerte, Ángel. Un saludo.

  2. Barceló Martínez

    Hola Jesús, muchas gracias por dejar tu comentario. La mente de alguien que inventa historias nunca para de trabajar. “El que tiene imaginación con qué facilidad saca de la nada un mundo” BÉCQUER

  3. Martín Zurita

    Hola, Ángel.
    Enseguida le toman a uno el número equivocado. Todo escritor que se precie debe andar atento a la captura del instante supremo, ese mágico y diferente que trasladar, boli en mano, a la libreta. Cuántas frases de las buenas (y por solo una daría casi su vida un escritor)no terminan en un contenedor de basura con la servilleta que las albergaba. Desde luego esa mujer corta la respiración a cualquiera: semejante exótico y perfecto mestizaje. El poli que se dedique a otros menesteres y no a espiar a un espía ensoñado. Oye, no me tengas por tiquismiquis, pero para hacer honor a tu texto, que me encanta, creo que en la penúltima línea falta “de” en “busca inspiración”. Un abrazote.

  4. Barceló Martínez

    Gracias Eduardo, lo primero es lo primero, y eso es agracedecer tus magníficos comentarios. No te conozco en persona, pero mi intuición me dice que eres alguien realmente especial. No te tacho de tiquismiquis, a quien lleva razón hay que dársela, me comí un “de” y no sé si eso podría arreglarse, teniendo en encuenta, que además de estar publicado, habría que cambiar algo más, porque el relato está en las 200 palabras justas.
    Creo que viene a cuento esta cita, cuyo autor, como buen poeta valorarás tanto como yo:
    “De eso se trata, de coincidir con gente que te haga ver cosas que tú no ves.
    Que te enseñen a mirar con otros ojos” BENEDETTI.
    Un saludo, apreciado Eduardo.

  5. María José Viz Blanco

    Incides, Ángel, en una de las principales características del escritor: su faceta de observador minucioso. Me encanta que incidas en ello. Si no tuviese esa mirada analítica, no estaríamos ante un verdadero cazador de historias.
    Te felicito.
    Besos y suerte.

  6. Barceló Martínez

    Hola María José. El tema en esta ocasión es escritores y personajes. Los que tenemos gusto por escribir necesitamos afinar nuestro sentido de la observación. Hay una historia por descubrir detrás de cada cosa, de cada persona, de cada lugar… de nuestra mirada, nuestra imaginación y nuestra capacidad narrativa depende que pueda conocerse y llegar a interesar y a emocionar a otros.
    Agradezco enormemente tu comentario. Un cálido saludo.

  7. Barceló Martínez

    Hola, por error desactivé la posibilidad de que los compañeros, que quisieran hacerlo, dejaran su comentario en este espacio. Juan Pérez me avisó de esta circunstancia y nuestro querido JAMS arregló el desaguisado y me enseñó a evitarlo en adelante. Gracias a ambos.
    Me gustaría resaltar la eficacia, disposición y buen hacer de las personas que administran este blog. Gracias a ellos, podemos, como dijera Kennedy, “trocar horas de hastío por horas de inefable y deliciosa compañía”

    1. J u a n P é r e z

      ¡Uf! ¡¡Qué fabuloso!! Ahora sí : Es que anduve rondando pero no había manera de saltar la cancela….¡¡¡¡¡¡¡ Al Turrón !!!!!!!….
      *Sigo insistiendo que la tuya es fornida y apetecible prosa. Además me siento muy identificado con este protagonista tuyo lleno de Fe, trabajador para que La Inspiración pueda trasformarle, porque ¡será por libretas!, tengo varias: Una en la mochilita de mi mountain-bike por si haciendo rutas decido parar en lo alto de un galayo y escribir-¡no sería la primera vez que lo hiciera!-; otra en el coche, no puede faltar con su respectivo boli y luego en mi macuto de bandolera que llevo cuando soy peatón.
      ¡Pues sí, a tenor de la empatía fraternal que me produce tu microcuento, que sepas que me encantó!
      ¡Que disfrutes de un lunes esperanzador y voltaico, del resto…¡¡¡¡lo que surja de Tu Libreta!!!!

      1. Barceló Martínez

        Lo siento, corté, por accidente, el comentario anterior. Quería decir que una de las cosas que más me gusta de escribir es trasladar al papel el resultado de lo que observo, para utilizarlo cuando invento personajes, aunque tengo siempre la sensación de son los personajes los que se inventan a sí mismos, ¿me estaré volviendo tarumba?
        Juan, me ha encantado la imagen del escritor ciclista que se detiene en lo alto del galayo y, supongo que inspirado por el paisaje, la luz, o lo que sea, comienza a pintar un boceto con palabras. Cálidos saludos.

  8. Salvador Esteve

    La observación es el alma de la inspiración. En cada instante de vida hay información que puedes archivar en tu magín, o para los que tenemos memoria de pez, como yo, en una libreta como tu protagonista. Lo has reflejado de forma excelente. Muy bueno, Ángel. Abrazos y suerte.

  9. Barceló Martínez

    Salvador, gracias por pasarte a comentar mi relato. Dice el refrán que “las palabras se las lleva el viento” y yo añado que las ideas, a veces, se las lleva nuestra mala memoria, para evitar ambas pérdidas mejor tener siempre a mano libreta y bolígrafo. Cálidos saludos.

  10. Algunos van tan metidos en su papel que se les escapa el papel que ellos mismos representan a los ojos de los demás, y es que el mundo cambia cuando cambias la perspectiva, jaja. Quizás ni el peli sea tan duro ni los personajes tan reales…
    Buen guiño a esa figura del escritor metódico, Ángel.

    Un saludo.

    1. Barceló Martínez

      En este mundo hay tantos mundos como personas, ni que decir tiene de los que podemos inventar y de los que, ni siquiera, podemos imaginar dentro del universo, como para encerrarse en uno mismo. ¿Me estoy pasando de filosofar esta mañana? Infinitas gracias por pasarte a comentar mi relato. Féliz día internacional de la mujer, a ti y a todas las mujeres del mundo.

  11. Barceló Martínez

    Hola Edita, gracias por pasar a comentar mi relato. No me siento nada incomprendido entre otros “locos creadores” como tú. Un abrazo

  12. Qué bueno, Ángel, esa frase final en la que nos sentimos reflejados. A ver quién es el que no tiene siempre cerca papel y boli (o ahora las “Notas” del móvil 😉
    Esperemos que el poli duro no sea demasiado ídem con tu protagonista.
    Saludos.
    Carme.

  13. Barceló Martínez

    Carme, muchas gracias por pasarte a comentar. Es verdad que nos hemos modernizado, aunque llámame romántico, donde esté el tacto cálido del papel, que se quite la frialdad de la pantallita. Pero para cálido, este abrazo que te mando.

Dejar una respuesta