Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

101. Las dos orillas

Todos aquellos planes, aquellos sueños, lo tenían como ido, y ella lo notaba día a día viendo que su mirada estaba ya embarcada en una travesía incierta y prometedora a la vez.

—Te escribiré, repetía él constantemente.

Una nueva vida lejos de la casi segura miseria era suficiente como para echarse a la mar y probar suerte.

—Encontraré un trabajo, volvía a decirle.

Pocas cosas la ligaban a sus orígenes, pero los lazos con él se estaban desatando también a causa de su obstinación con el nuevo mundo al otro lado del océano.

—Vendrás cuando me haya instalado, insistía.

Viendo alejarse el barco por el océano, ella era un mar de dudas.

3 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Pocas cosas se me ocurren que puedan causar mayor incertidumbre que dejarlo todo y cambiar de vida, en este caso por pura necesidad. Quedan las promesas, pero la distancia y la imposibilidad de un trato frecuente hacen que todo parezca en el aire, como tambaleándose sobre una superficie insegura, nunca mejor dicho: “en un mar de dudas”, especialmente para quien se queda en la orilla de partida.
    Como siempre, un placer leerte.
    Un abrazo fuerte, JM. Suerte

Dejar una respuesta