Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

119. Las páginas sin sal saben a poco.

Le regalaron a mamá un libro de cocina. Nunca nadie le ayudaba en nada, y aquel regalo no sabía si tomarlo como una burla o quizás un error. Pero al final resultó de gran utilidad.

-Hoy toca callos –me comentó mientras se levantaba de la mesa.
-¿Qué son callos?
-Es el estómago de los cerdos.
-No me gustan los estómagos de los cerdos –rechisté.
-Calla y abre el libro por la página 123 –me dijo mientras llenaba la olla de agua.

Entonces arranqué la página y antes de dársela, y sin que me viera, la chupé para ver a qué sabían esos callos. No encontré mucha diferencia con el besugo que estaba en la página 98. Ella metió la hoja en la olla y empezó a removerla.

-¿No vas a encender el fuego? –pregunté a mamá por si se le había olvidado.
-No cielo. Se nos acabó el butano.
-¿Y no le vas a echar sal? –refunfuñé.
-La sal es solo para ocasiones especiales.
-¿Y esta no es? –le dije poniendo mi mejor sonrisa.
-Sí, que lo es –me contestó mientras ponía dos granitos de sal. -Uno para mamá y otro para mi niño hermoso.

13 Respuestas

  1. Un día se me ocurrió una idea parecida, al hilo de que mucha gente cree que por tener volúmenes (de cualquiertemática) en sus estanterías, el saber se impregna sin abrirlos. Me ha gustado la originalidad de tu tremenda historia. Suerte.

  2. Juan Antonio

    Es un relato fresco, original y muy bien traído. Otro maravilloso dolor de cabeza para el jurado XD. Enhorabuena y mucha suerte 🙂

  3. Eduardo Iáñez

    Muy original en el planteamiento de un tema crudo, pero que a la vez tan directo viene al tema del mes. Y muy conseguidos los diálogos, que completan a la perfección la situación.
    Enhorabuena.

  4. Estas ideas son las que valen sus letras en oro, contrastando con la pobreza de los protagonistas. Dos personajes, como suele mandar un micro, una sorpresa cercana al surrealismo, con cierta carga irónica y mordaz, y varios cambios de ritmo, como ese momento especial. Ha sido un buen micro, que va a estar ahí rondando entre los seleccionados del mes. Mucha suerte, Henry/Enrique.

    1. Por lo menos, el niño, no se da cuenta de esa pobreza, o no quiere darse cuenta, o no quiere que se de cuenta su madre de que el si se da cuenta.
      Muchas gracias por tu comentario Lorenzo.

      Un saludo

Dejar una respuesta