Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

16. Llueve (Blanca Oteiza Corujo)

Las sombras me persiguen desde el día que te fuiste, se esconden detrás de cada esquina en esas tardes de lluvia. Por mucho que mire hacia atrás nunca las veo, pero sé que siguen mis huellas tras los charcos en la acera adoquinada.
Prisionero del recuerdo, intento escapar de la nostalgia del invierno que me abraza frío con sus oscuras siestas de paseo solitario bajo el paraguas. Me gusta el sonido del agua cayendo sobre mojado, como mis ojos empapados que nublan la vista de las luces de los semáforos. El rojo no me detiene y cruzo la calle sin mirar al frente.
Ahora es tu rostro el que vuelvo a ver entre faros de colores. Las sirenas no me dejan oír tu voz. No quiero perderte de nuevo, así que te pido que te quedes a mi lado, cógeme la mano una vez más y podré cerrar los ojos sintiéndome acompañado.

22 Respuestas

  1. Virtudes Torres Losa

    Precioso relato lleno de poesía de amor y de tristeza.
    Me sugiere que a tu protagonista nada le importa tras la marcha del ser amado y que ahora después de su accidente podrá reencontrarse con él.
    Un beso y mis mejores deseos.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Virtudes por tu comentario. Veo que has entendido a la perfección lo que quería contar. Esa soledad que le duele después de la pérdida de su amada y que no le importa ya nada, solo quiere reunirse con ella.
      Un beso

  2. J u a n P é r e z

    Nunca llovió La Muerte de forma semejante. Las melodramáticas frases son estupendas. Las sirenas, mientras te leía, realmente las he oído. De principio a fin La Tristura está presente y compone una melodía que al lector le llega a la médula. Aquí donde vivo está haciendo un día primaveral: Estoy disfrutando del contraste de leerte y viajar por los sentimientos que destilas y lo que existe más allá de la ventana de mi gabinete. Además toda esta amalgama la has construido muy bien, sin estridencias, el encadenado de notas literarias es perfecto. ¡Ahí quedo, como siempre contigo, arrobado por tu literatura! ¡¡Besos inver-primaverales!!

  3. Ángel Saiz Mora

    El tiempo gris, como la imagen, concuerdan con lo que siente el protagonista, alguien que difícilmente levantará cabeza, porque no puede, porque no quiere seguir viviendo con ese vacío. Su mirada no aprecia los colores, menos el alegre y vivo rojo de un semáforo. En su caso, lo que sucede después es lo que realmente quería y necesitaba.
    Triste y bien contado relato, lleno de poesía.
    Un abrazo y suerte, Blanca

  4. Jesús Garabato Rodríguez

    Hola, Blanca, te ha salido un texto muy poético, al que revistes adecuadamente de tristeza y, por qué no, de la esperanza que puede suponer para el protagonista el ansia de reencontrase de la peor manera para él con lo perdido. Aunque los “comentaristas habituales” solemos fijarnos y resaltar lo positivo, en algunas ocasiones prefiero (asumiendo el riesgo de “quedar mal” o meter la pata) indicar lo que, en mi opinión, podría “mejorarse”; por supuesto, todo ello con afán constructivo. La historia me gusta, y como la hilvanas, también. Voy a citar solo un par de detalles; no sé que opinarás tú.
    Aunque reconozco que puede influir la zona en la que uno ha nacido o vive para que unas construcciones nos parezcan “extrañas”, a mí me “sonaría mejor” (no sabría decir el motivo) “me persiguen desde el día EN que te fuiste”. La frase “Prisionero del recuerdo…” pienso que debería estar puntuada con algunas comas. Como no dices “yo intento escapar”, creo que ese “yo” elidido podría sustituirse por coma: “Prisionero del recuerdo, intento escapar…”; con respecto a “frio”, opino que debería ir entre comas (si se quiere respetar la construcción de la frase). La oración siguiente me parece un poco “confusa” en su redacción con respecto al significado(no es exactamente esto lo que quiero decir): entiendo que quieres jugar, poéticamente, con el suelo mojado y lo “mojado” de los ojos empapados: dejando aparte la rima, que va por gustos, no me concuerda, ya que los ojos estarían mojados, no mojado. Creo que quedaría más “natural” si digo, por ejemplo, “como también lo están mis ojos…”, aunque así tampoco pegue mucho con lo que sigue. En la última frase, creo que “cógeme la mano…” debería ir tras un punto y entre comillas (no las que estoy usando, si no las otras), porque da la impresión de ser una “cita”; podría evitarse diciendo “te quedes a mi lado y me cojas de la mano una vez más. Así, podría cerrar…” (tampoco esto sería lo adecuado, porque repito el “así” que habías usado un poco antes, pero es por ejemplificarlo). Bueno, voy a parar. Espero no haberte molestado. El relato me gusta mucho. Suerte, Blanca. Besos.

    1. Blanca Oteiza

      Jesús, las críticas o mejoras son bienvenidas siempre que se hagan desde el cariño, que creo es el caso. He leído un par de veces tus apuntes junto a mi texto. Te diré que la primera frase que me comentas dudé en ponerla como está o en como me dices (con el EN). A mi me suena bien de ambas formas, no sé. Las comas del prisionero del recuerdo, puede que también queden bien. La verdad, si te digo, las comas es algo que suele volverme bastante loca cuando escribo. Sobre los ojos mojados, a mi me gusta como está, no lo veo confuso (pero todo es cuestionable). Separo con coma el mojado con “como mis ojos empapados”.Y sobre la última frase, pues cierto que podría ir entre comillas, porque también lo pensé, pero al fianl me pareció bien dejarlo como está.
      Jesús, espero no te molestes conmigo por la repica y encantada de que no todo sean halagos, pues te hacen pensar y ver un mismo texto con otros ojos.
      Y muchas gracias por tu dedicación y palabras y porque te haya gustado mi relato.
      Un abrazo

  5. Blanca, me sobrecogiste, lo último que esperaba al comenzar a leer era el suicidio de tu protagonista, porque no sé si deliberadamente o de forma inconsciente, pero se deja morir. Supongo que a veces, el vacío del ser amado, puede arrastrarnos hasta el propio infierno. Precioso, y vívido al estar, en este momento, escuchando la lluvia caer, ese sonido me ha adentrado en tu relato.

    Mucha suerte y un placer leerte.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Maribel,
      A veces, aunque inconscientemente, uno se deja arrastrar hasta su fin. Me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo

  6. Hay amores que cuando se van, te obligan a seguirles. De qué forma tan drástica lo hace tu protagonista. Mucha poesía y mucho dolor concentrado en este excelente relato.
    Un abrazo y suerte, Blanca.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Paloma,
      Ese rojo es por dar un toque de color al relato. El rojo, siempre asociado al peligro, a la advertencia, a la sangre, a la pasión, al amor…
      Un abrazo

  7. Salvador Esteve

    Un relato precioso de amor, recuerdo y reencuentro en otra realidad, y, ya juntos, cruzar a la eternidad. Muy bueno, Blanca. Abrazos y suerte.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Salvador,
      a veces se echa tanto de menos a alguien, que sólo deseas volver a reunirte con él, aunque sea en la otra dimensión.
      Un abrazo

  8. Puedo imaginarme perfectamente la escena y sentir el desconsuelo. Ofreces detalles muy visuales que ayudan a entender el contexto, aunque no sepamos exactamente qué le ha ocurrido a tu protagonista hasta el final, y que nos llevan directos al desenlace, dramático y feliz a un tiempo.
    Si me permites un pequeño apunte de mejora, hecho con todo el cariño y respeto, echo a faltar algunas comas en el segundo párrafo. Por lo demás, me gusta mucho.
    Suerte y abrazos,

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Anna por tus palabras, me alegro que te guste mi relato.
      No te preocupes por el apunte de las comas. Está bien saber cómo ven mi texto, otros ojos que no sean los míos.
      Un abrazo.

Dejar una respuesta