Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

114. LUNA A LUNA, VERSO A VERSO

Sara era mejor poeta que puta, y eso que de esto último no andaba escasa de méritos. Las noches tempranas, después de cenar frugalmente, bajaba a la calle y se sentaba en uno de los bancos de la callejuela que desemboca en la plaza Maravillas. Era un primor verla. Tan hermosa.

Aleteando sus largos cabellos, encorsetado su cuerpo rotundo en su ceñido vestir, esperaba a que alguien se le acercase y pactase con ella el salario del goce. Por aquello de escapar a los reproches y a las miradas vecinas, el primer cliente no llegaba antes de la luna cerrada para citarse en duelo con la hembra. Y era sobre todo en esa deliciosa espera, cuando Sara solía imaginar jugosas y amorosas rimas que hubieran hecho palidecer, por insultante comparación, al mejor de los orgasmos.

 

24 Respuestas

  1. Ana Fúster

    Redondo. La primera frase te atrapa con ganas y ya no te suelta, te arrastra de la mano con cierta premura por saber en qué va a desembocar…y vaya desembocadura. Enhorabuena.

  2. Eduardo Iáñez

    Uno de mis profesores decía que la literatura era un corral de putas, y no le faltaba razón. Pero tu Sara, como buena profesional del placer, ha optado por la literatura como ocio, y no como negocio: sabia decisión.
    Enhorabuena por tu subyugante micro, Raúl.

  3. Nieves Martínez Menaya

    Raúl Ariza, un relato moderno, suelto. Un micro de esos que aún perteneciendo a este “género chico”, tienen vocación de ser fragmento de novela. Y lo consigues porque en tan breve espacio nos das tiempo a engancharnos, a seguirte, a disfrutarlo y a aplaudir. Ya me has fidelizado, como dicen ahora.Cuando a un autor se le busca en las baldas de una librería …..es que algo pasa

  4. Mª Belén Mateos

    Buena historia donde la puta y la poetisa comparten un mismo cuerpo pero distinta alma.
    Me ha encantado leerlo, gusta hacerlo.
    un abrazo Andres

  5. Hola, Raúl, me ha gustado tu relato con un final apoteósico. Solo espero que comparta su literatura y que obvie las miradas tanto cuando hace gozar con sus poemas como con su trabajo. Estaría bien que muchas prostitutas salieran adelante vendiendo sus letras.

Dejar una respuesta