Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

96. Luno (Asunción Buendía)

Había nacido una noche de luna llena. Su madre fascinada como estaba por ese blanco farolillo celeste, siguió su poderoso influjo y le vino a llamar Luno. Desde ese día le leyó todas las noches cuántos libros y publicaciones caían en sus manos que tuvieran que ver con ese satélite.

El día 22 de julio de 1969 Luno cumplía 8 años, como regalo acompañó a su padre a la capital con motivo de una feria ganadera en la que las ovejas de su comarca estaban representadas y ninguna como las suyas ofrecían tan rico pelaje lanudo.

Luno observaba el bullicio de granjeros y bestias.

Desentonando entre todos ellos, unos señores trajeados con grandes aparatos al hombro, se anunciaron como periodistas del NODO.

Pensando que el chaval, como buen paleto ignorante, haría las delicias del público televisivo con su angelical “gañanería” un reportero le acercó al morro algo parecido a una alcachofa de buen tamaño preguntándole si sabía que ciertos astronautas americanos habían llegado a la luna.

—Naturalmente— respondió Luno con total seguridad—El Apolo 11, impulsado por el cohete Saturno V, alunizó ayer en el mar de la Tranquilidad, su comandante Neil Armstrong fue el primero en pisar su superficie.

 

26 Respuestas

  1. María Jesús Briones

    ¿Qué bonito y tierno tu relato! Con Luno nos has refrescado la memoria de aquel evento que parecía iba a revolucionar nuestra civilización.
    Ha sido estupendo conocer al hijo de la Luna.
    Suerte y abrazo.

  2. Amparo Martínez Alonso

    Jajaja. Me gusta como has solucionado ese encuentro del mundo rural y urbano, de clichés sociales. Me gusta lo imprevisto, lo que no suele considerarse “normal”. Me gusta tu relato, Asun.
    Un abrazoooo grande

  3. Hola, Asun.
    Para que luego se rían de la gente de pueblo. Este Luno tiene mucho arte, además de buena memoria y seguro que es guapísimo como su madre.
    Me gusta tu micro.
    Abrazos gigantescos y suerte!!

  4. Ángel Saiz Mora

    Nada que tuviera relación con la Luna podía escapar a los conocimientos de este especialista. Alguien tan sorprendente e inclasificable estaba llamado a otorgar a este relato un final inesperado.
    Saludos y suerte

  5. M Belén Mateos Galán

    Una lección bien aprendida, un chico listo y bien resuelto, y es que no hay que juzgar, ni reírse de nadie, pues la sabiduría no entiende de pueblos ni ciudades.
    Me encanta el ambiente que has creado, como lo has narrado y la moraleja tan especial con la que nos dejas.
    Genial Asunción. Un beso bonita.

    1. Hola M Belén, siempre me ha molestado la forma de prejuzgar a causa de las apariencias o estereotipos. Por otro lado empecé una historia con un argumento completamente distinto, pero acabé escribiendo esta.
      Cosas que pasan.
      Un besazo.

  6. Salvador Esteve

    La información y la cultura no conoce fronteras, no así la arrogancia, que está muy localizada en la estupidez. Me ha gustado mucho, Asun. Abrazos.

Dejar una respuesta