Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

102. Maldita la duda.

Te acuestas cansado; exhausto por el entrenamiento, cada vez más intenso, cada vez más duro. Enseguida concilias el sueño y te ves en la última curva, ante el último esfuerzo. El estadio está lleno, notas su rugido, percibes su aliento, y aprietas los dientes, dándolo todo  hasta el final,  y conteniendo la respiración con el miedo a que el más mínimo suspiro sea la décima de segundo que necesitas para ganar.

Cruzas primero, cae el record del mundo, que queda a tus pies, asombrado por tu hazaña. En ese momento te dejas llevar. Vuelta de honor, fotos, abrazos; todo reconocimiento es poco.

En el podio, con el himno de fondo, la emoción te embriaga, y apenas reparas en sus caras.

Vuelves a la tierra y te fijas en ellos, que siguen mirándote; y entonces te das cuenta. Te señalan. Vuelves la vista y la ves, clavada en tu brazo, delatándote.

Te despiertas sobresaltado, enciendes la luz y te tocas los brazos. Nada. Suspiras aliviado; pero maldices en voz baja y saltas de la cama. En la cocina abres la nevera; coges esa caja del fondo y la abres.  Sigue ahí. Y tú sigues maldiciendo. Maldita la hora. Maldita la duda.

5 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Nos propones un relato muy bien formulado, haciendo que nos veamos en ese sueño y sintamos, también, esa desconfianza que humaniza al personaje. Enhorabuena y suerte. Saludos.

  2. albertomorenosanchezizquierdo@gmail.com

    Impactante y muy bien tratado el tema. Posiblemente esa duda asaltará durante la noche a muchos deportistas de varias disciplinas (atletas, ciclistas, gimnastas…). ¡Enhorabuena!

  3. María Jesús Briones

    Un sueño Olímpico que muchos deben tener, y el amargo despestar de aquello que precisamente, sólo en eso, Sueño.
    Me gustó.
    Suerte, Alfonso

  4. Hablas del dopaje, para mi sí. El lado oscuro del deporte, que acecha, y el temor a que te descubran, supongo.
    Cuánto cuesta a veces una vistoria!!!!

    Espero haberlo interpretado bien. Ya me cuentas.
    Suerte!

Dejar una respuesta