Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

22 Respuestas

  1. veinticinco palabras que dejan sin palabras por tajantes y por directas. Sin margen de error ni de ambigüedades.

    Genial microrrelato, y el blog también.

    Gracias!

    d.

    1. Muchisimas gracias por el comentario. Se hace lo que se puede, y en ocasiones, hay realidades que golpean por si solas…

      ¿Para qué emplear más plabras?

      De todas formas. gracias a ti.

      Una perta.

    1. Me he ido a la esencia de lo micro, y tal vez la escena destaca por lo que omite, o lo que desdibuja… sea como fuere, me alegra que te haya gustado.

      Gracias por la parte que me toca.

      Una perta.

    1. Cierto es. Trágica, silenciada, oculta… y no por ello menos frecuente. Entiendo que en ocasiones es necesario nombrar los rincones oscuros de la geografía “humana”.

      Me alegra que te haya gustado.

      Una perta gorda.

    1. Eso digo yo, y eso que suelo agotar palabras. Pero ni lo requería el tema, ni era necesario.

      Muchas gracias Miguel Ángel. Es un placer que llegue un microtextito como este.

      Una perta.

    1. Totalemente acertado tu comentario. Lo cierto es que hay radica la esencia de este micro, en dejar caer desde la sencillez de un pregunta, acompañada de un par de detalles más nada gratuitos.

      Me alegra que te haya gustado.

      Una perta gorda.

  2. Anonymous

    Es evidente que hay veces que lo que no se dice tiene más fuerza que lo dicho. Ese es el acierto de este micro tan contundente como bien escrito. Me alegro de los elogios del personal pues son merecidos. Puede tener mucho recorrido este mes. A ver si hay suerte.
    Un abrazo transoceánico.
    Por cierto, fuiste el primero y el único que acertó lo del libro viajero. No contesté porque esperaba a que lo dijera Jams. Vaya intuición gallego.

    Un abrazo grande

    1. Boas rapás. Cierto es que lo que se oculta en ocasiones resulta más certero que veinte palabras al viento. Además esa es la esencia de este pequeño género. No sé si tendrá recorrido o no, pues torres más altas han pasado desapercibidas, pero me conformo con la acogida que ha tenido, y el placer que genera hacer algo curioso.

      Me alegra haber acertado con la respuesta de la foto, aunque en un principio la falta de contestación me hizo dudar.

      Ya disfrutaré de tu valiosa aportación.

      Una perta gorda.

    1. Gracias Belén. Opino lo mismo de la contundencia del relato, aunque creo que lo evidente golpea por si solo sin invitar a nadie a visitar la cara oculta de nada.

      Gracias por la “Suerte”, estoy guardándola en un tarro pequeño para que no se evapore.

      Una perta.

  3. Nicoleta Ionescu

    Miguel, hay mucha fuerza narrativa en tan pocas palabras. El contraste entre la “dulzura” de las palabras y la violencia detrás de ellas tiene algo diabólico. Felicidades.

    1. Supongo que sí. Que la perversión ejercida desde la complicidad de los afectos, y el abuso de la confianza hasta tales extremos tienen algo de diabólico. Pero supongo, siguiendo la frase , que en el laberinto humano podemos utilizar ese termino para definir un sinfín de conductas que generalmente preferimos no mencionar. Y supongo que la tratada es de las más mezquinas.

      Me alegra que te haya gustado.

      Una perta.

Dejar una respuesta