Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY104. LA PRINCESA EN SU ATALAYA, de Juancho Plaza

Cómo cada noche siente la necesidad de asomarse a la ventana. Al hacerlo, sin poder evitarlo, su mirada se dirige hacia el piso once de la torre de enfrente. Una luz difusa ilumina la estancia y entre los visillos de organdí puede adivinar su diminuta silueta de larga melena. La princesa en su atalaya, piensa. De su corazón emana un callado buenas noches. Mañana, en su castillo, se volverán a encontrar, revivirán las aventuras del día anterior y juntos surcarán un mar de problemas. En algún momento él atrapará su mirada y ella le dedicará una franca sonrisa. Guardará ambas junto a las demás, en el cofre de su memoria, en donde también se encuentran celosamente escondidas, esa suave voz al pronunciar su nombre y la fragancia que despide al acercarse. El tiempo parece cautivo, pero sin embargo, a la misma hora de cada día se deshará el hechizo y entre el tumulto de la clase, mientras se desvanece su armadura de cristal, buscará un último contacto con la mano de su dama, que, una vez más, se soltará indiferente y correrá alegre a colgarse del cuello de su papá.

28 Respuestas

  1. Nieves Mtz. Menaya

    No es por corresponder, pero pasaba por aquí, he comenzado a leer y me he quedado. Tiene ese tipo de ritmo que te dice cuándo un escrito está bien hecho. Como decía Cortázar, esto es como andar en bicicleta: si detienes , te caes. Y este texto no decae. Es muy uniforme. No sé por que´, me identifico en cierta manera , con la forma. Muy bien construido ( y ahora paso a leerlo una segunda vez, que nunca me quedo con la historia porque no suele interesarme) problema mío, sin duda. una abrazo:

    1. Nieves, que de cosas buenas me has dicho con tan pocas palabras. Me alegro de que pasaras por aquí y hayas decidido quedarte. Vuelve cuando quieras aunque lo que leas no merezcan comentarios como el hoy, también serán bien recibidos. Muchas gracias y un abrazo.

  2. Hola Juancho. Como a Nieves, a mi me suelen cautivar las palabras, los ritmos, las resonancias y me las bebo aunque a la primera no capte la trama. Una excusa para releer y redisfrutar ;o). A la primera pasada me pareció otro niño, pero ya he visto al profesor de cristalina armadura con su historia oculta. Me ha gustado, si.
    Suerte y un saludo.

    1. Hola Eva, gracias por la visita. Es cierto que el relato juega un poco con esa ambigüedad profesor/niño, pero también, como bien ha dicho Ana U, va dejando varias pistas que aclaran el final. Un abrazo y hasta pronto.

  3. Calamanda Nevado

    Juancho, bonito relato de final abierto; su ritmo y descripciones llevan, suavemente, por las palabras bien encadenadas de la historia. Suerte y saludos

  4. Hola, Juancho.

    ¿REcuerdas el primer amor del cole? La idealización que hacías de la chica o el chico, según el caso, que te gustaba. Me ha recordado mucho esa etapa ¡qué nostalgia, jó!

    Me ha gustado mucho, mucho, el relato, así que creo que tendrás suerte.

    Un abrazo.

    1. Hola Towanda, casi no me acuerdo del cole… No, en serio, no tuve primer amor en el cole, no había nadie que me hiciera tilín, igual porque no era mixto…. Jajajaa, pero me alegro que a ti si te haya traído esos agradables recuerdos. Me alegro que te haya gustado.
      Muchas gracias y un abrazo.

  5. Juancho, confieso que he leído unas cuantas veces el relato y no sé si es que no acabo de verlo o qué pero es un texto que me ha dejado “inquieta”. Parece un admirador secreto como decía mi abuela, luego parece un niño (entonces me chocan palabras como organdí), luego parece el profe y ella una niña pequeña (glups!!). Las expresiones de “su castillo” que puede ser referencia al poder del profesor, pero también a la clase/patio que comparten… y ya lo de la armadura de cristal me ha dejado ko, vamos que ya sé que es viernes y no se pueden pedir milagros al cerebro, pero un poco de ayudita please¿?, me ha gustado, pero sobretodo porque es que no acabo de verlo de tan abierto que es…

    1. Hola Mel, gracias por la visita y las repetidas lecturas. Por un lado me gustaría poder aclararte algo, pero como sobre todo te gusta por lo abierto que ha quedado, me da pena desentrañarlo y que deje de gustarte. Seguro que te has dado cuenta de que el relato se narra en tercera persona, por lo que no es raro, aunque se tratara de un niño que aparezcan palabras algo inusuales como organdí. Y creo que has visto bien que van apareciendo diversas pistas que conducen al desenlace buscado que, tienes razón, a mi también me inquieta. La armadura de cristal quiere ser una licencia retórica que expresa la fragilidad del sentimiento, algo platónico, sin maldad, para desdramatizar. Aunque también queda abierto a la versión del compañero, más políticamente correcta. Al que no veo por ninguna parte es al admirador secreto. Espero haberte ayudado a desentrañar el entuerto, aunque no sé si te he podido liar más. En cualquier caso muchas gracias y hasta pronto. Un abrazo.

  6. Como te comentan más arriba, lo mejor del relato es el ritmo, la cadencia. Considero que es una habilidad especial difícil de lograr, así que enhorabuena por ello. También yo me quedo con la duda de si es otro niño o el profe. Podría ser este último porque los niños no suelen dar valor a las fragrancias que desprenden sus “amadas” y por lo de surcar un mar de problemas ¿de matemáticas?
    Un abrazo.

    1. Hola Susana,gracias por acercarte y comentar el micro. Me alegra que te guste el ritmo, es lo que siempre busco, el ritmo, la música, palabras que se llamen unas a otras, que se acoplen y se gusten y agraden al lector. También la historia, aunque esa parte a mi es la que más trabajo me cuesta. Dejemos pues a cada cual con su propia interpretación, que el lector se deje mecer por las olas que forman las palabras y cada uno llegue a su propia orilla.
      Un abrazo Susana.

  7. Bueno, pues tras releer el relato y los comentarios, me quedo con lo que entendí en su primera lectura, profesor enamorado de su alumna-niña pequeña. Decía que lo de armadura de cristal me había dejado ko, lo había entendido en ese aspecto platonico y eso me perturbaba más, simplemente porque dudo de que un adulto tenga un amor así por un niño, eso o por desgracia el bombardeo pedofilo televisivo,que por (más dsgracia todavía) es tan real. Hablan por arriba del ritmo y la cadencia, sí, lo he leido con gusto pero en contra de alguna opinión de ahí arriba yo sí que le doy importancia a la historia que cuente, y esta repito me gusta, pero me perturba…

    1. Para serte sincero, cuando empecé a escribir este micro, la idea que tenía en mente era otra bien distinta. Quería escribir sobre algo que me era mucho más cercano, como el enamoramiento platónico de un chaval por una profesora de su colegio. Pero como pasa muchas veces, supongo que también a ti Mel, la historia fue dándose la vuelta y de alguna manera se autoescribió. Me convertí en un mero comparsa que se limitaba a pulsar las teclas mientras el cuento tomaba cuerpo, un cuerpo muy diferente al que yo, en principio, había imaginado. Y me gustó. No es desde luego un tema agradable. A mi me produce también un profundo desasosiego, pero por desgracia existe y en este caso me ha tocado afrontarlo a mí.
      También a mi la historia me parece importante, pero sin embargo es lo que más trabajo me cuesta encontrar, me siento más cómodo hilvanando palabras y entrelazando frases.
      No me queda más que agradecerte todo el tiempo que te has tomado y esperar que volvamos a coincidir por estos lares.
      Un abrazo.

    2. Volvemos a coincidir por estos lares sí,jo que sí, claro que me pasa que los gremblins se apoderan del teclado y te ves escribiendo historias que deben estar ahí en las neuronas de más abajo y tu sin saberlo… a mi cuando me pasa eso, y tengo empo claro, me gusta auto versionarme y hacer otro cuento pero visto desde otro punto de vista de otro personaje, o si el final es feliz, hacer otro con uno triste etc ,… hace poco leia que historias buenas hay en todas partes, incluso si las plagias, aluciné!!! y ponía como ejemplo la vida de Jesucristo, o sea dicho a lo bestia : alguien que no es de este mundo, su padre le manda a salvar a los humanos, tiene poderes, resucita … bueno pues esto mismo es tachán Superman!!!! ya ves tú, me quedé de una pieza pero reconozco que tenia razón el artículo, hala ya sabes si no tienes ideas de historietas, prueba esto quien sabe no¿?Mas brazos,

  8. Fantástico relato con aire poético que he leído un par de veces y que me da para pensar en dos interpretaciones diferentes. Son de los que a mí me gustan, de los que hay que discurrir y no te lo dan todo hecho. Me encantan los relatos abiertos. Mucha suerte. besicos

Dejar una respuesta