Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY107. VIOLETA, PRINCESA, Beatriz Carilla Egido

Violeta, princesa, la hora del cuento. Cada noche escuchaba la frase mágica de papá, 365 días al año; 366 si era bisiesto. Me lavaba los dientes, hacía pis y volaba escaleras arriba. Me acurrucaba en la esponjosa cama con olor a jabón y esperaba impaciente que subiera a la buhardilla dispuesto a contarme una nueva aventura de Violeta, la princesa que él creó para mí.
Pronto noté algo raro. Sus pisadas se oían lentas, pesadas. A ratos, las zapatillas guardaban silencio en la escalera. Le costó mucho llegar a mi cuarto y cuando lo hizo me sonrió sin enseñar los dientes. Se sentó al borde de la cama. A la luz de la lamparita me pareció verlo temblar. Abrió la boca como un pez pero no dijo nada. Entonces recordé dónde había dejado el cuento la noche anterior:
—Papi ¿volverás pronto?
Carraspeó un par de veces, tragó saliva y con un débil hilillo de voz acertó a decir:
—Tan pronto como pueda traerte un dragón, princesa.
Aquella noche papá colmó mis mejillas de besos. Yo le dejé las suyas empapadas de lágrimas.

13 Respuestas

  1. Como siempre con ese estilazo, Bea. A mí me ha traído la imagen de la emigración y no puedo menos que relacionarlo con la dureza de los tiempos actuales. Reyes y princesas trágicos cuando la vida va poniendo en ruinas el castillo. Esa relación de padre e hija es tiernísima y real. Un abrazo por aquí y suerte para este relato!

  2. kistila

    me ha emocionado mucho porque nos dejas imaginar de que tipo de “marcha” del padre se trata…

    tampoco volvió mi padre del mas allá… nunca me prometió dragones es cierto…

    me gusta mas esta expresión de “Tan pronto como pueda traerte un dragón” al sempiterno “desde arriba te seguiré cuidando”…

  3. Anonymous

    Un micro que merecía estar en la final, escrito con una exquisita sensibilidad, evocador y profundo. Felicidades, Beatriz.
    Ángeles

Dejar una respuesta