Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY108. LA PRINCESA ROTA, de Amparo Martínez (Petra Acero)

Era su bella durmiente…
Cada día se atrincheraba frente al castillo de cristal. Los centinelas le tuteaban, pero no le extendían el puente levadizo… ¡Soñaba con despertarla! Abrazaba el muro transparente, empañándolo con su letanía: ¡Mi niña, mi princesa! Te quiero, cielo… ¿Me oyes, Sandra?… ¡Abre los ojos! Por favor, mírame… ¡Vuelve!

—Nada de moto.
—Pero papá… ¡Me lo prometiste! Dijiste que cuando cumpliera los dieciséis…
—Sandra, la lluvia es peligrosa… En el buen tiempo todavía tendrás dieciséis años. Entonces te compraré la moto. Hasta el verano, en metro.
—Y si me he muero antes, ¿qué?
—Pues me arrepentiré toda la vida, princesa.
—No sonrías… ¡Te odio!… Y ¡no me llames princesa!
—¡Sandra! ¡Vuelve aquí!
Teresa fue al salón al escuchar el portazo… ¡Se le pasará, cariño! Solo es una rabieta de adolescente. Pero Sandra no volvió: llamaron a sus amigas… y a la policía.

Hoy, Teresa acude sola a la UVI acristalada donde está ingresada Sandra. Ayer, su marido saltó al foso en busca de su princesa. Esta vez, el maquinista tampoco pudo frenar a tiempo.

Blog:http://petraacero.blogspot.com.es/

26 Respuestas

  1. Sobrecogedor, refleja muy bien el mundo de los adolescentes, su impaciencia y lo difícil de hacerles entender que hay vida mas allá de los 16, y que suele haber tiempo para todo.
    Felicidades.

  2. Calamanda Nevado

    Petra, de nuevo, enhorabuena por tu ilustración para este mes, es alegre en su colorido, generosa, y bonita en su totalidad. Qué temas tan delicados nos plantean los hijos; tu relato es una fiel referencia a esas situaciones. Suerte y saludos

  3. Duro tu relato. Alguna juventud suele hacer chantajes a sus padre, la sociedad mal educa o mal educamos en poca responsabilidad, caprichos y es una pena que sucedan esas cosas por la mala cabez que a beces solemos tener.
    Tu ilustración para esta propuesta me gusta mucho, enhorabuena.
    Mucha suerte.
    Besicos muchos.

  4. Hola, Petra.
    Y es que contra el destino no podemos luchar aunque nos empeñemos.
    Es un relato sobrecogedor…
    Muy bien diferenciados los dos tiempos de la narración. Para mí, excelente.
    Enhorabuena, guapa.

    Un abrazo.

    1. Hola, Towanda!!
      Lo de “excelente” te lo agradezco un montón (pero no te preocupes que no me lo creo), gusta oírlo, ya lo creo.
      Me alegra un montón que los diferentes tiempos hayan quedado tan claros para todos.

      Un besazo.
      Amparo

  5. Anonymous

    Me ha gustado mucho Petra, alternas perfectamente ficción-realidad, buen diálogo que nos conduce hacia lo que parece inevitable. Enhorabuena y también por la ilustración. Nuria.

  6. Como hoy es fiesta, y aunque aún tengo resaca madrilera, puedo pasar a comentar!!! Enhorabuena por la ilustración Petra y suerte con esa crónica ficticia que han vivido tantas familias y nos traes hasta aquí.

  7. Amparo, un primer párrafo en el que nos pones en situación tras la cristalera de una unidad de emergencia. Luego te has propuesto no ocultar nada. Un segundo párrafo dialogado en el que se presenta el conflicto. Empieza por moto, luego no pretendes ocultar nada. Efectivamente, discusión generación con consecuencias. ¡Toma ya!, ¿cómo que no se ocultaba nada? Un tercer párrafo terrorífico en el que se muestra al extremo el sentimiento de culpa. Eres de piedra. Deja mal sabor tu relato en el corazón, pero te aplaudo como escritora. Suerte a fin de mes.
    Por cierto, quiero que sepas que el nombre de Petra, en mi relato, ha sido mera coincidencia, nada de indirectas a ti ni homenaje por tu ilustración: La burra de mis abuelos se llamaba así, con ella íbamos a por agua a la fuente, a una legua de distancia. Besos y qué bien lo pasamos el sábado.

    1. jajaja. Claro que lo pasamos bien. Por cierto, me estoy acostumbrando a salir contigo en las fotos. Referente a lo de la burra Petra no sé si perdonártelo… Ya le preguntaré a Saly si es verdad lo que cuentas, que tú tienes mucho y buen “cuento”.

      Me alegra que te guste el relato. He temblado cuando he visto que comentabas tanto, porque como no tienes pelos en la lengua a la hora de comentar… Agradezco tus críticas constructivas.

      Un beso grande.

  8. …pero ese día va a la UVI sola. Ese es el gran cambio del relato. El interruptor. El cuento tiene las dos historias: la superficial (la que se cuenta: la rebeldía juvenil) y la oculta (la que realmente subyace y es la gran historia, el gran tema: la culpa, el arrepentimiento, la mala conciencia… hasta desear la muerte para limpiarla), Como la teoría del iceberg de Hemingway (lo que se cuenta solo es una parte, el vértice de la historia). Bueno, que muchas gracias por tu objeción o discrepancia, Anita, así es como mejoramos y pulimos los textos.
    Un besazo.
    Amparo

  9. No leo los comentarios anteriores, Amparo. Pues a mí me gusta leer el micro y sacar mis propias conclusiones. Las explicaciones muchas veces rompen el encanto que para mí tenía el micro.
    Este de encanto poco, la verdad. Es espeluznante pero perfectamente narrado y de los que no se olvida una vez leído.
    Un abrazo.

  10. Pues dirigido por Isabel vengo a encontrarme con el micro tan halagado por ella y compruebo que es tan bueno porque comprende tres historias diferentes en tan solo 200 palabras, una niña mimada, un padre como debe ser, una dolorosísima corrección y un mal trago tan grande que no parece que pueda ser real.
    Todo ello con clase y estilo. Tendrás que repetir podium este mes.
    Un abrazo, Amparo.

  11. ¡Todos tenemos una princesa o príncipe en casa a quien proteger, o tal vez aún somos los protagonistas! Un micro muy bien narrado donde describe esa realidad cotidiana de no poder controlar todo nuestro destino ni el de los seres a los que amamos.

Dejar una respuesta