Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY112. LAS TRES VERDADES, de Ignacio Rubio Arese

Conocedora de tres verdades fundamentales –primero, que la insatisfacción es parte consustancial a la naturaleza humana y, segundo, que hasta la belleza más generosa termina por llenar de hastío al que la recibe cada noche–, la princesa de Hedeby, única heredera de su estirpe, se encargó de rechazar a cuantos pretendientes la cercaban antes de ascender al trono. Después, levantó en su palacio un renombrado harén, prolijo en varones de las tribus a las que sometía. Cuentan que allí pasaba todas sus noches, cuando no la ocupaba alguna expedición. A diferencia de próceres y guardianes de buenas costumbres, ella sentía un grave desinterés por la sucesión a la corona. Nadie en Hedeby era tan consciente como la propia princesa de que, tercero: hasta el bastardo o la hija espuria más insignificante del reino puede adquirir sangre azul, si así lo dicta quien manda.

30 Respuestas

  1. Anonymous

    Pfff… Nacho… te confieso que he tenido que leer tres veces tu cuento: la primera no lo he entendido, porque estoy un poco espesa; la segunda, me he dado cuenta de que hablabas de tres cosas, y la tercera ya he visto que no hacía falta volver a leerlo otra vez, pero me apetecía, ja, ja….

    Me ha gustado… despliegue profuso de léxico, muy bien elegido y utilizado; tiene un poco la estructura y el estilo de un manifiesto (1º, 2º…).

    La historia destila por sus cuatro, digo, tres costados una máxima: el que manda, manda… y ya está!!! Sea quien sea, venga de donde venga, no??? Quien tiene el poder… Y ella se jacta de ello, pero con el hastío y aburrimiento de “la princesa está triste”…

    Se percibe la crítica social oculta, je, je…

    Me ha gustado, sí, señó!!!

    Mucha suerte y enhorabuena!!
    Un beso, Marta
    P.D. No es coña, pero se me ha borrado 2 veces el comentario, o sea que… a la tercera… tiene una maldición este relato tuyo???

    1. Anonymous

      Pues sí, Marta, este texto lo compuse en abril, en una semana muy belicosa que tuve, ja ja, tb escribí un par de micros para lo de abogados en la linea más reivindicativa…
      Sobre las maldiciones, no lo sé, esta vez no quise componer nada perverso, y sí dar forma a una protagonista que invirtiese los roles clásicos… 🙂
      Un beso para ti también, siempre un placer leer tus profundos comentarios… 🙂
      NACHO

  2. Como siempre un texto muy bien redactado y me ha gustado (más que el de la ogra del mes pasado, a la que leí y me quedé sin tiempo de comentar). Yo también lo he leido varias veces y como soy muy curiosa tengo preguntas:
    – llenar de hastio ¿? y decier hastiar simplemente ¿? pregunto si tienes alguna razón de hacerlo así o simplemente salió así y ya está.
    -Las tres vedades fundamentales – y pones quión, yo hubiese puesto “:”, esto es una duda metafísica mía, es más correcto como lo haces tú ¿? hay alguna razón … please yo ni idea, me ha sonado raro asi que lo pregunto.
    -renombrado haren me ha hecho gracia, es como si le hiciese publicidad
    -espuria, hacía muchísimo que no oía esa palabras, siempre aprendo o recuerdo algo al leerte. Biennn

    Estructuralmente estoy de acuerdo con Marta. La prota hace lo que quiere y punto pelota, entiendo lo del aburrimiento y lo efímero de la vida y belleza, pero realmente lo más importante no es lo último, el hacer lo que se le pone que para eso es la princesa ¿no?.

    Me gustan las princesa guerreras, me ha recordado a Turandot.

    1. Anonymous

      Hola, MEL, siempre un placer tenerte por aquí 🙂
      Intentaré responder a tus preguntas lo mejor que pueda y sepa, que se las traen 😛
      – Puse “llenar de hastío” en lugar de “hastiar” para evitar sonidos cacofónicos con otras palabras del párrafo (consustancial, rechazar…), suelo ser bastante cuidadoso en ese aspecto, leo siempre el texto un par de veces en voz alta para asegurarme de que no se cuelan rimas internas de esas bastante fastidiosillas…
      – La puntuación, sinceramente, yo tampoco lo tenía del todo claro, así que le pasé la primera frase a un profesor de gramática, y él me recomendó ese sistema de puntuación, tengo que reconocer que mi primer impulsó era similar al tuyo, y él me lo corrigió…
      – Con lo de las “3 verdades” quise jugar un poco a romper el orden esperado, pero, eso sí, manteniendo la lista de prioridades de la misma princesa de Hedeby… 🙂
      Un abrazo fuerte!!
      NACHO

  3. Sotirios.

    Nacho, menudo vocabulario. El texto me gusta mucho y también el modo de contarlo, pero (este es opinión personal) creo que le falta un desenlace más sorprendente para ser 10. De todos modos me gustó mucho como todo lo tuyo. Un fuerte abrazo amigo,Sotitios.

    1. Anonymous

      Amigo Sotirios, como siempre, un placer enorme leer tus comentarios sinceros. Es cierto que, ateniéndonos al argumento o a la trama, esta vez el relato, aparentemente, tiene menos enjundia que otros. Pero es que quería probar algo nuevo, salirme un poco de narrar una historia a la clásica usanza, y centrar más el acento en la estructura y en el tema. Jugar a la originalidad en el desenlace, creo, hubiese ido en detrimento de mis objetivos y, al mismo tiempo, creo que la última linea revela bastantes cosas sobre la naturaleza del poder, y sobre el propio origen de la princesa…
      Un fuerte abrazo, maestro, gracias por compartir tus impresiones tan abiertamente!
      NACHO

  4. Mercedes Jiménez

    Hola Nacho, qué sorpresón me he llevao al ver tu texto colgado tan pronto!!! Como te dije me gusta mucho la original estructuración del texto en torno a esas 3 verdades y la inversión de los roles masculino y femenino. Mucha suerte con tu hiperactiva princesa de Hedeby jiji. Un besote grande, muakkkk!!!

    1. Anonymous

      Muchas gracias de nuevo, Merche 😉
      a ver, a ver si esta señorita de Hedeby conquista el corazón de los lectores, sin necesidad de apresarlos en batalla y llevarlos al harén 😀
      Besotes para ti.
      NACHO

  5. Nachete! precisamente hace poco estuve debatiendo con un colega el significado de la palabra “espurio”, y si se decía “espureo” o “espurio”. Leyendo esto me has sacado definitivamente de dudas 🙂 A ver ese email, que se hace esperar! 🙂

  6. Anonymous

    Pakonas, cuando vuelva a acecharte una KLAUSYMAS de esa índole, de las que te impiden dormir varias noches seguidas, no tienes más que consultar el diccionario panhíspánico de dudas, je je, y te la solventarán al instante 🙂
    http://www.rae.es/dpd/
    Un abrazo, compañero.
    NACHO

    1. Anonymous

      Muchas gracias, Rafa. Mientras no se me agoten los dardos, seguiré perseverando con ellos hasta dar lo más cerquita posible del centro de la diana 🙂
      Un abrazo fuerte.
      NACHO

  7. Calamanda Nevado

    Ignacio, esos guiones, a modo de paréntesis, quedan bien ahí. La estructura del relato está muy pensada, eso intuyo, y , de esta forma, sus giros enriquecen mucho la historia. Suerte y saludos

    1. Anonymous

      Gracias, Calamanda! Con mayor o menor acierto, sí, he intentado hacer de la estructura algo significativo, una potenciación del tema, en lugar de la acción propiamente dicha (que no la hay).
      Un abrazo para ti.
      NACHO

  8. Anonymous

    Hola, Ana, como siempre, muy muy interesantes tus aportaciones!!
    Respecto a las dos posibilidades, sí, están calibradas y propuestas tal y como las has intuido, ahí ya depende de cada uno elegir con cuál quedarse, aunque en el fondo, ambas tienden a lo mismo.
    Sobre la credibilidad de la historia, NO te voy a discutir la predominancia de mi pensamiento “masculino” (me resulta todavía difícil salirme de los parámetros mentales del género que me ha caído en gracia), pero sí en lo relativo a la intencionalidad: quería poner un ejemplo de una mujer-gobernanta capaz de expresar abiertamente sus deseos, de imponerlos en su reino como modus operandi. La mayoría de las reinas en el poder han hecho lo mismo, ya sea de un modo encubierto, al prevalecer una moral estrictamente conservadora en el ambiente (nuestra Isabelita II, por ejemplo), o de un modo incluso legislado, como la emperatriz china Wu Zetian —que reinó desde el 690 al 705 d. C.— la cual, haciendo uso de su posición, creó un decreto por el cual todos los dignatarios visitantes deberían rendirle sus respetos realizándole un cunnilingus.
    En fin, creible o no, me alegro de que te haya divertido leerlo 🙂
    Un fuerte abrazo para ti también.
    NACHO

    1. Anonymous

      Ja ja ja, Robert, me alegro de verte a ti tb por aquí. A ver si te animas y nos regalas una de tus perlitas 🙂
      Un abrazo.
      NACHO

  9. Anonymous

    Muchas gracias, Merche. He buscado, sí, un sotil cambio de estilo, para no aburrir al personal con mis historias perversas 🙂
    A ver qué tal el sábado. Habrá que prepararse algo, pero no tengo casi ni tiempo!!!
    Besos.
    NACHO

    1. Asin que habéis hecho una pseudo-fiesta de pseudo-amigos y no me habéis pseudo-invitado para escribir un pseudo-micro-relatooooo???:-)
      ¡pseudo-malos-pseudo-amigos!! (soy más mala que la bruja Avería, jijijijijiji!!!!!!!!!!!

    2. Anonymous

      Pues claro que estás requetepseudoinvitada, bruja AuroraAvería 🙂
      Es la quedada de microrrelatistas!!! vamos, que yo daba por hecho que tú tb estarías por allí, cierto, no??
      NACHO

    3. No, ni me había enterado. El finde pasado estuve en Madrid, pero fui al teatro. Muy divertido. Os lo recomiendo, la sesión golfa de Jamming en el Calderón. Si os animais, preparaos a ser protagonistas, porque participa también el público.

      Pasadlo muy bien y echadme mucho de menos!!

  10. Anonymous

    Enhorabuena Nacho!! El relato me gusta mucho, la única pega que le veo es que es algo rebuscado y hay que darle varias vueltas para pillarlo bien… Pero me gusta! (yo, de mayor, quiero ser esa princesa!!:) Suerrrrte! Lola.

    1. Anonymous

      Ja ja, Lola, recién llegada y ya estamos poniendo pegas?? 😀
      Sí, quizás la estructura me ha salido algo rebuscada… quiero decir, ese era mi propósito, pero no para fastidiar al personal… 😉
      Un abrazo.
      NACHO

  11. Me ha gustado que articulas el desenlace a partir de la tercera verdad, anotada en el planteamiento. Me parece interesante esto de jugar con la “rigidez” de planteamiento, nudo, desenlace, pienso que aporta encanto a los textos cortos.
    Con un harén en palacio, Nacho, la sangre azul puede terminar de cualquier color.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta