Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY123 LA PRINCESA DE LABIOS APAGADOS, de Calamanda Nevado Cerro

Aún no había anochecido cuando Irene decidió no dejar de sentirse princesa. Estremeciéndose le descubrió que no la tendría más; ni sería la reina de su casa; suspirosa le devolvió la llave. y recitó…

—No necesito tu coche gris plata, tampoco este triste apartamento de mármol vigilado por ti. Deseo sentir el reflejo del sol, aguardar el metro, y encontrarme con mis amigos. Cerrada la puerta, buscó la proximidad de sus padres para contarles. 
—Me disgusta su parecer y como me exhibe ¿Decidme, debo querer un hombre así? 
—Calla, calla, cielo—, dijo su madre querida, —él te ama.
— ¿Pensáis alguna vez qué hago con mi vida; cómo se marchita mi juventud? Podéis ver que no río.
Y parlanchina su mamá le habló de cosas banales, viajes, diamantes, perlas, y cruceros sobre el mar; con ese estribillo se alejó hasta la cocina ¡Ay!, antaño la pobre princesa fue prisionera de esta adorada carcelera, más brillante que ella, de la que intentó volar. Envuelta en pena, sostuvo su desencantado clamor… 
—Si aceptará mis limitaciones, y me amara papá; pero es un pavo real; no es mi príncipe, solo desea ser mi soberano. Su padre encendido por sus circunstancias si la abrazó.

15 Respuestas

  1. Natalia

    Calamanda, tu historia cuenta el final de la resignación de esta chica. Su padre la comprende, le puede ayudar a ser ella misma. Sería fantástico. Muy psicológico, me gusta. Un abrazo.

  2. Calamanda, lo que le falta a tu cuento es un poco de llama, de fuego. Has encendido una escena (primer párrafo) ante el lector y este espera que pase algo, bueno o malo. Para mi gusto, pediría menos abrazos, sin excluirlos, pero que metas la carne en el asador.
    Un abrazo.

    1. Calamanda Nevado

      Susana, gracias por tus palabras; las voy a tener en cuenta. En este caso le buscaba apoyo en su padre; pero como dice nuestro amigo Sotirios, te escucho y paso a la acción; nunca mejor dicho. Un abrazo.

  3. Anonymous

    Lo importante es que encuentra La Paz, decidiéndose a dar un pasito decisivo. No de balde, Irene en griego significa “La Paz” Esa coincidencia me ha hecho muy feliz. Pues que tengas Fortuna en el episodio de mayo Calamanda. J u a n P é r e z.

    1. Calamanda Nevado

      He buscado ese nombre porque me gusta, y por su significado; me pareció ideal para esta historia. Gracias por tu sinceridad J u a n, saludos.

  4. Sotirios

    Calamanda, escribes muy bien, tu vocabulario es muy bueno, las frases rezuman tu enorme clase para escribir. Creo que en relatos largos podrías escribir una maravilla. Tienes que tener mucho cuidado con los cuentos cortos porque sin sorpresa pierden mucho. Mira Chejov, casi no tiene un desenlace el deja al lector te intuir lo que le da la gana. Por desgracia los mini cuentos necesitan acción y un desenlace sorprendente. Así escucha a Susana, (ella es mucho mejor que yo) y seguro un día nos sorprenderás. Un fuerte abrazo a mi amiga escritora, Sotirios.

    1. Calamanda Nevado

      Sotirios, eres muy amable y generoso con tus palabras llenas de positividad y esperanza; gracias por ellas y por tus buenos deseos. Escucho a Susana y, como no, también a ti. Un fuerte abrazo de amigos.

  5. Inés Z*

    El valor de encontrar tu camino, tu lugar en el mundo. Me gusta lo que quieres contar, aunque comparto las opiniones de Susana y Soti. He echado de menos algo en la historia.

    Besos, Calamanda.

  6. Calamanda Nevado

    Inés, gracias. Como dices muy bien, la historia básicamente es eso; buscar tu lugar en el mundo. A ver si en otra ocasión reparte más sensaciones. Besos.

  7. Hola Calamanda. Me gusta mucho el título, esos labios apagados. Comienzas en mitad de la acción y aunque no la concluyes del todo se intuye la próxima libertad de ella. Es cierto, hay princesas desterradas pero que lo serán más después. Un abrazo.

Dejar una respuesta