Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY136. GERMÁN Y LA PRINCESA, de Ángeles Sánchez Gandarillas

Germán, a pesar de tener seis años, sería armado caballero por el Rey; además, colaboró en esa decisión, su tía la reina, y también se vengaría de su prima, la princesa Juana que le tenía atormentado porque ella no reinaría, porque él, segundo en la línea sucesoria, sería el monarca. La heredera desairada, debía amadrinarle hasta el salón del trono. Caminaban solemnemente al son de trompetas y la princesa apoyaba su mano sobre el antebrazo del futuro caballero que, lucía armadura, capa carmesí, remolcaba un mandoble y portaba un escudo blasonado con un dragón. El Duque, su orgulloso padre, sería testigo de lo que allí sucediera. Germán, fascinado, hincó la rodilla ante el rey dispuesto a recibir los honores. 

– ¡Os nombro Caballero del Rey y os asigno el condado del Dragón! Sintió la pesada espada sobre su hombro y el pellizco cruel de la princesita… Germán agotado, se retiró a sus aposentos pues, al día siguiente tenía esgrima; recogió algo indispensable, la cámara de su padre, porque sin aquellas fotos, sus amiguitos jamás creerían que en el año 2013, fue nombrado caballero por un rey en su castillo, y que su tía representaba el papel de reina.

6 Respuestas

  1. Calamanda Nevado

    Ángeles, los juegos de los niños, con su fantasía, son tan indispensables para ellos como la realidad. Original y bonito de contar. Suerte y saludos

  2. Discurre una buena escena con un ambiente histórico engañoso y se entiende al final que era una fiesta infantil. Pero el vocabulario me resulta excesivo, Lines, te has valido de demasiados términos palaciegos que no ayudan a tu historia más que de adorno.

    1. Gracias Susana, siempre admiro tu juicio y sabias palabras, procuraré tenerlo en cuenta.
      Ya ves, la realidad era aún más palaciega y teatral, no era una fiesta infantil sino el Día Internacional de los Museos, debí intentar trasladarlo más y mejor literariamente hablando. Para la próxima refinaré el estilo.
      A ver cuado nos vemos de nuevo. Abrazo. Lines

  3. GRacias mujer.
    Pues algo parecido sucedía. Un niño, real, que vivía ilusionado por convertirse en caballero. Fue una escenificación teatral del grupo de teatro “La Chalana”, y se celebraba el Día Irternacional de los Museos en el Museo-Castillo del Rey de nuestra localidad. Teatralizaron la vida en palacio y sus fastos, celebraciones, bailes, banquetes, etc., y hablaban de esa manera palaciega con relación a todos los visitantes y futuribles caballeros… Me limité a copiar lo que sucedía, salvo la prima y princesa Juana, que era lo que pedía ENTC. El niño aún vive en su sueño y anda consgtruyendo un unicornio para su próxima aventura.
    Gracias por la lectura y por tu encantadora imaginación.
    Buena vida “fermosura”.
    Lines

  4. Anda la pera!! Yo había dejado un comentario aquí y se ha borrado… bueno lo repito, que te voy a contar con lo que me gusta a mi el teatro no¿?, siempre me gustan los cuentos que son ficción y nos engañan desde el principio y efectivamente es maravilloso vestirse de otra cosa y meterse en un papel. Hasta leer lo de la cámara de fotos estaba en época medieval y ahí ya despiertas a que la realidad es otra, pero, en ese sentido creo que decir clase de esgrima despista al lector, creo, creo, digo, sugiero, que otra cosa más actual como futbol o así, ayudaría al lector a situarse en el presente, de la misma manera creo que si al principio se aligera la explicación diciendo que el al ser chico le tocaba frente a la niña es suficiente ¿cómo lo ves?, abrazos lluviosos, vaya caca de tiempo…

Dejar una respuesta