Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY147. PRINCESA EN EL SOFÁ, de Ramón González Ruiz

Mi princesa está triste.Hace días que apenas se mueve.

Mi princesa ya no quiere estar conmigo. No duerme en mi cama. 
Mi princesa no come. No bebe. Ya no busca que la acaricien. Languidece y yo no sé que puedo hacer. 
Mi princesa no pide nada, no quiere nada, no espera nada. No trae presentes, no los acepta. 
Mi princesa se deja morir. No entra ni sale, no va y no viene, no sube ni baja. 
Estoy perdiendo a mi princesa; no ve mis lágrimas, no escucha mi llanto. 
Mi princesa se apaga; ha perdido la batalla. 
Mi princesa ya no usa el cajón de la arena. Y lo llena todo de pelos. Así que a ver si la palma pronto y me compro otro gato. Mejor una gata. ¡Que ilusión! La llamaré Princesa.

15 Respuestas

  1. Anonymous

    Toas aquellas personas que han vivido con animales, no pueden vivir sin ellos, incluso aunque estos animales puedan ser tu pareja.
    Suerte

  2. La verdad es que esperaba que fuera una mascota, un gato o un perro. Pero no esperaba un final tan cruel. Al menos eso me ha parecido, el final demuestra tener muy poco aprecio por alguien que ha convivido contigo.
    O al menos eso me ha parecido a mi.
    Saludos.

    1. No me molesta, Asun, más bien al contrario. El cuento es una broma; mi intención precisamente es que el final sea cruel y rompa el falso encanto. Saludos y gracias por prestar atención a mi escrito.

    2. Ramón tienes razón, un relato es un relato. He caído en lo que tanto me molesta a mi. A veces me hace gracia pero a veces me molesta, porque siempre creen que lo que escribimos es real y es una biografía nuestra. Mientras que los relatos son ficción, son eso relatos, cuentos.
      Y de hecho los creadores de los grandes malvados de ficción no creo que hayan matado o descuartizado, o lo que hagan sus protagonistas.
      En fin que hay que pensar antes de comentar, es la conclusión que saco.
      Te felicito por tu relato.

  3. Pues a mi me ha gustado mucho, no me esperaba que fuese una mascota, hasta lo de que pierde el pelo. Y aún siendo una amante de los gatos de forma incondicional, me ha hecho mucha gracia. Está clara la intención, se nota que es una broma, sorprende y me ha sacado una sonrisa.

  4. Creo que está muy bien escrito, que te va llevando a la situación, triste, pero poética y con sentimientos, y de repente rompe y es abrupta por lo del desdén al animal enfermo. Es lo que querías y has acertado en eso, pero me hubiera gustado más en el tono sensible que llevaba la historia. De todas maneras, bien escrito. Un saludo.

  5. ¡Joder cómo está la banda! Ya te dije, por otros medios, que el final era propio del miembro gay de la familia Manson. La narrativa de ficción es lo que tiene, incluso la narrativa en general. No sé qué proceso mental hay que sufrir para pensar que el relato es una especie de confesión al mundo. Siguiendo ésta lógica, imperante por aquí, no hubiera habido ni un solo antagonista, no digamos un malo malote, en la literatura universal. No hubieran existido Herodes o Hannibal Lecter, por poner un ejemplo.
    ¡Cuánto daño ha hecho la factoría Disney!

Dejar una respuesta