Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY29. AÑORANZA, de Gloria Arcos Lado

Los últimos tiempos no eran dignos de ser recordados.
Años atrás sí que valía la pena vivir. Todo era encantador. Sus vidas entonces todavía les pertenecían, no como ahora, que siempre estaban en boca de todo el mundo y se encontraban a expensas de cualquier desaprensivo.
Mientras sus padres gobernaban gozaban de todos los placeres.
Ellos, empezando por su hermano, llamado a ser el futuro monarca, y ella, la princesa Ana, así como su querida hermana mayor, Victoria, eran bienvenidos en todas partes.
Los súbditos de sus padres, sus Serenísimas Majestades, se peleaban siempre por estar cerca de ellos, mientras intentaban convencerse que tenían alguna influencia sobre la Familia Real.
Pero después del golpe militar se convirtieron en parias y apátridas.
Tuvieron que salir a toda prisa y se vieron obligados a abandonar su país, apenas con lo puesto, para evitar que se repitiera la historia de sus primos lejanos, los Romanov.
Ahora que eran ciudadanos sin país, estaban siempre en manos de varios cortesanos que les ofrecían sus servicios y su ayuda económica desinteresadamente, cumpliendo las antiguas reglas señoriales, ahora en desuso.
Y todavía osaban preguntarle ¿Por qué estás tan triste?

10 Respuestas

  1. Calamanda Nevado

    Gloria, tu semblanza recrea situaciones vividas, en el siglo pasado, por distintas familias reales. Fueron tiempos duros; como los de ahora para jovenes y todo tipo de emigrantes. Son muchas las princesas que con su título universitario se marchan al extranjero para lavar platos o servir mesas; con tristeza. Bien ambientado y fluido. Suerte y saludos

  2. Anonymous

    Muchas gracias Calamanda. No participas este mes? Estaba buscando ti texto para comentarlo y no lo encuentro. Un abrazo Gloria

  3. Gloria, tu relato casi crónica de tiempos pasados fueron mejores justifican la tristeza de la princesa. En tu texto aparecen los elementos que son claves: época encantadora de los príncipes que solo reciben parabienes y adulaciones. Por otro lado los desaprensivos (quizás el pueblo llano y mísero) “salvados” por los militares salva patrias. El exilio y sus grandes inconvenientes que no lo son tantos por la ayuda de la corte y su dinero. En fin, narrado desde el punto de vista de la realeza parece triste, pero desde el punto de vista republicano no lo es. El título es un acierto. Gracias por comentarme.

  4. Anonymous

    Muchas gracias por tus palabras precisamente he querido reflejarse esa dualidad.Enhorabuena por aparecer en Antología de Calentura.Gloria

Dejar una respuesta