Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

52. MI VIDA SOBRE RUEDAS Virtudes Torres

 

Tenía sólo unos días cuando me llevaron a pasear en un cochecito de bebé. Debió gustarme su traqueteo pues a partir de ese momento aquel trasto con dos grandes ruedas y una barcaza sirvió para que pasara largas horas durmiendo.

Ruedas tenía mi “pinete” de madera con el que recorría el patio y las habitaciones de casa, cuando aún no sabía andar.

Crecí y mi triciclo con rueditas lo heredó mi hermano menor. Llegó la primera bicicleta.

Con ella sentí el viento en la cara y también me “sollejé” las rodillas a base de caídas.

En mi cumpleaños me regalaron unos patines y un skate. ¡Me hice el rey del barrio!

 

Aún no he cumplido los dieciocho y, mirando atrás, descubro que he vivido mi corta existencia sobre ruedas.

Hoy, siguiendo en esta dinámica, sigo sobre dos, más grandes, menos ligeras a las que me ha llevado un loco que conducía cargado de alcohol por una calle peatonal.

Creo que con el tiempo me adaptaré a mi nueva situación. No me desmoralizo, seguiré intentándolo.

Y es que las ruedas, la velocidad, siempre me ha inyectado esa dosis de adrenalina que mi cuerpo necesita.

 

“pinete” tacatá.

“sollejar” rozadura gorda con sangre.

34 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un personaje que, lejos de caer en el desánimo por su no buscada minusvalía, lo toma con filosofía, se carga de fuerza y siente que su vida sigue como siempre, es decir, sobre ruedas.
    Un texto que eleva el ánimo, es un ejemplo de perspectiva y pone cada cosa en el lugar que merece.
    Un abrazo, Virtudes. Suerte

    1. Virtudes Torres

      Gracias Ángel por el comentario.
      Es muy distinto de lo que había pensado escribir. Pero me gusta más.
      Hay que ser positivos.
      Abrazos.

  2. Maria jesús Briones

    Destino, destino, Una bicicleta, le acompañaría toda su vida, aunque de diferente modelo.
    Buena historia, Virtudes.
    Animo.

      1. María Jesújs Briones

        Sí es una bicicleta, aunque el sillin sea más grande y tenga motor eléctrico, o unas manos fuertes que lo empujen por las aceras.
        Un saludo.

  3. Ton Pedraz

    Describes muy bien en tu relato el talante positivo de alguien al cual la vida no le ha deparado demasiada fortuna.
    Mucha suerte Virtudes con tu apuesta.
    Ton.

    1. Virtudes Torres

      Hola, Ton
      Si ya la vida se empeña en poner piedras en nuestro camino, no vamos a ayudar a que estas se transformen en rocas.
      Saludos.

    1. Virtudes Torres

      Pues he leído la de Esperanza y veo que hemos utilizado la silla de ruedas en nuestro relato.
      Es difícil no coincidir en algún tema. De echo este es el tercer relato que escribo ya que cuando iba a mandar los anteriores vi que se parecían demasiado a otros ya colgados. Y he de decir que uno estaba basado en una historia personal.
      Saludos y gracias por comentar.

  4. María Ordóñez

    Ay, qué horror. Y qué manera de afrontar la suerte. Ay, no puedo ni reponerme, Virtudes. Magnífico relato. Qué maravilla que exista quien no sólo se repone sino que convierte en reto feliz lo terrible que le sucede. Y qué bueno que haya quien lo cuente tan bien contado! Felicidades!!!

    1. Virtudes Torres

      Es difícil mirar con buena cara un presente que se ha visto truncado por alguien que no ha respetado as normas.
      Mi protagonista ha encontrado la clave.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.

  5. Esther Cuesta

    Muy gráficas las imágenes con las ruedas, y muy emotiva la resolución del cuento.
    Me gusta mucho la dimensión esperanzadora y de lucha por seguir del protagonista.
    Un abrazo

  6. Muy bien escrito Virtudes, aunque para serte sincera este verano estoy con la idea de leer cosas que me hagan reir. Hasta he dejado de escribir un poco buscando una linea más fresca y risueña. Te lo confio porque eres mi amiga invisible que si no, no me atrevería jajaja. Mucha suerte mujer de la rosa roja.

    1. Hola Mercedes
      Tu comentario me hace sonreír, verás en un principio terminaba mucho más allá de los dieciocho años que casi tiene y de un modo totalmente pasivo.
      Vamos que lo maté. Pero dije: esto no me convence, quiero algo más positivo algo más esperanzador y esto es lo que salió.
      Besos amiga invisible.

  7. Blanca Oteiza

    Virtudes un micro muy bueno, bien escrito y que narra una historia triste pero a la vez llena de esperanza. Un protagonista que no se rinde.
    Un brso

  8. Hace unos días escuché en la radio que en una terraza de verano, un coche había arrollado a unos hombres que estaban sentados tomando algo.
    Lo que tú dices, esto es más común de lo que parece.
    Un abrazo.

  9. Mª Belén Mateos

    Un relato dibujado con optimismo y superación. las ruedas han marcado su paso por cada momento de la vida.
    Bonito y real lo cuentas Virtudes. Suerte guapa, un beso.

  10. Hola, Virtudes.

    Una vida, la de tu protagonista, con una mirada retrospectiva y optimista pese a que un desalmado haya sido el que eligiera el tamaño de sus dos últimas ruedas.
    Es un micro fantástico y te felicito por todo lo que se dice. Mucho juego te ha dado el tema de la bicicleta…
    Mucha suerte y muchísimos abrazos.

    1. El tema de la bicicleta, por lo menos para mí, no tenía atracción alguna.
      No pensaba mandar nada, pero soy tan cabezota que me obligué a escribir algo y esto ha salido.
      Un beso para ti, tú si que eres una crac.

  11. Virtudes, rodaste una vida plena de desafíos, donde todo se desliza con velocidad, aun en el infortunio no ceja en continuar rodando y no se rendirá. Un mensaje pleno de lucha, me encantó.
    Un abrazo y suerte.

  12. Gracias Moli por tu comentario.
    Este chico merece salir adelante. Si tuviera que continuar la historia quizás con ese tesón que tiene, le haría levantarse de la silla de ruedas y dar los primeros pasos.
    O quizás conducir un coche adaptado a su minusvalía.
    No sé, se me ocurren tantas cosas para una persona luchadora…
    Abrazos también para ti.

  13. Está claro que tu protagonista no se rinde Virtudes. Tu relato es un soplo de esperanza y es que las desgracias se pueden tomar de muchas maneras y la mejor es la de este joven, es consciente de la importancia de las ruedas en su vida y asume su nueva situación como una etapa más. Conseguirá lo que se proponga, igual que tú. ¡Mucha suerte!.

  14. Gracias Yashira por tus palabras. Hay, creo que es un proverbio chino, que dice algo así: “Si una cosa tiene solución, ¡para qué preocuparse!, y si no tiene ya solución, ¡para qué preocuparse!”
    Creo que es mejor ver lo positivo. Aunque muchas veces cuesta.
    Un abrazo.

  15. Javier Palanca

    Virtudes, el mensaje me gusta, en mi trabajo las sillas de ruedas son algo habitual. A veces a dos patas se es más infeliz.
    Por deformación profesional me choca cuando dices “sobre dos, más grandes” porque faltan las otras dos más pequeñas de delante, pero no cambia nada el sentido de tu optimista y necesario relato.

    Enhorabuena y abrazos.

  16. Virtudes Torres

    Llevas toda la razón; una vez enviado el relato, como me pasa casi siempre,
    me di cuenta de ese detalle.
    Y eso que días antes, para ir a la consulta con mi madre, me hice con una para que fuera más cómoda (tiene 89 años)
    Un fuerte abrazo.

  17. Salvador Esteve

    Al igual que las ruedas, la vida gira, es cíclica en acontecimientos. Tu protagonista, abocado a una silla de ruedas, por desgracia una triste realidad para muchas personas, nos dice que la vida no se detiene y puede volver a girar, que siempre hay esperanza. Me ha gustado mucho, Virtudes. Abrazos y feliz verano.

  18. EStupendo tu relato Virtudes. Me ha encantado la solidez y el temperamento optimista del protagonista. También que el hilo conductor hayan sido unas ruedas me parece muy ocurrente y bien traído.
    Te deseo mucha suerte.

Dejar una respuesta