Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

65. MUROS INVERTEBRADOS ( ESTHER GÓMEZ )

Soy mujer.

Cierro los ojos e imagino un mundo donde la guerra no existe. Nuestros amamantados hijos no tienen que perder la vida en nombre de ninguna bandera, ningún país, ninguna religión.

Los alimentos son repartidos con justicia e igualdad. Nadie muere de hambre y nosotras no derramamos lágrimas de impotencia.

La violación, la prostitución, la ablación, la trata de blancas han sido erradicadas. Estas barbaries pertenecían a la oscuridad de otros tiempos.

El sol calienta por igual el corazón de hombres y mujeres, nada les perturba.

En la isla, dos lunas iluminan la oscuridad de la noche para que todas y cada una de nosotras podamos caminar sin miedo.

Abro los ojos y veo el mar …

27 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    ¿Dónde está ese mundo, Esther, que me apunto?
    Hay dos cosas que se dicen, una es que hay muchas menos mujeres que hombres en altos puestos directivos. Otra, es que cuando una mujer es la máxima responsable, por ejemplo, de una empresa, todo funciona a las mil maravillas, como suele suceder en los propios hogares.
    Dicho esto, que no es alegato sino realidad, si los hombres pasaran a un segundo plano en empresas y gobiernos, en favor del otro sexo, no sé si el resultado sería idílico, pero seguro que sí más racional, humano y práctico.
    Suerte con tu relato, Esther, y un saludo

  2. Hola, Esther.
    Quiero una isla así para mis amigas, para todas las mujeres, para mis hijas y para mí.
    Me gustaría despertarme mañana y que tu propuesta fuera la realidad…

    Vaya pedazo micro que te has montado. Precioso y currado. Esas dos lunas del final me han dejado babeando porque la imagen es preciosa. Olé mi Esther.
    Un brazo y mucha suerte.

    1. Esther Gomez

      Me gusta que esas palabras salgan de un hombre. Estaria bien que dejaran el mundo en nuestras manos una temporadita,opino como tú no sé si sería ídilico, pero seguro diferente a lo visto hasta ahora.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un beso

    2. Esther Gomez

      Towanda amiga gracias por tus palabras que siempre me alegran y me animan a seguir mes a mes en este blog.
      Un besazo guapetona

  3. Esther Cuesta

    Lo suscribo como credo. Yo también me apunto, es perfecto para que el mundo lo adoptara como religión, como forma de vida. Gracias y un abrazo

    1. Esther Gomez

      Si Miguel es una isla de utopía, pero como dije anteriormente las utopías alguna vez dejan de serlo. Solo hay que mirar atrás.utopías de ayer son realidades de hoy. No dejemos de soñar.
      Un beso

  4. Salvador Esteve

    Esther, un pensamiento que tendría que ser meta de toda sociedad, lástima que solo sea real con los ojos cerrados. Muy bueno. Abrazos y suerte.

  5. Virtudes Torres

    Abre los ojos y ve el mar…
    Y seguro que también la cruda realidad.
    Yo apuesto por un mundo como el que tu protagonista ha imaginado.
    Pero…
    Abrazos.

  6. Tu relato está lleno de esperanza. Me identifico mucho con ese pensamiento inicial: cuántas guerras no habría con más apatridas, ateos y apolíticos. La visión que nos enseñas es muy bonita y es fácil dejarse llevar por ella de la manera que lo has escrito. El final creo que es no es casual. Mucha suerte 🙂

  7. Esther Gomez

    Juan Antonio, en el final de mi relato se esta en esa isla donde el sol calienta igual el corazón de hombres y mujeres.
    Gracias por tus palabras.
    un beso

  8. Marcos

    ¡Qué sabias y preciosas intenciones de alguien que ama a la humanidad! Siempre fijamos esos deseos en islas. Parece que es más fácil permanecer lejos de la depravación de continentes malditos. Me ha encantado.

  9. Esther Gomez

    Me da mucha alegria que te haya gustado, quizas losmejores deseos siempre estan ligados o cerca del mar. Muchas gracias
    Un beso

Dejar una respuesta