Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

90. Nana para Amanecer (Mª Asunción Buendía)

Duerme mi luna,

Duerme mi estrella,

Que yo te velaré.

  Eres la niña más bella,

 Eres mi Amanecer.

Tengo 45 años, y me he acostumbrado a cierta soledad. He alquilado una casa perfecta para pasar este verano.  Por el día se observa un delicioso mosaico de amarillos y ocres. En el ocaso las estrellas acuden a saludarme capitaneadas por una luna  que susurra misteriosas leyendas.

Tengo un único vecino, un anciano que ha resultado ser un pozo de sabiduría y serenidad. Al anochecer me obsequia con alguna hortaliza y unas charlas impagables.

Como cada noche espero su visita. Sin embargo el que llega es su hijo. Le he visto ocasionalmente, siempre discutiendo con su padre, y siempre algo bebido. Como hoy. Se abalanza sobre mí  sin mediar palabra, con una mano me agarra fuertemente y la otra… la otra profana sin reparo.

Estoy tendida en el suelo. Sucia, dolorida. Violada. La luna me contempla entre lágrimas de sangre. El amanecer me rescata.

Durante nueve lunas he revivido ese momento. Maldito.

Hoy la luna vuelve a contemplarme, borrando para siempre aquel miserable encuentro. El alba me rescata de nuevo, viene cantando una nana por tu nacimiento.

Duerme mi luna,

duerme mi estrella…

43 Respuestas

  1. Jo, si era inmensa y blanca como el marfil. La verdad me quedé impresionado jamás la vi tan grande y tan hermosa. El relato tiene dosis de ternura y crueldad y tú has podido combinarlas muy bien. Un fuerte abrazo, Sotirios. (Un relato mío “Cálido destripamiento” ha sido finalista en un concurso que se llama I certamen de microrelatos “MADRID HISTORIAS BREVES” anunciarán el ganador el día 20 de septiembre me haría mucha ilusión que lo leyeras)

  2. Esperanza Tirado Jiménez

    Un hijo recién nacido, o casi, y su madre es el eje de mi relato también.
    Al acabar la nana me esperaba algo similar. Pero al seguir leyendo te quedas con la boca abierta de la impresión.
    La luna te inspiró bien inspirada.
    Enhorabuena.

    1. Como te he dicho en tu relato, también pensé que habíamos coincidido en el tema, pero ya ves que difieren un poquito. Quizá lo escribimos el mismo día y contemplando esa misma luna inmensa.
      Un beso querida Esperanza.

    1. Bueno la vida tiene esas dos caras, y de algo muy malo salió algo muy bueno. Era una mujer resignada a su soledad y por ese revés del destino tuvo una hija.
      Un abrazo Anna

  3. Esther Cuesta

    Enhorabuena por convertir un hecho tan sórdido en esperanza de futuro. El relato es duro, y tierno a la vez, muy difícil de conseguir.

    1. Gracias Esther, es la vida misma, dura y tierna, difícil y esperanzadora. Nadie debería pasar un trance así, pero el nacimiento dio otro sentido a su vida.
      Abrazos.

  4. Isabel

    Qué bonito Asun. Me gusta todo, lo que dices, cómo lo haces, el principio y el final. Como una historia que empieza siendo bella, se transforma en cruel y eres capaz de sacar su parte más dulce.
    Eres una artista.

    1. Javier siempre me indicas algo de mis relatos que quizá no vi. Lo he revisado. La protagonista lo cuenta en presente hasta el momento de la violación. Entonces sigue en presente, pero han transcurrido esas nueve lunas y llega el momento del parto. Yo creo que no hay incoherencia en el relato.
      Gracias por tus observaciones, denotan una atenta lectura.
      Besos

  5. Un historia marcada por la tragedia del personaje y de la que además no puede escapar. Has creado una cárcel con ese recuerdo y lo has dejado ir con esa nana que lo arrastra todo: dolor y amor a la vez. Me ha gustado mucho. Mucha suerte 🙂

  6. Tremendo relato que genera todo un abanico de sensaciones. ¡Cuántas escenas parecidas a la que narras habrá presenciado la luna! La nana con la que abres y cierras hace disipar la crueldad y que sea la ternura la que acabe reinando. Me ha encantado, Asun. Suerte y saludos

  7. Juana, como he leído en alguno de los comentarios, un relato que no desata emociones, es como una hoja seca y muerta (o algo así) de manera que estoy satisfecha. He conseguido transmitir el rechazo por una acción deplorable y la ternura por un nacimiento de dos vidas, la de la niña y la de la protagonista.
    Un beso y gracias.

  8. Rafa Heredero

    Están bien conjugados esos sentimientos contradictorios, ese contraste entre crueldad y ternura, con el contrapunto de la nana que abre y cierra el relato, como si se quisiera encerrar con ella la violación y así olvidarla.
    Suerte y saludos.

Dejar una respuesta