Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV104. LAS GUNFIAS DE FEMÉRINA, de Laura Garrido Barrera

—Tomé el estracelo para practicarle una vingurata en el orificio extierno. Las constantes tribales de su espareto ad el celoide de Femérina eran correctos. Cuando Tricersegundo incisó en su esplegota tuvimos que perdicir rápidamente. ¡Ánema, ricia, clata! ¡estrebiodes, anefabinos!… pero Femérina se nos estravagaba sin saludino.
—¿Femérina ad lutem sin?
—Sin, mi signoria. Tricersegundo menosterció mi vingurata. Yo trebidé en rizo amarindio su esplegota ad Femérina recuperó su tribalianto.
—Ad ¿tras?
—Tras… el celoide in crescendo… hasta que su ortuguvino dejó de pulsilatar, ad yo atrebondé en reterato.
Un mermeroide pulsante asterció la sala. Tricerprimero se atusognó el gironte, mientras Tricersegundo le asterfaliaba sin ruprindas. Tricerprimero, desde el escalante de la pollastra, obturió una signa que entraba. Su ortuguvino pulsilató, las emfambres arremblejaron. ¡Era Femérina, con sus gunfias matentes bien tensas! Obturió a Tricersegundo ad éste sensarrió feliz.
—Nuestro estreborinde arrecato: “Culpable por atrebondar en reterato sin ascenbrondonar sus tribales, el celoide y su ortugivino. Que Tricersegundo se acerque al escalante con Femérina y nos obstricie las gunfias con vingurata”.
Femérina subió las esmorroides de la pollastra, obturió a Tricerprimero ad arrebrincó su escorcio con mantines chupándose el vistelio inferior.

46 Respuestas

    1. Buenas tardes Aniagua,
      este nuevo mundo de letras tiene su aquél. Quiero decir que al principio parece sencillo pero luego… según vas avanzando, cuesta, y así lo reconozco.
      Un beso y muchas gracias.

    1. Hola Anna!!
      tu risa espero que sea contagiosa, y al menos, no deje indiferente a los habituales que paseáis por aquí. Si crees entenderlo… ¡eso es maravilloso! 😉

      Un abrazo de los de cariño y muchas gracias.

    1. Buenas tardes Antonia. El diccionario adecuado estará listo en breve, de momento, mi editor dice que hay que corregir pequeños soslayos que se quedaron en vanos infrengüentes. Llevamos varias horas al teléfono y él dice que poco a poco los caminos de la escritura se escrutan en el escarcelo de las moradas. Sí. Así lo veo yo también. 🙂
      Un beso y muchas gracias por tus sonrisas.

    1. Buenas tardes Nieves,
      gracias por este alarde que calificas de ingenioso y talentoso. Me voy a guardar toooodos vuestros comentarios porque ayer, tras varios días de “oropéndolas” me devanaba la cabeza con saber qué pensaríais. 🙂
      Un beso Nieves y mucha suerte este mes.

    1. Buenas tardes Juan Manuel,
      como digo en mi blog, esta entrada no pretende “plagiar ni copiar” el talento de Cortázar en el capítulo 68 de Rayuela. Ha sido una inspiración y ese detonante de “inventar palabras” el que me llevó por este camino.

      Por supuesto, he utilizado el sistema de reconocimiento vocálico y ¡¡muchos más!! Un beso desde mi mundo de palabras y un abrazo para ti.

    1. Buenas tardes Salvador, quizás necesites que te practique una ‘vingurata con mi escarcelo’ para sanarte del mareo que te ha supuesto la lectura, jajá.
      Me alegro que te haya gustado y te envío un saludo muy fuerte.

    1. Hola amiga, este experimento rompe con la REGLA de la propuesta de este mes y no solo inventa una palabra, sino casi 55. Te recomiendo la lectura del capítulo 68 de Rayuela, cuyo enlace podrás encontrar en mi blog. 😉

      Un abrazo muy grande.

    1. Buenos días Isabel, me alegro que te haya parecido divertido. El diccionario es sencillo porque tampoco es que haya inventado un lenguaje complicado. Pensé en enviarlo al concurso de abogados, jajá, pero aún no han salido mis cinco palabrejas para poder encajarlo. 🙂

      No, no se están cortando la yugular, creo que las “gunfias” son otra parte del cuerpo de Femérina. Un besote para ti.

    1. Buenas tardes Cantarelus!! si has creído entenderlo ¡ya estoy feliz!
      Es el relato más versionado de mi historia relatora. Nunca pensé que acabaría haciendo algo así.

      Un abrazo para ti y un beso

  1. Laura, tenías que inventar una palabra y has inventado un idioma.JA ,JA ,JA , muy divertido ,pero tengo que ser sincero contigo me he perdido, no he enterado rien de rien. Un fuerte abrazo, Sotirios.

    1. Hola Sotirios, gracias por leerlo, a pesar de la dificultad. Y por tu sinceridad. Ya te pasaré la traducción en otro medio cuando termine Noviembre. 😉
      Tiene su sentido, aunque aparentemente no se encuentre. Un beso fuerte.

  2. Has cumplido mas que con creces el lema de este mes, inventaste todo un lenguaje. Supongo que relatas una operación, y al parecer de lo mas delicada e interesante. Felicidades por el derroche de imaginación, y por enganchar desde el principio, a pesar de no saber muy bien lo que estás contando.
    Besos

    1. Hola Asun, efectivamente cuento el juicio oral de una operación de “gunfias”, con dos médicos, el primero y el segundo, que deben rendir cuentas ante el gran jurado.

      Gracias por intentar comprenderlo, porque lo más fácil este mes, es pasar de este tipo de “inventos”. Pero creo que el capítulo 68 de Rayuela merecía un homenaje a esas gunfias con las que terminó Cortazar el texto.

      Un abrazo para ti y mucha suerte

    1. Hola Amiga, ya oigo tus risas perdidas en este mar de palabras que a muchos ha traído de cabeza y para quienes estoy preparando un diccionario, jaja.

      Un abrazo para ti y felices invenciones!! 🙂

  3. Hola Sotirios, gracias por leerlo, a pesar de la dificultad. Y por tu sinceridad. Ya te pasaré la traducción en otro medio cuando termine Noviembre. 😉
    Tiene su sentido, aunque aparentemente no se encuentre. Un beso fuerte.

  4. Hola Asun, efectivamente cuento el juicio oral de una operación de “gunfias”, con dos médicos, el primero y el segundo, que deben rendir cuentas ante el gran jurado.

    Gracias por intentar comprenderlo, porque lo más fácil este mes, es pasar de este tipo de “inventos”. Pero creo que el capítulo 68 de Rayuela merecía un homenaje a esas gunfias con las que terminó Cortazar el texto.

    Un abrazo para ti y mucha suerte

    1. Pues yo tengo un pecado terrible que confesar. No he leído ese libro de Cortázar. Sin embargo me encantaron sus historias de Cronopios y de Famas.
      Creo que será mi próxima lectura cuando acabe los dos que tengo entre manos.
      Besos

    2. Hola Asun, a mí me dijeron que era obligatorio leerlo en el cole. Y lo leí… ya lo creo que lo leí, igual que leía toooodo lo obligado y lo no obligado. En ese capítulo 68 coloqué unas interrogaciones al lado y escribí la palabra ¡¡loco!!…¡Quien me iba a decir que acabaría escribiendo sobre las gunfias varias decadas después! . Si visitas mi blog, he enlazado el capítulo del que te hablo, e incluso creo que también lo he visto por aquí pero ahora no sé dónde. Un beso fuerte para ti y un abrazo.

  5. Buenos días, ¡qué decirte Rocehoremor! El caso es que tu comentario no lo entiendo completamente, pero supongo que es una respuesta comprensible a la sensación que te ha causado mi relato. Ya me pasarás el diccionario de traducción porque ahora es muy pronto y aún no me he despertado. 🙂
    un abrazo y gracias por comentarlo.

    1. Hola Miguel Angel,

      me alegra encontrar una cara “nueva por estos lares”. La verdad que me cuesta seguir el ritmo de ENTC y leeros a todos me resulta dificil, pero este mes me lo he prometido y lo intentaré. Voy a leerte…a ver si te encuentro!!

      Un beso agradecido

  6. Laura, el recurso se ha tragado el relato. Es un jeroglífico intragable para un torpe. Como por otro lado no soy capaz de leer en voz alta quizás me pierda su musicalidad, si la tiene. En fin, sospecho que te has divertido mucho pero no dejes de visitar la publicidad.

Dejar una respuesta