Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV156. OSCURO TRABAJO, de Antonia Garcia Lago

Chicas, chicas, al salón.
Y fueron saliendo: la abierta A, con su largas piernas y su corto talle, la B, siempre de perfil, para que vieran que era rellenita, la C, tan metida en sí misma que parecía mirarse los pies eternamente. La O, muy cerrada a decir de la mayoría, pero profunda como un pozo. La H, siempre descansando sobre una silla tardó en aparecer, la J, como un mango sin paraguas, la X, misteriosa e incógnita. La V, equilibrista nata, triunfaba por su esbeltez. La F, recostada en su gemela E, que sí tenía las dos piernas, la K, vociferante como una sirena de barco, la M, tan anclada a tierra , la Ñ, con sus delirios de señora encopetada, la Q, que se vestía con cola, para mostrar distinción, la sinuosa S, que levantaba silbidos y murmullos, la U, con fama de guardarlo todo . Terminó saliendo la Z, decían de ella que no sabían si iba o venía. Los escritores las escogían, las mezclaban, las utilizaban a su antojo y luego, negro sobre blanco las abandonaban.
Ellas dormían mientras tanto, esperando que una musa volviera a apremiarlas: Chicas, acabó el descanso. Todas al salón.

30 Respuestas

  1. Gracias a tod@s: Ópalonegro ,Carmen, Sotirios, Susana ,Salvador, Ana,. Blanca, Calamanda, Aurora

    Por comentar. Me alegro de que os guste y os resulte divertido. Con tanto buen relato como hay cada mes, este incluido, ya no sé como enfocarlo, pero siempre hay un poquillo de idea para “ cumplir” con la apetecible obligación con esta casa, así que eché mano del abecedario. Doscientas sesenta y seis palabras salieron, así que tuve que menguar y menguar y en ello en vez de jersey, salió chaleco, pocas letras y menos descripciones, pero bueno, si resultó medianamente decentillo y nos sirve para hacer nuestro particular abecedario, me conformo. Haré uno enterito cuando no tenga nada que escribir y las musas anden relajadas. Al final, las palabras, grandes o pequeñas, salen de pequeños signos y de nuestra capacidad de inventar y de utilizarlas.
    Un abrazo a tod@s.

  2. Vale Ana, quedamos en esa calle y a esa hora. Yo llevaré gabardina con cuello alto y sombrero gris. Ponme un mensaje aquí de como vas a ir tú para que nadie se entere, que vamos en misión secreta.
    (la espía que se escondió)

    1. Epiiii, que tú andabas de incógnito o invisible (tú y tus disfraces). Nada, quedamos en vernos en la esquina donde estará Ana “pasmada” de frío. No creo que la veas, no obstante, porque como va a ir tan discreta :-P. Besazo, so celosón de amig@s.

  3. Héctor, Asun, Rosy (a ver si acierto esta vez tu nombre). Beto, María,
    gracias por vuestros comentarios.
    Pues la verdad es que me alegro mucho de que os guste. Si hago la genealogía completa la pongo aquí, con permiso de JAMS, para que nos divirtamos, os animo a lo mismo.
    Abrazos a tod@s.

  4. A mi me ha gustado especialmente la K vociferante y ese aire gallego que le has dado a la Z, que siempre la imaginamos andaluza. ¡Vaya sopa nos has preparado! Ingeniosa siempre, Antonia. Un abrazo

  5. Gracias Eva. Efectivamente, esta Z hizo un quiebro y emigró, se ve que le gusta la lluvia. Sí, la K fue una revelación, también me salió marinera.
    Otro abrazo y sírvete la ración que quieras, que ya vino el frío.

  6. Muy chulo Antonia, me ha encantado… y me ha recordado a uno que escribí yo hace tiempo donde las letras “ellas” ligaban con los números “ellos”, pero… tenían un/una espía infiltrada ¿sabes cual es la letra masculina?, la has nombrado por cierto…
    Propuesta original, suerte!!!!

    1. no lo recuerdas porque no lo has leído… estará -digo yo ¿¿??- perdido en mi disco, disketes etc … lo apunto en pendientes de buscar. Pues … no!!!, la sexy X es claramente chica… yo me refiero a la letra infiltrada, vale una pista, lleva bigote!!

    2. Yo puedo recordar hasta el futuro Mel, tú no me valoras :-P. Anda sumérgete en el disco, bucea y sácalo a la superficie. La eñe, pues, y no la llames infiltrada pobre , que es muy suya, bueno muy nuestra, a esa la vamos a llamar la cañí.

  7. Bonito homenaje a las letras que sirven para inventar palabras (me gusta que la primera frase nos haga creer que vamos por otros derroteros más ÉPIcos). Te ha quedado como las Greguerías de Ramón Gómez de la Serna. Supongo que el trabajo habrá sido duro, y si nos cuelgas el relato largo estaré encantado de leerlo.
    Saludos y suerte.

Dejar una respuesta