Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV50. NOMENATUM, de Miguel Ángel Page

Nomenatum carece de forma o color; en ocasiones, cuando la luz del sol es especialmente intensa, pareciera adivinarse en él un tono púrpura. Exhala un olor agrio al desplazarse y, pese a no tener extremidades, es tan ligero que resulta imposible capturarle. La primera vez que le vi frente a mí era adolescente. Fue una noche de abril en el hospital, mientras mi padre agonizaba. Recuerdo el frío al sentir su tacto, y mi ímpetu, estéril y desolador, por zafarme de aquel monstruo. Quince años más tarde volví a verle, la noche en la que mi mujer se marchó para no volver nunca más. Apareció de madrugada, actuó rápido. Comprimía mi tráquea tan fuerte que estuve a punto de no contarlo. No sé cómo pude librarme de él entonces. Pero sé que volverá, tarde o temprano. Ahora le espero de otra forma, sereno, y con la suficiente lucidez. Quizá sean los años, o tal vez me tranquilizó saber que usted también ha sentido cerca al Nomenatum.

34 Respuestas

  1. Hola, Miguel Ángel.

    Deben de ser los años porque con las experiencias que vivió no sé cómo puede estar tan sereno… Lo dicho, serán los años.

    Bueno, Miguel Ángel, muy bueno. A mí me ha dado repeluz la descripción que haces de él; eso del olor agrio me produce escalofrío.

    Un abrazo muy fuerte y suertísima.

  2. Ahí está, cada día, a la vuelta de la esquina, el jodío. Al decir púrpura pensé en mis queridos “nomenatum” personales, ya sabes. Poner nombre, qué buena época aquella en la que todo existía sin necesidad de nombrarlos. En fin, Miguel, que la próxima vez que se me presente no sé si me acordaré del nombre, pero sí de ti.

    1. Bueno, espero que tardes mucho en toparte con él. Y bueno, en parte somos “humanos” desde que adquirimos la capacidad de poner nombre a las cosas, esto es, de “poseerlas” a través del lenguaje.
      De tus obispos como les ves por todas partes no digo nada… jejeje.
      Un abrazo, Javier.

  3. De lo más interesante que he leido este mes. Creo que se podría redondear aún más evitando alguna sonoridad interna, jugando más la baza del extrañamiento, pero en lineas generales me parece bastante acertado. Enhorabuena, Miguel Ángel.
    Abrazos

    1. Cuidador de sirenas, ¿qué tal? Me alegro que te haya parecido interesante. La sonoridad se me coló sola, como una suave ese. Me gusta la posibilidad de extrañamiento, aunque creo que el tipo después de lidiar con Nomenatum consiguió hacer ‘tangible’ y dar nombre a algo ya enigmático de por sí en la vida. Gracias por tu comentario, Nacho.
      Un abrazo.

  4. Pues sí, es un mal de muchos… o de todos. Ese Nomenatum, personalmente no me gusta nada, pienso lo menos posible en él. Y sin embargo en tu relato resulta novelesco, con un punto de misterio. Un personaje principal muy bien definido.
    Perfectamente llevado hasta el desenlace abierto, como corresponde a dicho protagonista.

    Un abrazoooo, Miguel Ángel

  5. Me gusta mucho tu relato. Es muy original y tiene una atmósfera gótica muy conseguida. El final es todo un acierto, haces que el lector se implique más en la historia al identificarse con ese interlocutor al que se dirige el protagonista. Ese Nomentatum me ha recordado un poco a Nosferatu jeje, desde luego me provoca los mismos escalofríos. Para mi gusto es de lo mejor que he leído este mes y creo que tienes calidad como escritor. Suerte Miguel Ángel. Besos. Mercedes Jiménez.

  6. Éste sí que es bueno,. Bueno entre los que se hayan presentado este mes, este año y este lustro; y bueno entre los buenos que has escrito Page, lo que sabiendo cómo te las gastas, no es poca cosa.

  7. Estoy segura de haberme topado alguna vez con Nomenatum, lo descibres tambien que si no lo vi, lo oli o lo senti, y espero no toparme con el en los proximos 50 años?? es escalofriante tu relato tan bien conseguido que mientras lo leia parecia que tenía a ese Nomenatum en el cogote y con el tiempo climatologico que gastamos por aqui, mas tenebroso me parece. Enhorabuena señor Page.

  8. Dicen algunos que hasta que no poseemos las cosas no las controlamos. El lenguaje sirvió para nombrar a lo desconocido y salir de la oscuridad. Otros, simplemente argumentan que es mejor saber dónde está el enemigo. Gracias por tu comentario. Saludos.

Dejar una respuesta