Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV56. MI FAROLITA, de Mª Asunción Buendía Hervás (Asun)

Cuando nació supe que era diferente. No necesité la confirmación de un experto doctor a través de un extenso informe.
Era simplemente especial. Sobre todo porque era libre. Hasta para elegir sus propias palabras era libre. En realidad no las elegía, las inventaba. En su entusiasmo eternamente infantil repetía una para lo imprescindible, fueran cosas o personas. ¡Es mi farolito!, ¡Es mi farolita! y su farolita principal era yo, su madre.
Nunca hubo palabras ni expresión que me emocionaran, me llenaran y me fueran más necesarias que esas, pronunciadas con esa sinceridad solo posible en seres como ella.
Contra todo pronóstico, la niña alcanzó un nivel de desarrollo óptimo. De nuevo un informe médico la calificaba con sus palabras rebuscadas y extrañas de estar entre los parámetros de la normalidad.
Hoy nos encontrábamos sentados en el patio de butacas del gran anfiteatro de la universidad, esperando a que recogiera su título y diploma de mención de excelencia.
Al recogerlo pronunció un discurso con dicción impecable y palabras perfectas, cuyo final fue:
– Pero sobre todo debo agradecer el estar hoy aquí a una mujer, mi madre, mi ejemplo a seguir, la que es y será siempre ¡MI FAROLITA!

51 Respuestas

  1. No se me ocurre mejor manera de empezar este día que con la lectura de tu relato. Es emotivo y sincero hasta en los detalles que no cuentas y que se quedan en las palabras rebuscadas de los médicos. La palabra Farolita es perfecta: luminosa y afectiva. Jo, qué bien te ha quedado y cuánto transmites. Gracias. Un abrazo.

    1. Gracias Rosa, no se me ocurre a mi mejor premio que leer tu comentario. Es un relato un poquito inspirado en mi hijo mayor, que inventó efectivamente esa palabra “farolito”.
      Un beso.

  2. Gracias Ana, un placer hacer sentir todo eso. Y tu lo has entendido perfectamente farolito o farolita aparte de su connotación luminosa, quería decir favorito/a en el lenguaje de mi hijo, cuando tenía esa lengua de trapo.
    Besos

  3. qué hermoso relato ! y qué lindo poder ser eso para un hijo. Que pueda inventar palabras y se sienta libre para hacerlo habla de algún modo de su libertad para ser y eso tiene que ver con su crianza. Los chicos muchas veces son corregidos cuando intentan crear o salirse de las reglas. Un abrazo farolita.

    1. Gracias Miquita, sin duda los hijos aprenden y se miran en nosotros, pero son personas por ellos mismos y tienen que desarrollar su carácter.
      Una labor difícil sin duda, pero apasionante.
      Besos

  4. Hola, Asun.

    Precioso, precioso… Sobre todo si hay en el texto una parte real que es la propia invención de la palabra por tu hijo.
    Felicidades, que te ha quedado para que lo premien, ¡jolínes!

    Un beso muy grande, campeona.

    1. Hola Towandita, como estoy muy sensible, he escrito algo a juego.
      Gracias por tus ánimos, pero digo lo de siempre el premio es lo que nos divertimos escribiendo y leyendo.
      Ya nos vemos mañana.

    1. Gracias Dulcinea, es cierto que mi hijo decía esa palabra, farolito, para decir favorito. Pero dudo mucho que hoy me considere su farolita/favorita.
      El resto de la historia es ficción, partí de esa palabra y surgió el relato, que por cierto era totalmente opuesto a lo que pensé al coger el lápiz…
      Besos de sol madrileño.

    1. Gracias Soti, es verdad puede ser un homenaje a las madres, porque todos los hijos hemos sentido que eran nuestras favoritas en algún momento, o en todos los momentos.
      Un beso grande.

  5. Asun, menos mal que el comentario es escrito y no hablado, porque no podría decirte esta sin que se me quebrara la voz: ¡Qué bonito relato!
    Qué bien llevado hasta el final sin caer en la sensibleria, pero que emotivo para una madre, para todas las madres.
    Me ha gustado esa ¡FAROLITA!

    Un besoooo grande

  6. Bueno, la verdad es que vosotros si que me emocionáis a mi. No estaba segura de que mi relato se entendiera y menos que hiciera sentir tanto como yo sentía al escribirlo. Así pues estoy muy contenta. Muchas gracias por tan bonito comentario.
    Besos

  7. Los códigos propios de clanes y familias, basados en la convivencia y El Amor, superan cualquier raciocinio en el arte de la comunicación. Por la parte que me toca, El Cielo y Mi Esposa me han dado el regalo de dos hijitas y Soy Un Arpa leyéndote y sabiéndome poseedor de vivencias parecidas. Eres Mi Ana María Matute particular. No pierdas tu buen rastro alguandre. De parte de ” J “.
    Buenas Noches Maja.

    1. Gracias Vidente Oropel, estoy de acuerdo contigo en que las familias son nuestro auténtico tesoro. Y me alegro de que haya gente tan tierna y capaz de reconocerlo como tu.
      Por lo demás me pones el listón muy alto, pero como soy muy insegura, me das ánimo para seguir escribiendo.
      Besos y para toda la familia.

  8. He llegado a tu relato. Bonita historia, que tal y como tu la cuentas parece real, o será que tengo un sobrino que de pequeño inventaba palabras y paraa mi que he sido como su madre, inventó un sobrenombre con cariño que aun se sigue usando para recordad otros tiempos. Emocina tu Farolita. ¿ Cuanta gente tenemos a la que podriamos llamar así? y dejando a un lado la ternura, y para no ponerme demasiado sentimental , al que se es contrario a todo las aracteristicas de una Farolita, ¿ Cómo se le llamaría?¿ Foco??

    1. Begoña es real solo en la parte de que esa palabra la usaba mi hijo para decir favorito. Lo demás es ficción, aunque todos hemos sentido como nuestros hijos nos miran con esa admiración, al menos cuando son pequeños.
      Al que no es en absoluto una farolita, o farolito sería, completanto tu Foco, un Foconegro, no creees?
      Besitos.

    1. Que amable, no voy a negar que me gusta recibir comentarios tan bonitos. Pero siempre repito lo mismo, esto ya es un premio. Si me diera la vuelta por todos los relatos con los que he participado,todos son amables y emocionantes, para mi esto tiene un gran valor.
      Muchas gracias.
      Besos

  9. Asun, dices estar sensible, no lo creo, transmites todo el rato, cuando escribes, cuando contestas a los comentarios, vamos, todo el tiempo. Eres sensible y escribes bonito y te llega.
    No hace falta desearte suerte, la tienes de ser como eres.
    Un beso

    1. Ay si al fina me vais a emocionar en serio. Creo que voy a coleccionar los comentarios que me hacéis en todos los relatos con los que he participado, todos están llenos de cariño.
      Tu comentario en particular lo voy a tener que enseñar en casa, para que vean.
      Besos

  10. Asun, muy emotivo tu relato. Es importante el apoyo de los padres a los hijos y más cuando son especiales, hay que confiar plenamente en ellos contra todo pronóstico médico. Seguro que seguirás siendo la “farolita” de tu hijo, aunque ahora no te lo diga. Las raíces no se quiebran fácilmente.
    Un saludo y mucha suerte.
    María Elena

    1. Maria Elena los padres tenemos esa obligación de apoyar y ayudar a nuestsros hijos, pero lo hacemos con creces y no por obligación, sin duda.
      Respecto a mi hijo, será como todos, hay edades en que se lleva la contraria a los padres por sistema, y luego se vuelve “al redil”.
      Y es verdad siempre aprendemos mucho de los padres, mucho mas de lo que queremos reconocer.
      Besos

    1. Gracias Beto, cuánta razón tienes, nada como la seguridad de los brazos maternos. A mi aún me ocurre, y mi madre tiene 84 años, pero cuando ella está es como si no pudiera ocurrir nada malo.
      Besos

  11. Asun:
    He leído tu relato por dos veces. No quería que se me pasara una coma.
    Me ha gustado muchísimo. Los hijos es lo que tienen a veces nos enseñan con sus palabras inventadas, o con sus discursos que te ponen el bello erizado.
    Un abrazo.

  12. Asun, tengo la sospecha que este relato no es ficción, y claro, comentar algo tan intimo y nostálgico como lo que has escrito no procede. Pero vamos, que las madres son y serán casi siempre las farolitas de los hijos no me queda duda, así como que todos los niños son especiales siempre. Suerte a fin de mes y no olvides visitar la publicidad.

    1. Pues si es ficción, o a medias, ya que cuando empezó a hablar mi hijo decía farolito, por favorito. Todo lo demás es un bonito cuento, nacido de mi relación con el mundo de la discapacidad, y estos niños tan especiales.
      Un besito, Ximens, y a ver cuando coincidimos de nuevo.

Dejar una respuesta