Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV62. DRÍFULA Y TIPOC, de Mercedes Jiménez Rueda

Todos conocen a Drífula y Tipoc por su manía de discutir como jarras que se desperezan. Y es que, al contrario de lo que puede parecer, Drífula y Tipoc son en realidad muy distintos.
Drífula es espumosa y la mayor parte del tiempo se entristece contra los renglones. Tipoc, en cambio, es más concluyente y por eso pocas cosas le susurran, ni siquiera los triángulos, por muy puntuales que éstos sean. Así que basta con que las palmeras se giren o con que un resumen no esté del todo enfermo para que se exprima un alboroto a las tres y media. Cada vez que esto ocurre, Tipoc comienza a encoger sus rastrillos, Drífula grita hasta que se le sale el periódico y a los vecinos no les queda más remedio que secuestrar los manteles durante un rato. Así pueden pasar horas, incluso páginas, hasta que uno de ellos (casi siempre Tipoc) se decide a flotar.
Entonces se observan desde lejos con los algodones mansos, luego se aproximan el uno al otro y al fin se besan, desordenadamente, como cafeteras cansadas.
Porque, en el fondo, Drífula y Tipoc se quieren mucho, demasiado, tanto que los cuadernos anochecen.

22 Respuestas

  1. Mucho surrealismo e imágenes muy bonitas, como la de las “jarras que se desperezan”. Me ha hecho pensar en unos dibujos que había cuando yo era muy pequeña, allá por el paleolítico superior, que se llamaban “Las aventuras de Filopat y Patafil”, no sé por qué. Suerte y un abrazo.

    1. Upss, te he respondido y se me ha ido el comentario al final, qué torpe que soy, te lo pego aquí otra vez:
      Gracias Ana!!! Me alegra que te haya gustado, a mí el surrealismo me encanta y admiro muchísimo a los que dominan la técnica surrealista tanto en poesía como en prosa. Yo he hecho lo que he podido jeje. Hala que exagerada, en el paleolítico…pero si eres una chiquilla. Yo no conocía esos dibujos, los he buscado en internet y sí que son muy raretes, molan mucho. Un beso, guapa. Mercedes.

    2. Me cachis por no decir otra cosa Ana,Filopat y Patafil ahí es nada, pero si eso es de cuando …. bueno , bueno…
      Bueno al relato Mercedes. Está contado con tanto desorden ordenado, que engancha, porque así son tus personajes, descritos impecablemente, muy originales. Mucha sensibilidad es lo que hay en este relato.

    3. Ay, muchas gracias por tu comentario, Begoña. Me alegra que lo encuentres original y que te gusten mis personajes, pongo mucho empeño en que sean palpables, en cuanto a lo de la sensibilidad…es que soy muy sensible, no lo puedo remediar jaja. De pequeña era muy llorona, cualquier cosa me hacía daño y ahora…pues también aunque lo disimule mejor ;-). Un abrazo, guapa. Mercedes Jiménez

  2. ¡Qué bonito este relato con magia¡ Me encanta este relato tan surrealista, tan formal él en su informalidad, las situaciones y las imágenes. Total, que felicidades y suerte.Abrazo también.

    1. Ay muchas gracias Antonia!!! Es que aunque parezca un galimatías tiene su lógica, aunque sea una lógica surrealista jeje ¿Verdad que las palabras son mágicas? A mí me encanta jugar con ellas y juntar nombres con verbos o adjetivos que no te esperas, así parece que las palabras se revitalizan porque adquieren un significado diferente al habitual ;-). Un abrazo grande. Mercedes.

  3. Gracias Ana!!! Me alegra que te haya gustado, a mí el surrealismo me encanta y admiro muchísimo a los que dominan la técnica surrealista tanto en poesía como en prosa. Yo he hecho lo que he podido jeje. Hala que exagerada, en el paleolítico…pero si eres una chiquilla. Yo no conocía esos dibujos, los he buscado en internet y sí que son muy raretes, molan mucho. Un beso, guapa. Mercedes.

  4. Hola Ana!!! Me alegra que te gusten las imágenes. En realidad más que contar una historia lo que he hecho es un experimento jeje. Más que inventar una palabra (el lema del mes) he colocado palabras cotidianas (manteles, cuadernos) en contextos inesperados, haciendo asociaciones ilógicas y ha salido esta cosa. Aunque sí que tiene un pequeño argumento: la pareja formada por Drífula y Tipoc tienen una discusión y después se reconcilian. Un beso y gracias por tu comentario. Mercedes.

  5. Hola!!…aún sigo desenmarañando tu prosa. Surrealista como ya te han dicho, con un timbre de voz que conjuga la melodía de tu historia con los acordes de las sílabas. Seré sincera: no he llegado al nudo de la historia ni a vislumbrar su desenlace, pero me gusta tu apuesta porque es atrevida y con mucho encanto.
    Un besazo y mucha suerte.

    1. Hola Laura, muchas gracias por visitarme!!! Acabo de responderte en mi blog. Qué bonito tu comentario, me gusta esa comparación tan musical. La verdad es que este relato lo he escrito más con el oído que con la cabeza. Valoro mucho tu sinceridad, sé que no se entiende mucho y en verdad en este texto lo importante no era que se entendiera sino que sorprendiera precisamente por su falta de lógica. Yo pensé en una discusión de pareja mientras lo escribía, pero creo que cualquier historia caótica encajaría bien con el texto. Muchas gracias por tus palabras. Un beso grandote. Mercedes Jiménez

    1. Vaya, “Dadá”, me gusta esa palabra, ya llevaba unos añitos sin leerla (desde la facultad). Pues sí que es un texto de carácter irracionalista, parecido al famoso poema collage de Tristan Tzara (aunque no tan arbitrario). Me alegra que te haya gustado, Miguel Ángel, gracias por tu comentario. Besitos. Mercedes Jiménez

    1. Hola Susana! Ay, me alegra que te guste y que te parezca que las palabras encajan bien a pesar de ser una mezcla un poco disparatada, yo por lo menos he intentado poner un poco de orden en el desorden 😉
      Jeje Tip y Coll, me reía mucho con ellos de pequeña, qué tiempos aquellos, sobre todo cuando se ponían a imitar el francés en plan guasa. Un besote guapa, muakkk!!! Mercedes Jiménez

Dejar una respuesta