Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV81. BOCA ABAJO, de Adriana Ríos

Los extrusios otra vez me detectaron. Corro rápido y a pesar del pánico viene a mi memoria: “si a un grupo de gente lo persigue un oso ¿se salva el que corre más rápido qué el oso? -No. Se salva el que corre más rápido que los otros”. Yo estoy sola con los extrusios detrás en éste túnel frío y plateado como una camilla de hospital. Tropiezo y caigo de boca. Alguien me da vuelta. Alguien grande como un oso me limpia la sangre y me dice que voy a estar bien y que estamos yendo al quirófano y que si le puedo dar el nombre o teléfono de algún amigo. Río a carcajadas porque entonces no hay extrusios porque no hay túnel sino camilla y me acuerdo de “La noche boca arriba” de Cortázar y el oso sigue pidiéndome información a los gritos y aunque la sangre me cubre la cara y el miedo me paraliza logro activar el dispositivo del maxilar izquierdo para autodestruirme porque los extrusios están muy cerca y en segundos ya no podré hacer nada.

14 Respuestas

    1. gracias Asun! lamento no haber contestado antes (pido disculpas). En realidad, lo que quise es hacer un homenaje muy muy humilde, humildísimo… a “La noche boca arriba de Cortázar” e hice un paralelo con la dictadura que sufrimos en mi país donde los “extrusios” perseguían y torturaban a algunos y los obligaban a delatar a sus compañeros. Algunos preferieron morir antes que hablar, claro. Gracias otra vez y abrazo.

    1. Gracias Sara! recién ahora estoy tomàndole la mano al blog y estoy pudiendo contestar dejando el gmail abierto (Jam Jam me lo ha explicado una y otra vez y siempre lo olvido, je). Gracias!

    1. Gracias Miguel Ángel! No estoy muy familiarizada con éste blog y recién me enteré de la mención y entré: estoy muy agradecida por la mención. Respecto del dispositivo y bueno -ojalá que no pase nunca jamás- pero quizás éste personaje pudo autodestruirse para no delatar a nadie y… si, tal como dijo Mel, quizás se un tanto futurista pero recordando al querido Cortázar.

    1. Gracias Mel! recién me entero de la mención… Bueno, en mi país, como tantos otros de Latinoamérica, hemos tenido dictaduras donde había “extrusios” que perseguían a la gente… y “osos” que pedían a los gritos que denunciaran a los compañeros. En otra época existía la patilla de cianuro para autodestruirse. Abrazo y gracias otra vez…

  1. Feliciades, Adriana, por la mención. Relato difícil de entender, en dos planos que se superponen. El título del relato y el mes de Cortázar aportan la información complementaria. Encantado de conocerte

  2. Felicidades Adriana por la mención. No lo había leido, pero ahora lo repesco y me alegro porque es un ejercicio original, muy distinto a los otros que he leido. Requiere una segunda, incluso una tercera lectura para acabar de entender, pero realmente bueno.
    Enhorabuena

  3. Enhorabuena por tu selección. Me he sentido perseguiido y atosigado por tus extrusios, espero no tener que encontrármelos en un túnel.
    Buen ritmo, rapidez y agilidad, normal que tropezara pero bien descrita la carrera.
    me vi como en Avatar.
    Abrazos

Dejar una respuesta