Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV86. ACRONIMOS, de Aurora Royo Cañadas

La maestra estaba encantada. Desde el inicio del curso, parecía que las charlas impartidas por el Departamento sobre alimentación equilibrada habían dado frutos. De pretender comer solamente espaguetis y croquetas a llenar folios y folios con una única palabra: APIO ¿Sería cierto que pasar de la EGB a la ESO las hacía madurar?.

En la primera reunión con la AMPA no pudo menos que felicitar y felicitarse por tan agradable evolución. Las y los presentes creyeron que se había vuelto completamente loca. -“Apio, ¿quién, mi hija?, ¡pero si no quiere verlo ni en pintura!-

Dispuesta a investigar, la maestra decidió utilizar la clase de ciencias. Sacó el tema del “apium graveolens”, para ver cuál era la causa de la repentina afición a la tan meritada umbelífera.

Entre risitas y rubores, al fin lo descubrió: “A.P.I.O”, no apio. –“¡Seño, que no se entera! Se coge el nombre del chico que te gusta y se mira cuantas letras tiene en común con el tuyo. Se cuentan las que sobran y se va alternando: Amor-Pasión-Indiferencia-Odio. Donde se acabe, eso es lo que el chico que te gusta siente por ti. A ver, ¿cómo se llama su novio?”

39 Respuestas

  1. Me ha recordado a los juegos que todas hemos hecho en algún momento de nuestra adolescencia. Curiosamente aunque olvidamos muchas cosas esas siguen frescas en nuestra memoria, al menos yo recuerdo por lo menos un juego de esos.
    Me ha gustado mucho.
    Besos

  2. Hola, Auro.

    Me encanta ese guiño a los juegos de la infancia. ¡Jó, qué felices éramos entonces y qué jóvenes! Bueno, ahora también lo somos, por lo menos nosotras.
    Felicidades, guapetona.

    Un beso muy grande.

  3. Chicas, chicas. Me alegro mucho de que os haya traido buenos recuerdos. Ignoro si los chicos jugaban a esto, además de Epi, que se ha lanzado como un loco a la conquista. 🙂 Supongo que tendrían sus truquitos, pero desde luego yo he jugado. Y confesaré con sonrojo que incluso más mayorcita he dudado si no tendrá alguna base científica… jijijijij!!

  4. Qué forma más lúdica de inventar palabras. La creatividad de de los niños es inagotable, y cómo la has “manipulado” para tu micro, muy inteligente.
    Buena aportación para noviembre. Está resultando un mes muy rico en expresiones, argumentos y desenlaces (como el tuyo).

    Un abrazoooo

  5. Que cierto es que esto juegos se disfrutaban como lo más interesante del ” recreo ” yo a este no jugue nunca ,ni lo conocia, pero hay otros que si vienen a mi mente. El relato me parece muy tierno y divertido( con la palabra tierno sin menosprecio que a veces ser tiernos en estos tiempos es sinonimo de bobo o tontorrón, por desgracia) Me gusta como está narrado muy sencillamente, como lo contaría un niño y me agradá que utilices la palabra ” maestra” , palabra sencillamente maravillosa que algunos no quieren utilizar y prefieren ” profesora” y eso de ” Seño” encajadisimo en el tema.

    1. Pues a mi me gusta mucho “tierno”, “maestra/o” -creo que tiene unas connotaciones que nuuuunca han de ser olvidadas- y “seño”. Es un diminutivo muy guay. Por aquí se usa andereño, que también me gusta mucho, pero a mi esa no me tocó, pq soy de otra época (sniffff, snifffff)!!

    1. Las chicas, las adolescentes, las mujeres, las señoras, las ladys, las señoritas, las féminas, las feministas, las abuelas, las tías, las primas, las sobrinas….. en definitiva, querido Beto, es que saber lo que sienten los chicos es como… ¿un imposible, imposible de conseguir? Oy, que tópico!! No se si borrar el comentario…. Bueno, no, venga, a ver quién me resuelve el misterio!!

      Un abrazo!!

    1. ¿Verdad o consecuencia? ¿Y tú eras de los audaces? Yo hice muchísimas veces el ridi por no contestar verazmente a preguntas indiscretas. ¿Qué tonta! Podía haber mentido como una bellaca y nadie se hubiera enterado, pero como era así de inocente, por no contestar la verdad -ni por asomo se me ocurría mentir, que es pecado :-)-, tuve que hacer millones de tonterias…

      Ay, si llega a ser ahora…

      Un abrazo, queridísimo Maese.

  6. Haces una cosa muy difícil : engañarnos completamente hasta el final, mantener la intriga y hacernos sonreir. Sí, muy logrado, y efectivamente todas hemos jugado, y yo además soy muy pero que muy de usar acrónimos, abrazos,

    1. La verdad es que los acrónimos son muy socorridos.

      Conozco uno que seguro que va a ponerse muy de moda: ENTC y sus derivados, tales como enteciano/a, gran familia enteciana… no sé si te sonará de algo… en breve entrarán en el DRAE, te lo aseguro 🙂

      Un abrazo.

  7. Pues yo no je jugado. He jugado a la rayuela, al pilla pilla, al corro, al churro media manga, mangotero, a la comba, a la pelota, a las muñecas, al pincho a las 4 esquinas. a la comba, a los recortes.
    Ja ja , se ve que me faltaba tiempo.

    1. Debe ser por eso que yo aún no he conseguido madurar!! Pase de la EGB al BUP, al COU y luego a la FP!!

      A lo mejor hubiera madurado con la ESO? Nunca lo sabremos, aunque si tu sabes a ciencia cierta que va a ser que no… Será que aquí lo único que madura son las peras :-)?

      Un abrazo!!

  8. Je, je… muy simpático tu relato, Aurora!

    Me ha recordado a esas operaciones matemáticas que hacíamos de pequeños para ver, como en tu cuento, si ese chico era nuestro príncipe azul… ayyyy… juventús, je, jeeee!!!

    Me ha gustado mucho!!!
    Suerte y un abrazo
    Marta

Dejar una respuesta