Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

104. NUEVAS OPORTUNIDADES

Hoy es 31 de diciembre y la humedad campa a sus anchas por toda la ciudad. Cientos de paraguas se abren al cielo llenando los puentes de distintos colores. Yo prefiero mojarme, me gusta que el fino chirimiri roce mi rostro dejando pequeñas gotas de lluvia sobre mi pelo.

Las felicitaciones, piropos y menús de cena se mezclan en mis oídos. Sonrío a los buenos propósitos que seguramente nunca se cumplirán. Y lo único que me entristece son los viejos sueños sin cumplir que se desprenden de los abrigos de la gente. De camino a casa recojo unos cuantos en mi bolsa de pájaros…, todo se merece una segunda oportunidad.

Tras las campanadas, aprovechando el alboroto de los brindis y abrazos, dejo que salgan de su escondite depositándose entre aquellos a los que amo. Es sorprendente ver cómo proyectos en los que nunca pensaron se acomodan sobre ellos; pero me gusta la apariencia que les otorgan los ideales que aún no saben que poseen.

Será divertido ver a mi padre lanzarse en paracaídas, o que mi madre aprenda japonés…, aunque lo mejor, sin duda, es ver a mi abuelo rebuscar entre las pinturas de sus nietos…, ojalá decida aprender a pintar.

23 Respuestas

  1. Eduardo Iáñez

    Estupendo hallazgo el tuyo, Inés: esos “viejos sueños” cobijados en una bolsa de pájaros y a los que se deja volver a salir para que se posen y acomoden en sus lugares correspondientes, constituyen una imagen cuyo lirismo los dota de credibilidad, ya que no de verosimilitud. Pero si estamos hablando de sueños, aspiraciones, propósitos… ¿acaso no nos estamos moviendo en otros terrenos que no son los de las certezas? Claro que sí. Enhorabuena.
    Te deseo toda la suerte. Y un feliz 2015.
    Saludos.

    1. Inés Z.

      Gracias, Eduardo, me encanta tu comentario. Espero que algún viejo sueño ya olvidado se pose sobre ti, para que este nuevo año sea sorprendente.

      Te deseo lo mejor.

      Un abrazo.

  2. Ángel Saiz Mora

    El cambio de año, tras el paréntesis de la fiesta, lo interpretamos como una nueva oportunidad, un papel en blanco donde escribir esa historia o pequeñas historias que tanto deseamos y no terminan de cumplirse. Creo que he leído la mayoría de los relatos de este mes y en ninguno como en este tuyo se plasma tan claramente este concepto tan lleno de esperanza.
    Suerte,un saludo y Feliz 2015.

    1. Inés Z.

      Tienes razón, Ángel, el primer día del mes siempre está lleno de buenos propósitos, proyectos que al final abandonamos, no sé, quizás sea más efectivo si los sueños te eligen…

      Feliz 2015, un fuerte abrazo.

  3. Carles Quílez

    ¡Qué buena idea, que los propósitos que uno formula y no llega a cumplir se materialicen en otras personas, como una suerte de amigo invisible reciclado de los buenos deseos!

    Y qué bien contado, añado.

    Felicidades, Inés.

    1. Ines Z. López

      Seguro que a ti también te habrá pasado, como a todos, que esos buenos propósitos que pensamos el día uno se esfumen con los meses. Me gusta que te guste esta historia.
      Espero que tus sueños se cumplan.
      Feliz año nuevo!

  4. Isabel

    ¡Qué bien Inés! ¡Qué dulce y lindo y bello y tierno tu relato!
    Me cura de otras penas.
    Te has convertido en hada, en duende con la capacidad de capturar los sueños y proyectos de los demás y prendérselos para que tengan la oportunidad de realizarlos.
    Espero que esa bolsa de pájaros tenga siempre mucho movimientos.
    ¡Felices Fiestas!, con ímpetu.
    Besos

  5. Ines Z. López

    Gracias, Isabel. Qué comentario tan chulo el tuyo! Tanto como mi bolsa de pájaros.
    Abre la ventana en año nuevo, seguro que el proyecto perfecto se acomoda sobre ti.
    Felices fiestas para ti también.
    Un beso.

  6. ¿Qué es la vida sin ilusión? Recojamos el guante que nos dejan los proyectos incumplidos y devolvámoselos con renovadas energías para intentar cumplirlos. Un relato lleno de optimismo y de luz. Feliz 2015. Mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta