Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT101. EL IMPULSO, de María Sergia Martín (Towanda)

El inesperado accidente de Mariola nos sumió a todos en la más absoluta tristeza. Traté de preparar a Mavi para encajar tan duro golpe temiendo que aquella pérdida pudiera malograr su embarazo. Ambas eran grandes amiga y, aunque en los últimos meses, no se vieran demasiado mi esposa le profesaba un inmenso afecto.

El cuerpo de Mariola fue incinerado y una semana después la familia y las amistades más cercanas decidimos rendirle un homenaje, justo en el mismo acantilado desde el que se precipitó al mar que tanto amaba. Pudiera parecer morboso, pero quienes la conocíamos supimos que el evento sería de su agrado.

Se dispuso un velador blanco y, uno a uno, desfilamos todos sus amigos recordando las virtudes de la fallecida. Lo rabiosamente hermosa que era, su inteligencia, su éxito…

Nadie mencionó lo posesiva que podía llegar a ser; su afición a beber hasta perder la consciencia; lo dominadora e insaciable que era practicando sexo; el poder diabólico de su seducción y lo enganchado que estuve a ella; lo que odiaba cualquier norma… Recuerdo sus sonoras carcajadas y su firme negativa cuando dije que la dejaba… apenas unos segundos antes de despeñarse.

No pude evitarlo; amo a Mavi.

113 Respuestas

    1. Hola, Juan Manuel.

      Un desahogo necesario, ¿no te parece? Esta Mariola no era buena gente, aunque el protagonista no se quedaba atrás.

      Un beso muy grande y agradecidísima por tu comentario.

  1. Amirada Towanda, que decir, al principio todo tan amablre hasta que… ese giro del final del relato es de maestria, bueno guapa siempre es un placer leer tus relatos.
    Espero todo bien.
    Un beso grande

    1. Hola, Esther.

      Anda ya, no exageres. Ya sabes que por aquí no nos comemos un colín con tanta gente grande como hay, pero no desfallecemos, ¿verdad?
      Me alegro de que te haya gustado, ¡gracias, rebonita!

      Una cosa buena de participar es que aprendemos de otros que lo hacen muy bien y no nos cuesta un duro, así que a preparar el del mes que viene.

      Un beso muy fuerte (y dos más).

  2. Estimada Towanda,

    Es un placer leer como expones la frase de que quien siembra vientos, recoge tempestades. Mariola no era el ser tan adorable que todos pensaban, más bien era diabólica y gracias a ese impulso al que le sometiste se despeñó a las profundidades.
    Excelente, como nos tienes acostumbrados.

    Saludos.
    Hismael.

    1. Hola, Hismael.

      Verdaderamente no era un ser adorable, más bien todo lo contrario.
      Muchas gracias por ser siempre tan amable y generoso en tus comentarios.

      Un abrazote muy fuerte y a ver para cuándo escribes tú algo que lo estoy deseando.

  3. Demasiadas Mavi engañadas, demasiadas dobles vidas y una historia que como siempre nos sorprende en su final, un relato muy tuyo Towanda, con mucho ingenio como corresponde.

    Dos besos a las dos

  4. Hay amores que matan.
    Estremecedor relato, Towanda, y muy bien llevado.
    Es curioso, cuando alguien muere todo son albanzas, nunca se menciona las cosas malas que hacía o tenía. ¿Hipocresía o cortesía? Yo creo que es como un gesto de venevolencia hacia alguien que ya jamás las podrá hacer.
    Enhorabuena y feliz noche.
    Un abrazo

  5. Tow, gracias por tu regreso, pensaba que te habías despeñado por algún acantilado o algo así (debido a esa Zanahoria compartida que tenemos, jajaja). Me ha gustado mucho el relato, preciosa. Me gustaría haber conocido a Maviola (o Moviola) en la intimidad. Hay aspectos de su personalidad que me han atraído especialmente (es broma, Tow, ya sabes que soy un hombre muy formal, jaja, tanto como lo podía ser el narrador de esta historia (sigo con la broma, no se me asuste)). Un beso de bienvenida (estaba a punto de llamarte).

    1. Hola, Ángel.

      De nada, sabía que me echabas de menos.
      No creo que te hubiera gustado Mavi, pienso que tú eres más de Mariolas casquivanas y balarrasas, jajaja, desde el cariño ¿eh?
      El narrador es un pendón desorejado, espero que haya una investigación y dé con sus huesos en el trullo.

      Un beso muy grande y gracias por la acogida.

    1. Hola, Cuentón.

      Vaaaale, buena idea, podría ser “La semilla del diablo 2”.
      Me encanta, así que gracias y ¡hasta mañana!

      PD: Intenta llegar pronto para que nos sentemos al lado.

  6. Apareces dando caña, amiga. Tu protagonista me ha recordado a la prota mala de Rebeca, de la que todos pensaban que era una diosa y al final se descubre que no lo era tanto. Muy, pero que muy bien narrado.
    Te deseo mucha suerte, preciosa.
    Un beso.

    1. Hola, Montesinadas.

      Claro que los tenía (defectillos); para que nos demos cuenta que las cosas no son siempre lo que parecen.

      Muchas gracias por acercarte: ¡tómate algo a mi salud!

      Besos y abrazos

  7. Towanda, tu relato es como una buena cena con un postre extraordinario (un sorbete de limón). La narración es muy buena y capta la atención por el principio, pero al final muy sorprendente impacta al lector. Muy buen trabajo espero que tengas mucha suerte. Un fuerte abrazo amiga, Sotirios.

    1. Hola, Soti.

      Muy amable, muchísimas gracias.
      Si no hay suerte este mes, se intenta el que viene. Hay tiempo y somos aún muy jóvenes, por tanto no tengo prisa.

      Un beso muy grande.

    2. Claro que somos muy jóvenes yo solo tengo 56 y según mi maestro superaré los 350(En diciembre explicaré cómo en mi relato) Así tenemos toda la vida por delante, además hay más concursos. Un fuerte abrazo a mi queridísima amiga, Sotirios.

  8. Ya me estabas preocupando, Towanda. Me alegra saber de ti, te echábamos de menos. Aunque si la ausencia se debe a cosas buenas que te tienen ocupada, ojalá tengas muchas, y a celebrar.
    Bonito cuento, en el que una vez más se comprueba que nada es lo que parece. Siempre sorprendes.
    Un abrazo.

    1. Hola, Esteban.

      Primero, vacaciones. Segundo, revisiones médicas de mi hija. Tercero, más revisiones…
      En fin, poco tiempo, aunque muchas ganas de estar aquí.

      Besos y muchas gracias.

  9. Me gusta, Towanda, me gusta la redacción fluida, sin oquedades (salvo la fundamental), a medida que voy leyendo me digo “huy, esto se alarga y no ocurre nada”. Luego el giro que nos presenta la otra Mariola (Mar y ola, anda que no eres fina), y al fin “No pude evitarlo”, desgraciado, si es que la tiró. Sutil. Felicidades y a ver si estás. Besos.

    1. Hola, Ximens.

      ¿Has visto como elijo los nombres de las chicas?, jajajaja. Te has dado cuenta… Eres un crack. La empujó el muy “desgraciao”.

      Si de veras te gustó, me doy por satisfecha.

      Un beso muy grande y muchísimas gracias.

  10. Creo que el título lo explica todo, tocaya, vaya con la Mariola y con el marido… me gusta en especial el tono frío y autojustificativo, ya desde el extraño “su embarazo”, no conozco a ningún marido medio normal que se refiera así a su futuro hijo, como si no fuese con él…Muy lograda esa sutileza. Saludos

    1. Hola, Mel.

      No te fies nunca de una que se llame Mariola.
      Sobre lo de “su embarazo”, te diré que conozco yo a algunos tipejos que hablan así de sus mujeres, como si la cosa no fuese con ellos; pobres patanes, he dicho.

      Un beso muy grande, guapísima.

  11. Towanda, un acantilado por el que se precipitan al mismo tiempo amor y desamor.
    Una historia que nos va llevando al acontecimiento de una trágica caída al mar y su tristeza y conmoción. Pero eso es lo que el lector cree mientras avanza por el relato. El final da un giro y abre la historia que subyace en el cuento ¡¡Genial!!
    Éxito seguro.
    Un abrazo, amiga

    1. Hola, Felicidad.

      Lo que nos viene a demostrar, una vez más, que las cosas no son siempre lo que parecen. Me gusta intentar hacer creer algo y desmontarlo en la última línea; a veces lo consigo y otras, la mayoría, no.
      Aprendo a diario y una de mis maestras favoritas eres tú: la mejor cuentista de la bloggosfera.
      A ver cuando te animas a participar aquí.

      Gracias, como siempre, por ser tan cariñosa.

      Besos enormes.

  12. Extraña manera de amar la de este tipo, Hay hombres que lo quieren todo sin renunciar a nada, niños al fin y al cabo. El acantilado podría ser el vértigo al que te conduce una doble vida y las mentiras infinitas que eso conlleva, pero es egoísta hasta el final y prefiere desacerse de la amante, en vez de tirarse él.
    Pero le va salir mal, porque el niño que espera Mavi, no es de él.
    P.D. Qué bien nos lo pasamos los marte. Besssisssimmmosss
    Bueno, que me ha gustado, María, lo que cuentas y cómo lo narras. ¡Chapeau!

    1. Hola, Raquel.

      Guau!, como nos hemos reído… Reir 10 minutos quema 50 calorías, y eso no es invención mía, te lo puedo demostrar empirícamente.

      Las dobles vidas es lo que tienen, que no son previsibles. Mejor es ser honesto y no liarte a “poner los cuernos” a tu pareja con cualquiera.

      Gracias, guapísima, disfruta y nos vemos a la vuelta.

      Besos.

    2. Dí que sí Towanda. Para ponerlos hay que hacerlo escogiendo y sabiendo. Primero le pides el DNI, carné de conducir, certificado de penales, vacunas y curriculum, y luego ya, si acaso. También es bueno saber si es socio de algún club, qué lee. Ahí ya te lanzas.

      Bueno tu escrito, como siempre. Sugerente y con ocultación hasta el final. Suerte y abrazo.

    3. Hola, Antonia.

      ¡Olé, tú!
      Si cumplimentan ese CV y te agradan las respuestas puede que hayas encontrado el hombre perfecto, aunque tú y yo sabemos que eso no existe.

      Gracias, guapa.

      Un abrazo y unos besos.

  13. Entre el pulso y el impulso me quedo como siempre con tu genialidad creadora. Hay atracciones tan desvastadoras como ese acantilado. Y perversos mariditos como el del relato, fiel y amante esposo a su pesar.
    Un abrazo grande y fuerte.

    1. Hola, Neuri.

      Jó, qué ganas tenía de verte… de vernos.
      De acuerdo contigo, como siempre. Lo de perversos mariditos me ha gustado, aunque la otra individua no se quedaba atrás.

      Gracias, tesoro.

      Un beso muy grande.

  14. Me ha gustado Towanda, aunque las mujeres tenéis un pequeño-gran defecto y es meteros con nosotros, los pobrecitos hombres, unos santos. Yo le veo entregado a su familia y la tal Mavi, un poco histérica y la Mariola una torpe por el resbalón. Ja ja.
    Un beso

    1. Hola, Epi.

      ¿Quéeeeeeee?..
      ¿Defecto nosotras?..
      Lo que pasa es que somos sabias y vemos más allá de vuestras propias narices. Pobrecitos los hombres, tan santos, tan buenos, tan entregados…

      ¡Te mato! y sería un micro en directo a tono con el tema de este mes, jajajaja.

      Muchas gracias por comentar.

      Un besote muy fuerte.

    2. Hola, Epi.

      Nada, todo está en elegir el lugar… Las armas ya las llevo yo. Si acaso nos haría falta un cronista para que narrara tu cita con la muerte; no sé, ya vermemos eso.

      A lo mejor, en eso de ver más allá de vuestras propias narices, me he excedido un poco; es posible y lo reconozco.

      Otro beso más.

  15. A eso le llamo yo romper una relación para siempre. La Mariola era una pasada pero el tío ya lo sabia de antes… ¡los tíos que ponen los cuernos a las parejas no son de fiar!
    Me alegra verte de nuevo Towandita, te ha quedado un micro muy bueno, me ha sonado al estilo de Hitchcock, muerte rápida y sin sangre. Me encantó.

    Besos.

    1. Hola, Campo.

      Repito contigo, como si fuese una letanía, algo con lo que estoy completamente de acuerdo:
      “Los tíos que ponen los cuernos a las parejas no son de fíar”…
      Olé tú, reina mora.

      A mí también me alegra volver a verte (ya me entiendes).

      Un beso enorme, guapísima.
      Ah!, graaaacias.

    1. Hola, Gemelas.

      La policía, como bien decis, no es tonta aunque a veces les tomen por tal. Sobre el crimen perfecto… tendría que pensarlo porque no lo sé.

      Gracias, chicas.

      Muchos besos.

    1. Hola, Mirlo.

      Bueno, bueno, ¿cómo lo voy a dejar con personas tan amables, cariñosas y talentosas como son las que he conocido en la bloggosfera? Eso, no.
      Lo que pasa es que no dispongo del tiempo libre suficiente para inventar.

      Un beso muy fuerte.

  16. Hola Towanda, que bueno leerte, pero despues de todo lo que llevan dicho los demas a mi solo me queda desearte que tengas suerte a final de mes y como tu muy bien dices por ahí, aún somos jóvenes y si no ganamos esta vez, se puede conseguir en otra, o en otra etc…
    Un besote y a seguir
    Puri.

    1. Hola, Dulci.

      Yo espero tener suerte todo el mes, jajajajaja. Ya te entiendo, disculpa, es que soy un poco gamberrrrrra.

      Participar con la idea de divertirse es estupendo y te llena de satisfacción, además te obliga a inventar una historia sobre el tema elegido.
      Participar con la única idea de ganar puede llegar a ser frustante porque aquí se reúnen muchas personas que lo hacen de maravilla…

      Yo tomo el primero de estos dos barcos, ¿te apuntas conmigo?

      Besos y gracias.

    2. Yo me apunto al primer barco que pase, y si es para divertirse contando historias, mejor que mejor, jejej el problema va a ser quien llevaría el timón, con tanta diversión jejej, puede que perdamos el rumbo y a saber a donde vamos a parar jejej y por cierto a Epi y Soti decirles que los años se llevan dentro del corazón y ese siempre es joven , aunque alguna que otra arruga salga a al superficie.
      Besos tambien para tí .
      Puri

  17. Epi, ten paciencia en diciembre (en mi relato) el gran maestro Sotirios explicará con detalles cómo se puede vivir más de 350 años. Así, imagínate lo joven que eres casi un bebecillo con (creo60) que tienes. Paciencia, amigo falta muy poco para que el gran Soti descubra a la humanidad el gran secreto. Un fuerte abrazo a mi joven amigo, Sotirios.

    1. Hola, David Orell.

      Mucho tiempo, la verdad. A veces no podemos ni hacer ni estar en todos los sitios que nos gustaría, aunque espero solucionarlo en breve.

      Graaaaacias, y besotazos.

    1. Hola, Aurora.

      Jajajaja, gracias, guapetona.
      Todo suma y a mí me gusta también que me digan los fallos (que aportan mucho) que tiene el texto para corregir o aprender.

      Un beso muy fuerte.

  18. Hola Towandita, hoy tras la resaca de ayer (dos cañas dan para mucho)… he venido dejarte unas palabritas, aunque ya sabes lo que te voy a decir. Que tienes una buena imaginación y sabes jugar con los personajes. O sea no te digo nada nuevo, a juzgar por los comentarios anteriores, donde te lo dicen todo.
    Mucha suerte y seguro que este puede ser tu mes.
    Besos.

    1. Hola, Asun.

      Me pillas haciendo el cocido de los domingos, pero no podía dejar de contestarte. Dos cañas, tú, dos coca-colas, yo, dan para muchísimo. Lo pasamos bien, ¿verdad?, pues eso es lo que importa.

      Los comentarios siempre exageran, en este caso para bien, pero igualmente me gustan los contrarios, los que te hacen ver los errores, así que -con la venia- te animo a que los emitas.

      Un beso muy grande y mañana nos veremos por ahí.

  19. Buenísima historia y bien contada a la que, para mi gusto, le sobra la última frase. A mi entender no es necesario decir el motivo, no es relevante, y se imagina. En cambio acabar con esa revelación final…
    Felicidades, Towanda. Y un abrazo.

  20. Hola, Miguelángel.

    Gracias por lo de la última frase. Dudé hasta el final si ponerla o no; no sabía si quedaría del todo claro… Ahora veo claramente que sobra, por tanto si lo republico alguna vez será sin ella.
    Desde aquí, te felicito de nuevo por tu micro de este mes.

    Un besotazo, majete.

    1. Hola, Isabel Martínez.

      Definitivamente, la frase final sobra, tienes razón. Te agradezco mucho la observación porque me hace reafirmarme en ello.

      Muchísimas gracias, guapa.

      Un beso muy grande.

    1. Hola, Sheol13.

      Sí que me pasa como a ti. A veces no tenemos tiempo nada más que para las obligaciones y dejamos de lado cosas que nos gustan. ¡Jó, qué pena!

      Gracias por venir. ¿Por qué no te animas a participar aquí? Tú eres un gran cuentista… Piénsalo.

      Un beso.

    1. Hola, Koncha.

      El alias “Towanda” es precioso, aunque esté mal que yo lo diga, porque simboliza muchas cosas que, por supuesto, no soy y me gustaría llegar a ser algún día.
      Tú lo dices muy bien: dos vidas y una muerte.
      Gracias, bonita.

      Besos.

  21. Magnìfica bienvenida realmente Towanda!
    Y como siempre sorprendièndonos al final . . .
    Lamentablente los residuos que quedan de un machismo cultural en tèrmino general, aùn muestran el espejo de lo que tu con tanta destreza lo develas en tu relato.

    Besos y abrazos
    con todo cariño!

Dejar una respuesta