Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT118. CRISIS EXISTENCIAL, de Juan Fuente (Barlon)

Llega un momento en que todo pierde interés.
Al principio competía con los demás, luego simplemente hacía colecciones y al final buscaba lo mínimo para sobrevivir. Hastiado, decidí seguir una alimentación equilibrada: verduras, ácidos grasos… pero no funcionó. Ni tampoco el senderismo ni la natación. Desesperado ingresé en un hospital, sin resultado. Hice yoga, risoterapia, tomé pastillas para la tensión, para los nervios, para la tos…y desistí. Finalmente los libros de autoayuda me vinieron bien. He de aprender a quererme y aceptarme como soy. Los intentos de suicidio han sido un tremendo error.
Me visto como puedo, sin prisa. Salgo de casa y con paso apurado me dirijo al asilo. Tienen la carne dura pero son mucho más fáciles de atrapar, y hoy la putrefacción de las rodillas me está dando la lata. Debe haber cambio de tiempo.

35 Respuestas

    1. Muchas gracias, El fantasma. Por cierto, que ataque os ha dado a todos ahora con el guolquin dez, si los zombis ya los había antes de muriese Franco (vete a saber si no era uno de ellos). Además a mí no me gustan pero tenía que aprovechar la idea de alguien muerto que intenta suicidarse con cosas buenas para la vida.

      Un abracísimo, Compi.

  1. Muy original meter de prota a un zombi. Cuando empecé a leerlo admito que creí que hablabas, no se, de la muerte mismamente.
    Pero el giro final me ha sorprendido.
    Por cierto, un gran título.

    Mucha suerte y ojalá este mes gane yo.
    Besos con sabor a percebe.

    1. Pues sí, Modes, los genios somos así. Tenemos mocos como los demás pero aparte de eso vivimos a otro nivel.

      Mucha suerte a ti también y ojalá ganemos los dos, que aquí hay tres ganadores.

      Besos con sabor a pez martillo.

    1. Ponte en su lugar Cala, tiene que comer. Ten en cuenta que es un zombi. Me da la impresión de no haberlo dejado del todo claro. malo si enseñas mucho, malo si enseñas poco. Gracias por pasarte por mi humilde chabolo.

      Abracísimos.

  2. Humm…me está asustando señor Barlon. Debe ser que yo no he visto Walking Dead y me estaba imaginando otra cosa. ¿Los zombis hacen yoga? ¡Tengo que ponerme al día!. Un abracísimo si le place.

    1. Huy, huy, huy, que con este relato no voy a hacer negocio. Los zombies que quieren suicidarse hacen cosas que deberían sentarles mal, y esas cosas deben ser las que le sienten bien a los vivos. ¿No? No me se ha entendido ná de ná. Snif , snif. Coñe, y este zombie no es de Walking Dead.

      Uno no, dos abracísimos Galicia Calidade.

  3. Viendo los comentarios descubro que es un zombie. Ahora bien, de primeras no lo entendí. Y claro está un zombie no suele hacer yoga. Al grano: creo que toda la primera parte crea una perspectiva que despista y no encaja con la muerte . Y ya sabiendo quien es el protagonista, creo que tu verdadera historia , para mí, empieza en
    “He de aprender a quererme y aceptarme como soy. Los intentos de suicidio han sido un tremendo error ….”
    Y ahí si que hay un muy buen micro, una original historia y un buen desarrollo. Pero sigues siendo bueno.
    Suerte y abrazo.

    1. Ahyy, Antonia, Antonia mía, mi Antonia, Los zombies no hacen yoga, ni nadan, ni toman pastllas pa la tensión. Eso es lo que hacen los vivos para intentar sentirse mejor. ¿Qué haría un muerto para intentar suicidarse? Lo que le hace bien a un vivo. Si un zombie se tira por el precipicio se lo pasará pipa, yo me escalafro, si me muerde un perro como una vaca puede que le quite un cacho de carne sobrante, a mi me la quitaría de la que necesito. ¿Es que tan mal está que no se asocia esas actividades que hace con los intentos de suicidio? Jesusito, que chascazo me estoy llevando. Dame veneno que quiero morir, dame venenooooo…(Ves, esto pal zombie serían peta-zetas).

      Y yo soy bueno siempre, que no muerdo a naide. Muchas gracias por pasarte y molestarte en leerme.

      Abracísimos.

    2. Me ando devanando los sesos para saber el porqué no he captado eso que para ti está tan claro y sin embargo no lo hilvanaba. Y el resultado es que todas esa tretas que en los vivos se pretenden sanas y en consecuencia tú las ponías como nefastas para el prota, van separadas, por punto y por otra frase de los intentos de suicidio. Con una coma y una continuidad, habrías logrado tu propósito brillantemente. Es lo que ahora he conseguido comprender. Espero que no te moleste mi persistencia, pero es que quería saber y entender lo que me explicabas y porque así aprendo y descanso el coco. Otro abrazo.

  4. Ay Barlon, Barlon de mis entrehuesos
    Fíjate si eres bueno que tu: “si me muerde un perro como una vaca puede que le quite un cacho de carne sobrante, a mi me la quitaría de la que necesito”, me ha llevado al :
    Si nos pincháis, ¿no sangramos? Si nos hacéis cosquillas, ¿no nos reímos? Si nos envenenáis, ¿no nos morimos? Y si nos ultrajáis, ¿no nos vengaremos? de “El mercader de Venecia”, a es y a partirme de risa.

    Abrazotes.

  5. Pues la idea es muy buena, de verdad: un zombie que hace cosas agradables para intentar matarse, pero no queda claro en tu relato. Lo he comprendido a través de los comentarios no leyendo el relato en sí. Ahora bien, tampoco te fíes mucho de mi criterio que estoy espesilla últimamente.
    Un besazo

  6. Os voy a morder a todos para contagiaros…rayos…

    Ya idea era un relato para dos lecturas, una de no enterarse de ná, y otra al ver al final que es un zombi volverla a leer y enterarse de todo. Pero no teneis los celebros con tanta evolución como para ello.

    Me voy a suicidar con un peladillo, me lo meteré en la garganta y me estrángularé.

    No hay saludísimos.Voy a llorar a la esquina.

  7. Pues yo me he enterado de que era un zombi en el segundo párrafo, y entonces me he releído el primero y me ha hecho mucha gracia, sobre todo lo de la dieta sana y lo del yoga, que si esta putrefacto el pobre imagínate lo que le pasaría con esas posturitas tan sencillas. Y lo de los intentos de suicidio es genial. Suerte y saludos.

  8. Jo, Ana, que alegronazo me has dado. Lo que te ha pasado a tí es justo lo que buscaba para que le ocurriese a todos, pero se ve que no.

    Te mando tres kilos de besos, un ramillete de abrazos y un cheque en blanco, tan en blanco que no lleva firma ni ná de ná.

  9. Barlon, Barlito, tú alégrate lo que quieras, y la verdad es que en ningún párrafo, queda clarito ni se intuye que hables de un zombie. Incluso cuando tras la aclaración se relee, cuando lo de la carne dura parece que hable de animales, y eso sí es ocurrente, al ser personas, pero lo de la putrefacción en las rodillas podía también ser alguien con problemas de huesos.
    ya te dije que tu micro bueno empezaba donde lo de aprender a quererse. Lo otro, y te lo digo en plan positivo y como yo lo valoro mas bien resta y despista.
    Pero que también te digo lo que te dije que eres bueno. Abrazo.

    1. Antonia, ya no me quieres…Lo malo, el problema es que el micro no iba a ser así, he hecho unos cambios. Creo que no debi tocar el original y volver a escribir uno nuevo para esos cambios. Los retoques no terminaron de encajar del todo bien.

      Joer, a veces se pasa uno de explicativo y otras se queda corto. Pues a mi me sigue gustando ¿que quieres? Si te apetece ver el original pásate por mi blogs que lo he ponido allí.

      Abracísimos.

  10. Sí, el micro es bueno, muy bueno, BUENÍSIMO …. pero, cuando me entero en tu contestación a Miguel, que se trata de un zombi.
    A lo mejor, haber aprovechado el momento ese de las rodillas, o mejor en el titu… me callo.
    Bueno, el caso es que me ha encantado.
    Un abraz… no, mejor un saludito, por si me muerdes… 🙂

  11. Hola, Barlon.

    Vaya micro tan chulo. Me gusta eso de que los ancianos del asilo son más fáciles de atrapar; como las gallinas viejas (duras y que sólo sirven para caldo).
    El detalle de la putrefacción de las rodillas, creo yo, que ya nos advierte de que es un zombi.
    Felicidades y suertísima a fin de mes.

    Muaaaak.

  12. Barlon, me pierdo con tanto zombie. No veo jirones de piel, brazos descolgados ni ojos cayendo de sus cuencas, pero sí veo un texto lleno de ironía, certero en el deseo de cumplir con la muerte y dejarse de vidas tristes y enfermizas con vejez doliente y rodillas putrefactas.
    Me ha gustado mucho y a mí también me duelen las articulaciones cuando va a cambiar el tiempo, será que tengo complejo de alcantarilla jajaja.
    Enhorabuena por el micro.

    http://montesinadas.blogspot.com.es/

    1. Amigo Monty, me gusta que te guste, pero no entiendo muy bien tu comentario. Me da la impresión de qué no has captado en el texto lo que he querido expresar. Aún así no te pegaré paliza alguna, al contrario, te invitaré a unos tragos en agradecimiento por visitar mi chabolo y leer. Y comentar.

      Abracísimos.

  13. Pues muchas gracias Susana. La verdad es que me estais mareando, me estais lanzando de un lado a otro, a unos os gusta y otros no lo entendeis. Pero vaya, sé que no ha quedado como debería, para la próxima un poquito mejor. De nuevo gracias por la visita y el comentario, Susana.

    Besuquísimos.

  14. Barlon, quédate con lo mejor de cada comentario. Valora lo bueno, que lo tiene, y mucho, y valora lo otro, que seguro ya lo has arreglado para tus adentros. y es lo bueno que tiene que opinen los demás, sacar conclusiones y mejorar. Te abrazo para que se te vaya el mareo, o por si te caes por el mismo.

Dejar una respuesta