Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT22. CAZADO, de Susana Revuelta

El pequeño antílope se agita convulsionado sobre la tierra polvorienta, es lanzado por los aires como un pelele y cae preso en las fauces de la leona, que lo sujeta con fuerza.
—Ramírez, ¿está usted sordo o qué? Deje de mirar a las musarañas y salga de una vez al encerado a resolver la ecuación.
En un intento de huida se marca un instintivo zigzag, pero no consigue ponerse a salvo junto al resto de la manada. Su verdugo le oprime el cuello y comienza a sentir que no le llega el oxigeno. En un estertor de muerte trata un escape a la desesperada.
—Señorita, es que me he torcido la muñeca saltando el potro en clase de gimnasia.
La mandíbula de la felina da un giro a su pescuezo y se oye un fuerte craaack que retumba en su cabeza y en toda la meseta del Serengueti. El cielo azul se oscurece y el sol deja de brillar para él, para siempre.
—Recoja sus bártulos y abandone el aula. Esta tarde tendré unas palabras con sus padres. Y no me mire con esa cara de cordero degollado, que todavía no me he comido a nadie, aunque nunca se sabe…

61 Respuestas

    1. Gracias a ti, Esther, por leer y comentar. No olvidemos que aunque evolucionados, somos animales y vivimos en una jungla constante, unos sitios más humanizados que otros, hay que saber cuándo sacar los colmillos.
      Un abrazo.

  1. La formación de las rocas metamórficas -¡Gutiérrez que le veo!- /…/ ¿Te acuerdas Susana de ese simpático anuncio de hace muchos años? Tu texto está tan embebido en circunstancias alegres y dicharacheras que me lo trae a la memoria, en parecido entorno de parvulitos al que tu reflejas. Literatura desengrasante y asaz amena, y apta para que en lugar de un aprobado coseche notable alto o ….¡Susana Revuelta es usted muy pícara! De parte de “J “. ¡¡Buenas Tardes!!

  2. Muy bonito y creo que muy realista.
    ¡Angelito!. Ya está empezando a entender que fuera del regazo de la madre, hay un mundo de colmillos.
    Me has recordado una escena de mi niñez. Mi primo Mingo, ya mayorcito, la gozaba contemplando cómo mi primo Amalio y yo nos engarrábamos (para los no cántabros: nos peleábamos). Un día, no habiendo motivo de pelea, Mingo marcó con un palo dos rayas en el suelo y nos dijo, esta es tu madre y esta la tuya, pisad la madre contraria y, ala, ya teneis motivo para engarraros. Amalio pisó mi raya y mi reacción fue una congoja llorona monumental, que me hizo subir, sin pelea, a mi casa a refugiarme en mi madre. ¡Ama, Amalio te ha pisado!. No sé si ya lo he contado. Estoy viejo.
    Besos Susana

    1. No te había oído esta anécdota, Jesús. Y encantada de seguir escuchando tus historias (…”no es para acaparar, le dijo la madre al pequeño Lavín que dijera al del colmado, cuando esta le envío a por azúcar”…)..
      Hasta que eso pueda volver a ser, me conformaré con leerlas.
      Un abrazo.

  3. Interesante ensamblaje de ambas secuencias, Susana, vaya mente en ebullición la del pequeño ‘antílope’ Ramírez. Me chocó en la primera lectura un poco el uso de aula y bártulos por parte de la profe leona porque me había imaginado más pequeño al angelito, pero al releerlo caí en que le mandaban hacer una ecuación y le llamaban de usted, así que sin pegas ;o) Suerte y abrazo al canto

    1. En el cole al que iba, de curas, a los niños les llamaban de usted y por el apellido y a las niñas por el nombre, unos te tuteaban y otros cansinos seguían con el usted. La escena del encerado y la ecuación más o menos ubican hacia los once o doce años, que creo recordar que es cuando te las enseñaban.
      Un abrazo.

  4. ¡Qué te voy a decir, que no sepas ya!
    Fabuloso, siempre tienes un enfoque original (acuarios??)y me gusta la idea de la “muerte figurada” hasta ahora todos los leídos hablan de la real. Super bien ensambladas ficción y realidad, con ese toque de humor negro tan tuyo, este mes me he ido yo también por ese camino. Esta vez tienes que estar en el top, leona!!!

    1. Ooooh, Mel, muchas gracias. Lo divertido de esto es jugar y experimentar, me alegro que te lances a ello. Y lo gratificante es cuando sale algo chulo, que no siempre pasa. En el top me siento hace tiempo en este blog con vuestra compañía y la de tan buenos micros.
      Un abrazo.

  5. No puedo aportar nada nuevo con mi comentario, excepto quizá que me ha traído a la memoria alguno de los relatos de Cortázar en los que la acción discurre en tramas paralelas que terminan fundidas, aunque no es el mismo caso. Me ha gustado mucho, por su originalidad, su humor y los recuerdos de infancia que convoca. Sí, a mí también me daba pánico que un profe de mates me sacara a la pizarra, se me daban de pena. Un abrazo y mucha suerte este mes.

  6. Agradecida por tu visita, Ana. Lo de las tramas paralelas lo contienen casi todos los micros, que nos conducen a escribir o leer una cosa cuando en realidad es otra. Solo que en este se me fue a dos ambientes totalmente alejados.
    Un abrazo.

  7. En este relato, aunque, en apariencia se leen dos historias separadas, yo veo una sola. Me imagino al estudiante que no presta atención a lo que la maestra dice porque está ensimismado con su celular o tableta (hoy día todos tienen uno) mirando un documental de animales salvajes u otro video sobre el tema. La amenaza de la maestra de reportarlo con sus padres probablemente le infunde miedo, pero lo que realmente le asusta es el comentario final, lo cual él asocia con la imagen que acaba de ver y en la que la profesora sustituye a la leona. Muy buen relato, suerte.

    Saludos.

  8. Susana, este relato me recordaba otro leído tuyo recientemente, y claro, es que es el mismo, dos planos. Por no repetirme, ni desdecirme (jeje), te repito lo dicho en tu blog.
    “Mi reconocimiento a tu trabajo, Susana. Un relato en dos planos que como los vasos comunicantes se rellenan y complementan hasta alcanzar el mismo nivel. Los sueños y la realidad, ahí, en el día a día.”

    1. Enhorabuena, Susana, por esa mención. Para ser de ciencias lo haces muy bien (y también el escribir, jiji). Fue una lástima que no quedara el mío seleccionado pues Saly y yo habíamos pensado en ti para la lectura-representación en Cabezón.

  9. Me gusta lo bien fusionadas que están las tramas, el humor que desprende el relato y lo sencillo que haces que parezca desarrollarlas aunque seguro que te ha costado lo tuyo; consigues que nos imaginemos la escena sin ninguna dificultad, con una narración ágil y fluida.
    Saludos y suerte.

  10. Este micro no creas que me costó tanto, una vez que te metes en canción sale la cosa sola. Lo que no recuerdo es como solapé ambas escenas y me vendría bien para futuras historias. Tengo que tomar-me apuntes.
    Un abrazo.

  11. Hola Susana. Discúlpame porque pensé que lo había comentado ya antes. No sé si conoces a Calvin y Hobbes, peor me ha hecho gracia porque los pesamientos alterno sdel niños parecen los de Calvin. Muy bien levado el salto de lo que piensa el chaval a lo que sucede. Un abrazo.

Dejar una respuesta