Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT52. EL BOTICARIO, de Begoña Heredia

No puedo evitarlo, al fin y al cabo, antes o después todos hemos de morir. La semana pasada fue Doña Elvira, la anterior su marido, ayer le tocó a Jacinto . Como siempre lo tengo todo preparado. Temprano por la mañana, después del pulcro afeitado, rocío mí cara con loción y tras ponerme como otras veces el traje de los domingos, despacio recorro la calle. Se oyen los llantos desde fuera. Dentro, la acostumbrada escena. Al hombre, ya frio, le rodean los parientes cercanos, vecinos y las mujeres contratadas. Las velas ahúman, ahogando el olor nauseabundo del cuerpo, que se mezcla con el aroma a canela de los bizcochos. Me quedo en el umbral de la puerta y desde allí la miro; está preciosa cuando llora. Es del pueblo de al lado, solo la veo cuando las campanas tocan a muerto y eso me basta. Pero hoy su llanto es diferente, no es un lamento pagado ni fingido. Sintiendo el mordisco de los celos me dirijo a la botica. De la trastienda cojo uno de los habituales frascos y lo destapo sabiendo que mañana, entre las velas y el olor de los bizcochos, ella solo derramará sus lagrimas por mí.

21 Respuestas

  1. ¡Dios santo! Morir para que una bella mujer llore en su tumba mprrr qué horrible. Desde luego Sotirios pensaría otro maquiavélico plan como conquistarla, pero Begoña tu protagonista es un poco cobarde y desde luego muy loco. Un fuerte abrazo, Sotirios.

  2. Si, si, llantos pagados y fingidos, el tipo como una cabra, morir por amor (otra locura), tanto estudiar farmacia, con lo dificil que es pa malemplear el conocimiento, pero…. joder, que buen relato!!

    Envidia que me da!!

    Un abrazo y enhorabuena, Begoña.

  3. Pues gracias a todos por comentar. Un loco , un cobarde, pues si, todo eso es el personaje, pero hay algo mas que tambien es y creo que no he sabido transmitirlo porque no lo habeis pillado ninguno de momento. Me cachis.

  4. O sea, que los mataba para que la chica que le gustaba viniese al pueblo? Madre mía, cómo están las cabezas, menos mal que este boticario se muere de amor, literalmente, y deja al resto del pueblo en paz. Un abrazo y suerte.

  5. Romántico, romántico en el sentido del buen romanticismo. Con aroma de otoños mezclado con esos que tú esparciste en el relato. Qué bien dibujados los personajes con poquitos trazos. Un gusto leerte.
    Abrazo y suerte.

    1. Gracias Maria, el que te haya resultado agradable de leer, para mi es todo un logro, hay textos que suelen ser un poco pesados y en la segunda linea, te dan intenciones de no seguir leyéndoles. Un abrazo

  6. Begoña, qué maravilloso relato, qué composición haces del boticario, que podría figurar entre las grandes figuras románticas de esos novelones del siglo XIX, y cómo retratas el mordisco de los celos, que hasta duele a nosotros. Ese destino final que has elegido para él es un broche para enmarcar. Estupendo.
    Saludos y suerte.

Dejar una respuesta