Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT57. —273 °C, de David Rubio

Hubo un tiempo en que la consciencia estuvo formada por incontables cuerpos. Eso fue hace eones, cuando las estrellas daban calor. Ahora, apenas unas décimas por encima del frío absoluto, vaga por la oscuridad infinita del espacio.
En un instante indeterminado percibe un flujo de energía; algo distinto a ella.
—¿Quién eres?
—Soy la Muerte.
Una reminiscencia lejana llega a la consciencia; un recuerdo almacenado por todas las formas de vida que han evolucionado desde la creación hasta culminar en ella. Y entonces pregunta:
—¿Éste es el Fin?
—Sí.
Los dos entes se confunden, envueltos en un silencio eterno.
—¿Cómo es el lugar a dónde me llevarás?
—No he venido a por ti, sino a acompañarte. Nada más vive en el Universo; nada más me queda por hacer. Contigo, yo también desapareceré.
Y juntas esperan a que bajen esas décimas que detengan hasta la partícula más pequeña del Cosmos.

19 Respuestas

  1. Será así el final de todo? si solo queda la propia muerte para cerrar el circulo de la vida es como si fuera el principio de otra esencia.
    Te doy al enhorabuena por el trabajo tan original, es diferente a lo que por ahí circula en relación al tema de la muerte. como tu dices en tu comentario que es muy esclarecedor es “la muerte de la propia muerte”.
    Besos de vida.
    Puri

    1. Sí Dulcinea. Esos 273 grados bajo cero es la temperatura que marca el fin de toda actividad en las particulas. Eso sucederá cuando las estrellas se apaguen y el Universo se expanda infinitamente.

  2. Me ha sorprendido y gustado la idea de que cuando todo muera, la muerte dejará de tener sentido y ella también morirá. En este supuesto el escenario ideado tan galáctico encaja estupendamente. Idea muy original!!!

  3. David, me ha parecido muy original poder llevar a cabo esa hazaña donde la muerte desintegra a la muerte, Algo inusual, de ficción, pero en un tema tan arduo como es la muerte.

    Mucha suerte.

    Un saludo.
    Rosa.

Dejar una respuesta